La "hulera" del PRD

Feb 27th, 2012 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Dice la Ley que a más tardar el uno de marzo (2012) deberá estar retirada de la vista del público todo tipo de propaganda de los precandidatos.

Esto quiere decir que deben borrarse bardas, espectaculares y retirar lo que huela a precampaña de los suspirantes por todos los partidos.

Pero en Tamaulipas ¿quienes hicieron uso de las precampañas con tantos recursos? Que se sepa solo un individuo utilizó la “hulera” a diestra y siniestra: Cuitláhac Ortega Maldonado, del PRD.

Utilizó los medios de difusión impresos, bardas, mantas, espectaculares, por lo cual ahora deberá ser “ejecutado” por el desconfiado IFE en la auditoría de los recursos que utilizó, y la procedencia de los mismos.

Cuitláhuac es el perredista proveniente de San Luís Potosí que quiere ser senador por Tamaulipas a como de lugar, y en la prejornada hizo una demostración de dispendio de lana, lana a lo bestia.

Pero el jovenazo avecindado en la zona sur de la entidad, no tiene todavía la candidatura en la bolsa, lo cual también mantiene “temblando” a los partidos PAN y PRI por aquello de que pudiera derrotarles a sus candidatos.

Y bueno, ningún otro precandidato tendrá que borrar precampaña, solo el aludido ¿y si no la borra? Ahí estará el infalible IFE que ahora interviene por oficio (sin que haya denuncias).

En un breve recuento digamos que las campañas inician formalmente el 30 de marzo, o sea que falta un mes de veda para los señores candidatos (menos para el vocero de Josefina Vázquez Mota, llamado Felipe Calderón).

A partir de entonces, los candidatos deben difundir su propaganda en los espacios que les asignen los ayuntamientos, en propiedades particulares o en volantes de mano en mano.

Está prohibido grapar o pintar mensajes o siglas de partidos o candidatos en árboles y accidentes geográficos, equipamientos urbanos, banquetas o señalamientos viales.

Claro que no se pueden fijar anuncios en oficinas públicas y tampoco hacer proselitismo entre el personal de las mismas.

Ya veremos si el Instituto Electoral evita que los partidos y sus candidatos se hagan propaganda en las piedras de la ruta de Rumbo Nuevo, donde son muy comunes las “pintas”.

El bombardeo permanecerá hasta el 27 de junio, tres días antes de los comicios, cuando deberá entrar otra vez la veda de mensajes (tiempo para que los ciudadanos mediten su voto).

Otra cosa: La propaganda toda, deberá imprimirse o elaborarse en base a materiales reciclables o biodegradables ¿se irá a cumplir? Hay que verlo cuando llegue su tiempo.

Y si mencionamos a los candidatos presidenciales, solo destacar la última encuesta de Mitofsky en que una vez más establece mucha distancia entre los “punteros” Enrique Peña Nieto y Josefina Vázquez Mota.

Luego entonces resultaron “patito” las encuestas del Felipe Calderón, mejor conocido como el vocero y coordinador de la campaña del PAN a la presidencia.

Según el dato de Mitofsky, al mes de febrero la intención del voto a favor de Peña es del 40 por ciento; un 25 para “Chepina” y el 17 para Amlove.

En cuanto al PANAL y su candidato, se le adjudica la posibilidad de obtener el uno por ciento de los sufragios para Presidente y el 1.5 para diputados, con lo cual perdería su registro.

Con relación a los partidos, la diferencia entre opiniones positivas y negativas es la siguiente: PRI un 14 por ciento; PAN el tres por ciento; PRD menos un 19 por ciento y PVE menos un once por ciento.

Siempre de acuerdo con Mitofsky, si hoy fueran las elecciones, el PRI se iría con el 46 por ciento del voto para diputados y el PAN con el 30, dejando a las izquierdas el 22 por ciento.

Un dato más refiere que la situación del 2012 es muy diferente a lo que se dio en los procesos eleccionarios del 2000 y 2006.

Para febrero del 2000, el candidato priísta Francisco Labastida llevaba una ventaja del siete por ciento sobre su oponente Vicente Fox Quezada, y al final ganó este.

En 2006 el más popular era López Obrador, con una ventaja del nueve por ciento –del mas cercano competidor-, y al final mordió lodo. Ahora la ventaja del tricolor es del 19 por ciento.

Se presume que en Tamaulipas –encuestas realizadas- la ventaja también la lleva el PRI como partido en cuanto a la intención del sufragio, sin que se haya sondeado la popularidad de los aspirantes al senado y las diputaciones.

Ese es un trabajito para el ahora coordinador de las campañas para presidente y diputados, Raúl González García, el ex Secretario del Trabajo en el Gobierno del Estado.

Oficialmente no se ha dicho sobre al función del señor González, pero todo indica que por ahí va. Su chamba será la de operador, de genio del enfoque y desarrollo de las jornadas tricolores.

Es la primera vez en la historia priísta en el estado en que se maneja este tipo de coordinaciones. Siempre habían sido independientes por distrito y por candidato al senado.

Los conocedores del medio solo tienen un antecedente de las campañas para el senado, y fue en 1982 cuando las candidaturas de Salvador Barragán Camacho y Américo Villarreal Guerra.

Por aquellas fechas los recursos y la campaña fue coordinada por el dirigente petrolero, y Américo solo andaba de “arrimado”.

A como está la situación política en las oposiciones, lo más probable es que González rendirá buenas cuentas a su partido y al primer priísta, aunque sea poca su experiencia sobre el tema.

Además, nadie nació sabiendo, por algo se tiene que empezar.

Nos vamos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*