Entre comillas

Abr 8th, 2012 | By | Category: Editoriales

Por;  José Luis Ávila

LAS “TRANSAS” DE UN ALCALDE

1.- Hablar de las maravillas turísticas con las cuales cuenta Tamaulipas es como sentir la hermosa tierra a la que pertenecemos, sentir el trabajo de nuestros antepasados y todo lo hecho por ello para tratar de que estos bellos lugares de la entidad sigan prevaleciendo y perduren para las nuevas generaciones.

Y más cuando se cuenta con pueblos mágicos como ahora se le llama a la cabecera municipal de Tula, claro sin olvidar ni dejar a un lado lugares como Jamuave y Miquihuana, por mencionar algunas de aquella bella región del altiplano.

Son lugares donde aun algunas familias viven todavía en un solo cuarto, con piso de tierra, en terreno prestado, con una cama, una mesa, un anafre y un ropero sin puertas, pero también es hablar de la ignorancia en  la cual se han envuelto de alguna forma las autoridades del ITAVU, al no pretender voltear el rostro precisamente a esta región donde verdaderamente nuestra los necesitan.

Pues mientras los representantes de estas oficinas se dedican a disfrutar de los recursos que ahí se generan, viatican a ciudades fronterizas, aprovechan las playas, y no de Tamaulipas sino de otro lugar del País, mejor dejan para otros tiempos y otros momentos destinarles la importancia que se merecen la gente que vive en la región del ex cuarto distrito.

Y es que viajar o visitar esta región, donde en verdad si existen gente quienes necesitan de toda la ayuda federal y estatal, no es posible que a estas alturas dichas autoridades pretendan olvidar a estas familias quienes usan agua de pipas; para tener luz “se cuelgan” de los postes y su único aparato electrodoméstico es una grabadora vieja de cassetes sin tapa, escuchando todavía música vieja de los Montañeses del Alamo y los Alegres de Terán.

Lo bueno de todo ello, a parte de las bellezas turísticas, es la belleza de la  modestia y sencillez caracterizada en esta gente, su evidente nobleza y el trato alegre con el cual reciben a quienes los visitan; sus modestas casas con perfume a leña quemada  que cuando entras te reciben con aquella alegría envidiable; viven en parajes, en milpas altas, que en verdad son lugares muy especiales con una escenografía fuera de lo normal y de lo común, y mismos sin anticipar nada te invitan un buen café negro de olla, un te de canela o uno con sabor a sácate de limón.

En cambio la tristeza que se siente una vez que de ellos te alejas es eso cuando meditas y dices hacia tu interior, no es posible  que las autoridades los tengan plenamente abandonados , es gente en verdad pobre y calificada sus zonas como las más marginadas, si graniza o llueve mucho, tapan con todo lo que encuentran los huecos de la casa que tienen techos con lamina de cartón, pero eso si, con imágenes de algún candidato priísta que solo los fue a utilizar y con el paso del tiempo también los olvido.

Por si fuera poco, con ello quiero hacer hincapié, la serie de malos manejos que hacia el interior del  ayuntamiento de Tula se viene dando luego de las acusaciones de prepotencia y un supuesto enriquecimiento familiar entre la gente del actual alcalde, René Lara Cisneros, pues en reciente visita hecha por el Gobernador del Estado, Egidio Torre Cantú, a este municipio mágico donde entregó tractores y otro tipo de maquinaria agrícola casi de inmediato fueron incautadas, por así decir, a través del mismo alcalde Lara Cisneros.

Todo ello causó gran indignación entre la gente de aquel lugar, pues también se enteraron que dichos beneficios solo fueron para una sola familia ya de por si próspera en recursos económicos, incluyendo en ello hasta gente que ni campesinos son pero si se desempeñan como simples burócratas del estado.

Es decir, no se respetó la necesidad en la cual se encuentran los auténticos campesinos, los auténticos hombres del campo quienes viven de todo aquello proporcionado por la buena bendición del campo.

Lo malo de todo ello es como la ambición corroe a estos personajes del propio ayuntamiento y de paso opacan la buena voluntad del Gobernador del Estado, Egidio Torre Cantú, pero mas su gran programa y proyecto de mecanizar al campo, pues utilizan estos beneficios directos para los productores del campo mas no para un reducido numero de personajes envueltos en la política de aquel bello y mágico pueblo de Tula.

Y hasta se mencionan los nombres de personajes importantes, inmiscuidos en este problema, integrantes de la CNC de Tamaulipas, así como de la Secretaria de Desarrollo Rural, por ser ahí donde se efectúan estas operaciones y triangulaciones dejando a un lado la verdadera causa. Saludos para  Alejandro Ceniceros Martínez quien ya va en plena recuperación, pero también para Lorenzo López, ambos grandes amigos de este su servidor.  Ya veremos los resultados. Correo electrónico; joseluis_avila_2@hotmail.com

Leave Comment

*