Cuestión pública

May 8th, 2012 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo.

¿QUIEN GANÓ EL DEBATE?

Entre descalificaciones y aclaraciones más que propuestas, se realizó el primer debate entre los candidatos presidenciales, Josefina Vázquez Mota (PAN) y Andrés Manuel López Obrador (PRD, PT y Convergencia) quienes arremetieron contra Enrique Peña Nieto (PRI y PVEM), circunstancias que Gabriel Quadri (PANAL) aprovechó para subir en las preferencias ciudadanas y cibernautas.

Si se debe hablar de un ganador en el debate en términos estrictos del formato, este lo fue Gabriel Quadri ¿Por qué lo decimos? Porque fue el único que alineo con claridad y precisión los qué con los cómo de sus propuestas. Porque manejo muy bien su imagen, proyecto seriedad  y fue el más estructurado y porque no tenía nada que perder.

Porque aprovechando que nadie lo tomaba en cuenta, vendió bien el perfil ciudadano, separándose de los políticos, triunfo que seguramente permitirá mantener el registro al partido de la maestra Gordillo que por cierto también es política.

Porque además Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador  se olvidaron las propuestas y de la réplica a sus adversarios, para gastar buena parte de su tiempo a tratar de tumbar a Enrique Peña Nieto.

Por tanto el ambientalista Quadri tuvo todo el tiempo del mundo no solo para explicar sus proyectos de gobierno sino hasta burlarse de los políticos como grupos de poder en constante pleitos e incluso cuestionar a AMLO sus políticas populistas y la construcción de los segundos pisos viales.

El ataque contra Peña Nieto lo inició Vázquez Mota, quien acusó al gobierno del Edomex de corrupción, falta de transparencia, mentiroso, inseguridad pública, incremento feminicidios y demás lindezas. Quedó evidente que la estrategia de la panista previo a presentar sus propuestas, lanzar todo aquello que pudiera debilitar a Enrique Peña Nieto.

A su vez, López Obrador como siguiendo el guión de JVM, insistió en sus intervenciones con la monserga de la mafia que se robó el Estado, el gobierno, el país, las elecciones y el tema de las televisoras, recurriendo al argumento de que Peña Nieto es hechura de Carlos Salinas y que las televisoras pretenden imponerlo a los ciudadanos.

Ante  la embestida de Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador contra Enrique Peña Nieto, éste reviró diciendo que parecía que ambos se habían puesto de acuerdo para atacarlo.

A su vez, y a pesar de que el candidato del PRI trató de capotear el temporal Peña Nieto equivocó buena parte de su táctica. ¿Por qué? Primero, porque mordió el anzuelo de la estrategia que le tiraron los panistas y perredistas y Peña Nieto cayó en la trampa.

El PRI y su candidato EPN, puntero en la mayoría en las intenciones de voto, tropezaron en el debate. Peña Nieto quedó en tercer lugar, fue víctima del fuego graneado desde las trincheras a la derecha y a la izquierda. No hubo sorpresas Una realidad Peña Nieto no gano el debate pero tampoco se desplomo.

El nerviosismo le ganó a la solidez de sus respuestas y guardó silencio a cuestionamientos sobre corrupción con la metáfora de santana y la réplica del tema de bejarano entre otros.

¿Cómo afectará el debate que vimos, en las preferencias electorales con las que llegaron los candidatos al debate? ¿La tunda que le dieron a Peña Nieto le quitará votos?, para dárselos  a JVM y a AMLO que según observadores obtuvieron el segundo lugar del debate. Lo veremos en las próximas encuestas.

En definitiva el debate no mostró nada nuevo, salvo la destacada actuación de Cuadri, la mayor parte del tiempo los candidatos de la izquierda y de la derecha tuvieron como objetivo debilitar al puntero, tratar de derribarlo, hacerlo caer, Peña Nieto la libró. No ganó, pero tampoco se derrumbó, como muchos pronosticaban.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*