Cuestión pública

Feb 23rd, 2012 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo

BATALLA POR EL SEGUNDO LUGAR

La verdadera batalla electoral entre Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador se dará en los próximos tres meses de campaña para alcanzar o superar el segundo lugar, del resultado de esta confrontación dependería el triunfo o la derrota de Enrique Peña Nieto en la elección presidencial.

¿Por qué decimos lo anterior? Porque el ex gobernador mexiquense tendría asegurado el triunfo si el voto priista y antipriísta se divide entre el PAN y PRI, como  segundo y tercer lugar respectivamente o viceversa, o en su caso si se registra un empate entre la ex secretaria de educación y el tabasqueño.

Tengamos presente que según la encuesta,  de Jorge Buendía para el Universal, que da la delantera a Enrique Peña con 48 puntos de intención de voto, 32 puntos a Josefina Vázquez Mota en el segundo lugar y 20 puntos a López Obrador en tercero.

De ese modo dichos resultados son parecidos a la primera que publicó consulta Mitofsky, salvo porque destaca la diferencia entre el segundo y el tercer lugar y la reduce entre el segundo y el primero.

En consecuencia López Obrador se rezaga, Peña Nieto reafirma su delantera amplia, pero menor que en la encuesta previa y Vázquez Mota se queda en un firme segundo lugar.

Si bien es cierto que conforme a estas mediciones se desprende que AMLO no se ha estancado, porque ganó dos puntos, también lo es que JVM se ha ubicado en a un sólido segundo lugar, posición que dará paso a la especialidad electoral del PAN que es polarizar la carrera en su favor. Lo hizo en el año 2000 y 2006

Ahora bien en un ejercicio de especulación, al PRI se le puede complicar la elección, en el caso de que para abril la distancia sea mayor a 10 puntos porcentuales entre Andrés Manuel y Josefina. Un 32 contra 21, por ejemplo, podría desencadenar el a favor de la panista el efecto del «voto útil», que dañó tanto al PRI en 2000.

Hoy los panistas parten del sofisma de que la percepción del tercer lugar ya no tiene posibilidades, porque la brecha con el segundo se puede abrir demasiado, que provocaría que muchos simpatizantes de AMNLO prefieran sufragar por la opción panista, en aras de impedir el regreso del PRI a los pinos.

Por otro lado la guerra ya desencadenada entre el PRI y el PAN, entre sus respectivos  candidatos presidenciales y entre sus directivos, constituye un botón de muestra de que se encuentra ya en operación la esperada polarización panista de la elección presidencial.

De tal suerte que Los «cuartos de guerra» albiazul y negroamarillo lo saben y se aprestan a actuar en consecuencia. Aunque el enemigo a vencer el 1 de julio se llame Peña Nieto, tanto López Obrador como Vázquez Mota saben que no tienen ninguna posibilidad si antes no logran conquistar una significativa ventaja del uno sobre el otro.
En esa tesitura, por ahora todo parece indicar que JVM tiene mayor posibilidad de convertirse en el segundo lugar de la competencia. Gracias al triunfo contra Cordero-Calderón para hacerse de la candidatura del PAN y sobre todo haber vencido a una maquinaria pan-gobierno que intentó aplastarla con usos y abusos de recursos oficiales, le ha dado un impulso momentáneo en la opinión pública.

Cabe señalar que lo «negativos» de Josefina  son bastante menores que los de Andrés Manuel. Sin embargo todavía es pronto para conocer el impacto real del llamado factor «género» en la disputa electoral, de ahí que la ex titular de la SEDESOL tendría un plus adicional para conquistar el voto femenino.

Así pues en opinión de analistas, el triunfo de Peña Nieto está asegurado si el tercer lugar obtiene más de 20%. Tan sencillo como eso. En los próximos meses veremos a los tres partidos jugar a estas matemáticas. PRD y PAN tratarán de hacerse pedazos uno al otro de aquí a mayo.

De ahí que los especialistas estiman que conforme transcurra la intercampaña y campaña electoral comenzará a acortarse la diferencia entre los candidatos presidenciales, aunque reconocen que el posicionamiento del abanderado priista sigue ubicándolo como “inalcanzable”, muy por arriba de JVM y de AMLO.

En definitiva todo parece indicar que la contienda electoral será  entre Enrique Peña nieto y Josefina Vázquez Mota por ser esta la que registre números al alza en las preferencias electorales, sin descartar una sorpresa de AMLO.   Por lo que en una hipótesis el voto a AMLO estaría migrando a favor de Peña o a favor de Josefina; en contra de Peña, o en contra de Josefina.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*