¡Aquí estamos!

Feb 22nd, 2012 | By | Category: Editoriales

“Abstinencia…”

Lic. francisco Javier Álvarez de la fuente

alvarezfj.2@gmail.com

En la Iglesia Católica, la Cuaresma da inicio con el miércoles de ceniza, que en éste año corresponde al miércoles 22 de febrero, en el que todos los que nos decimos y los que somos cristianos católicos acudimos a la imposición de ceniza, con lo que simbolizamos que estamos entrando a un período de cuarenta días de penitencia, y que reforzamos con el ayuno que la Iglesia nos señala en dos días uno el miércoles de ceniza y el otro el viernes Santo, además de abstinencia de comer carne todos los viernes de cuaresma.

La cuaresma (latín: quadragésima, «Cuadragésimo día (antes de la pascua)») es el periodo del tiempo litúrgico (calendario cristiano) destinado por la iglesia Católica Romana y la Iglesia ortodoxa, además de ciertas iglesias evangélicas, aunque con inicios y duraciones distintas, para la preparación de la fiesta de Pascua.

La cuaresma comienza oficialmente el miércoles de ceniza y termina antes de la misa de la cena del Señor el Jueves Santo. Son 40 días de preparación para la Pascua. La duración de cuarenta días proviene de varias referencias bíblicas y simboliza la prueba de Jesús al vivir durante 40 días en el desierto previos a su misión pública.

También simbolizan los 40 días que duró el diluvio, además de los 40 años de la marcha del pueblo Judío por el desierto y los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto. A lo largo de este tiempo, los fieles católicos son llamados a reforzar su fe mediante diversos actos de penitencia y reflexión.

El Instituto Federal Electoral, también tiene su propia cuaresma o veda electoral y consiste en el lapso durante el cual rigen una serie de prohibiciones legales vinculadas a la propaganda política, que sólo se aplican cuando hay elecciones, y pueden comenzar unos días antes y terminar horas después.

Uno de los propósitos de estas prohibiciones sería la de permitir que en el período inmediatamente anterior a la elección sus participantes puedan reflexionar, teóricamente sin influencias, sobre su voto y es por ello que se utiliza el término jornada de reflexión para los días previos a la elección política, durante el cual rige la veda electoral, debido a la bendita ley electoral –que, por cierto, todo mundo patea por estos días- los candidatos callaron y durante los próximos 45 días no escucharemos sus interminables discursos ni la retahíla de promesas imposibles de cumplir.

No veremos sus rostros casi perfectos por obra y magia del fotoshop, ni sus sonrisas de maniquí.

¿Qué vamos a hacer ahora luego de que ya nos habíamos acostumbrado a que las campañas ensuciaran y afearan nuestras ciudades? ¿Cómo llenar nuestros oídos y vista

de basura electoral? Y lo peor vendrá después de esos 45 días las campañas van a regresar pero con el triple de spots, discursos, candidatos, espectaculares, anuncios, bardas, pendones, posters, etc.…

Yo creo que el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, requiere de una pero muy buena reforma que no impida que los partidos políticos y candidatos, se manifiesten abiertamente promocionándose pero sobre todo informen a la ciudadanía cuales son sus propuestas de gobierno sin que se denigren con guerras sucias, como ha ocurrido en elecciones anteriores.

Pero mientras eso ocurre, todos los cristianos católicos y los que no lo son pero que si son hombres y mujeres de buena voluntad, así como los políticos de todos los colores, preparémonos para la fiesta de pascua de acuerdo con sus propias creencias con actos de reflexión que nos serán de mucho beneficio a todos y nosotros para hacer lo propio… ¡Aquí estamos!

Leave Comment

*