Cuestión pública

May 18th, 2012 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo.

EDUCACION  Y EMPLEO. 

En un tiempo se tuvo la creencia que la educación constituía un factor de movilidad social. La educación en México, se encuentra rezagada, disminuida, politizada, que ha motivado de enfrentamientos e intereses mezquinos, que han dado como resultado un país de reprobados. 

De ahí que los profesores vegeten en manifestaciones y mega puentes con la complicidad de la SEP y su equivalente en las entidades federativas, se ausentan por reuniones sindicales y en el peor de los casos simulan estar enfermos. Además  los mentores engañan para poder  quedarse en el sistema educativo y los estudiantes salir de el.

Así pues esta holgazanería trae como resultado educadores ignorantes y reprobados  y con un abierto rechazo a la evaluación no obstante ser por ley.

Por otro lado el gasto en educación ha tenido una tasa de crecimiento mayor que la del  gasto de gobierno  federal, sin embargo  ha sido insuficiente para crear mano de obra calificada  para el sector industrial. Se considera que es uno de los factores importantes que determinan una mayor posibilidad  de conseguir mejores empleos.

Cabe decir que la teoría del capital humano  considera la educación formal  como un gasto de capital y no como un bien de  consumo, es decir que la educación aumenta la capacidad del trabajo  para producir bienes materiales porque contribuyen al crecimiento económico y el empleo.

 También considera un mayor crecimiento económico acompañado por una ampliación del sistema educativo, que  genera movimientos  hacia una distribución del ingreso menos desigual. 

Sin embargo conforme con el enfoque crítico de la teoría del capital humano, este nos dice que no existe una relación de causalidad  entre la escolaridad  como bien  de inversión  y el crecimiento de la productividad, ya que la inversión de educación es vista en el contexto de cambios en las condiciones económicas  y en la estructura social.

De esta suerte la distribución del ingreso está en función  de la oferta  y demanda, de la elasticidad y de la correlación positiva  entre las habilidades  y la disponibilidad de fondos. Por tanto la escolaridad  puede ser considerada  como un proceso  a través  del cual se asigna  un papel ocupacional independientemente de la productividad.

Por consiguiente la educación  solo facilita  el acceso  a mejores trabajos  ya que lo que determina la productividad  son los elementos no cognoscitivos  adquiridos en la escuela, como son  los modos de comportamiento, actitudes  y la aceptación  de su papel dentro de un sistema  jerárquico de producción.

Conviene subrayar que un trabajo con mayor ingreso no está determinado  por una mayor o menor  escolaridad,  sino por la clase social  de la que proviene el trabajador, como efecto  de la habilidad  personal  y el éxito en el proceso  escolar  que se origina en la formación familiar. 

Cabe señalar que la habilidad es un factor importante para explicar las variables  de salario, como resultado de la interrelación  entre habilidad, educación  y clase social. El gasto de educación todavía es insuficiente  ya que hay una alta tasa de deserción  escolar  debido a la desigualdad en la distribución del ingreso.

En lo concerniente a los programas de capacitación, entrenamiento y la educación antes de disminuir los niveles de desempleo han funcionado mejor para la redistribución tanto del  empleo como el desempleo, que se traduce en mano de obra sobre educada pero desempleada.

Por consiguiente la educación  solo facilita  el acceso  a mejores trabajos  ya que lo que determina la productividad  son los elementos no cognoscitivos  adquiridos en la escuela: modos de comportamiento, actitudes  y la aceptación  de su papel dentro de un sistema  jerárquico de producción.

En consecuencia el gasto de educación todavía es insuficiente  ya que todavía  hay una alta tasa de deserción  escolar  debido a la desigual distribución del ingreso.

Está visto que la política educativa tiene que modificarse para  aumentar los niveles  y mejorar la infraestructura  de la educación y dejar que autónomamente el proceso desarrollo impulse  los niveles de educación superior  y de capacitación  en el propio trabajo.

En materia de educación superior  las profesiones liberales tradicionales como la abogacía, contaduría, medicina, no tienden a disminuir y disciplinas técnicas  como la ingeniería, que están asociadas en forma más directa con el desarrollo económico, habiendo aumentado la estructura ocupacional,  debido   en gran parte  al proceso  de desarrollo y a la movilidad  de la mano de obra.

En definitiva el sistema educativo en México requiere de un mejoramiento  real  en la calidad de la educación, que facilite el aprendizaje de los escolares, la realización de la evaluación a los alumnos, los educadores y autoridades educativas que permita medir el desarrollo y los avances de la educación. La escolaridad es un proceso  ocupacional independientemente de la productividad.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*