Julio César Martínez, ex diputado y regidor, un pillo con historia

Abr 22nd, 2012 | By | Category: Reportajes

Guemes, Tamaulipas.- Los ejidatarios están molestos con el diputado perredista Julio César Martínez Infante, quien tiene más de diez años tratando de apoderarse de 25 hectáreas que le pertenecen a «Ricardo Flores Magón», del municipio de Guemes.

«El es el menos indicado para hacer esto», señala un integrante del comisariado, quien cuenta que, en definitiva, Julio César perdió la pelea ante los tribunales pero se niega a cumplir con la Ley.

La resolución es muy clara:

«Se condena a Julio César Martínez Infante a entregar y desocupar en favor del ejido en comento la superficie de 19-37-18 hectáreas…».

El dictamen se emitió otorgando un plazo de 15 días al ahora ex diputado para que regresara la superficie, «apercibido de que de no hacerlo, este Tribunal Federal, en los términos del artículo 191 de la Ley Agraria, sin necesidad de realizar pronunciamiento alguno, procederá a su entrega».

Sin embargo, el ex dirigente estatal del PRD se ha negado a acatar las instrucciones de las autoridades y sigue posesionado del terreno.

Fuentes de la comunidad indican que, en el ciclo del alcalde Gustavo Cárdenas Gutiérrez, cuando Julio César fue regidor, los estuvo amedrentando para que no lo demandaran. Y lo siguió haciendo como dirigente del partido y luego como diputado.

El ahora regidor habría llegado a la región con el argumento de que su padre, un ex agente de tránsito ya fallecido, le había donado una superficie de 25 hectáreas.

Y tal vez sí hubo la herencia, comenta el ejido, pero la tierra está en otro lado y no donde el invasor circuló.

EL EJIDO DESDE TIEMPOS DE RAVIZE

Para ubicación, es necesario señalar que el ejido Flores Magón (zona urbana) se encuentra en el municipio de Guemes, pero las tierras en disputa pertenecen a Victoria.

El ejido cuenta con una presa llamada «El Sauz», que se surte del arroyo conocido como La Luz. Y fue precisamente el área del vaso la que tomó Martínez Infante.

«Se metió con escrituras testimoniales que no tienen ninguna validez», manifiesta uno de los ejidatarios inconformes.

Y agrega: «Circuló y se le echó encima al ejido, pero entonces tenía el apoyo de Gustavo…Aunque sigue terco en eso».

En seguida, se van mostrando los documentos en que el ejido paga su impuesto predial desde 1973, cuando fue construida la presa.

Los documentos indican que en la época del Gobernador Manuel A. Ravizé, el gobierno del estado compró las 25 hectáreas para construir la presa en beneficio de la comunidad.

La escritura fue firmada ante notario el 23 de agosto de 1973 por el Gobernador Ravizé y el Secretario General de Gobierno, Mario Garza Ramos. Quedó registrada en la sección 1, No. 6616, legajo 134.

Desde entonces Flores Magón  paga impuestos, y ahora lo hace en Victoria, dado que las tierras están en aquel municipio.

Allá por 1992 fue cuando vieron que su tierra era circulada por Martínez Infante, y de inmediato  presentaron las primeras demandas en los tribunales agrarios, como la número 606/2002 y la número 771/2003.

«Supuestamente su padre (Miguel) había comprado un pedacito, pero se hizo de todo, cuando en realidad su terreno está por el lado de abajo», indican los ejidatarios.

Según esto, el político del PRD tiene la clave catastral 185, pero se metió a la 118, que es el terreno que pertenece a Flores Magón.

La disputa ya tiene años y parece que ha llegado a su fin. Intervinieron ingenieros por las dos partes y hasta terceros, que fueron los que le dieron la razón a la comunidad.

Cuando comenzó el problema, el ejido decidió cambiar el régimen de propiedad particular de las 25 hectáreas, para entrar en el comunal.

Flores Magón se fundó el 29 de julio de 1929 con una dotación de 672 hectáreas para 62 personas.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*