Peña Nieto “prende” a sus fans: ¡Contigo hasta los Pinos!

Jun 6th, 2012 | By | Category: Entrevistas y Crónicas

Tampico.-  Brincan las cámaras y celulares, y las quinceañeras y otoñales se avalanzan sobre el candidato.

La mano, la foto, besos los menos y, sobre todo, los recuerdos que llevarán en la posteridad de sus años. Quieren tocarlo, y él, a dos manos, corresponde a los afectos.

Una “ración” de 25 minutos de “manoseo” con el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto. Son los clubs de “fans” que aparecieron como por arte de magia con su lema ya famoso:

-¡Contigo hasta Los Pinos!.

Se “prenden” cuando les responde él con firmeza: Faltan 25 días para ganar la Presidencia de la República.

Juventud que se impone. Ellas con Enrique; ellos quieren la foto con su esposa Angélica Rivera, mejor conocida como La Gaviota.

Un Centro de Convenciones a reventar que superó las expectativas de los organizadores. Vinieron grupos desde la parte más alejada de Tamaulipas: Nuevo Laredo, a no menos de 850 kilómetros.

Como le dijo la joven diputada Griselda Carrillo Reyes a su candidato:

-En esta tierra nos gusta empeñar la palabra, no nos sabemos rajar.

Solo un error de la maestra de ceremonias: La Gris no es diputada por el distrito 18 de Matamoros, sino por Altamira.

Los organizadores calcularon diez mil almas. Deben ser menos, pero algunos miles quedaron afuera por falta de espacio.

Hay quienes miden la afluencia de un mitin por el número de solicitantes de los sanitarios. Aquí las colas son largas; la demanda superó los retretes disponibles.

La cita es a la una de la tarde. A las doce aquello es la locura entre batucadas y la música emblemática de la campaña peñanietista.

-Tu eres el campeón para retomar el rumbo (de la nación).

Los globos son de  las juventudes revolucionarias; los sombrerudos se identifican con Manuel Cavazos Lerma.

Y las playeras: Enrique, soy tu fan.

Los más adultos con sus pancartas de hoy y siempre: San Nicolás presente con Peña Nieto.

Entusiasmo general, menos los de El Mante que aparecen tirados sobre el piso y sus enormes mantas arrumbadas (prohibido desplegarlas por cuestiones de visibilidad).

Las y los de playera amarilla y pantalón negro son de “seguridad” del partido.

Afuera los del Estado Mayor Presidencial con sus arcos detectores de metales que “revisaron hasta los calzones” –comenta uno de los asistentes.

Por otro lado la “chaviza” de lo que se llama “Buzón del Candidato, Campaña Permanente” que levantan datos y peticiones.

-¿Se interesa la gente?

.Mucho. Bastante.

-¿Qué es lo que más solicitan?

-Seguridad… Bueno, también obras como pavimentación en las colonias del norte (de la zona conurbada).

Sigue entrando gente, los petroleros, cetemistas y mención especial merecen quienes se identifican como “maestros priístas”.

-No empujen. Hay que saber entender –grita un individuo a través de un parlante móvil después de realizar algunos “cierres”-

DISCURSO DE 20 MINUTOS… 22 APLAUSOS

A las 13:10 llega el candidato con su esposa La Gaviota.

Vienen de un salón adjunto en que se reunieron con representantes de 15 grupos del Frente Unico de Ganaderos Organizados de México.

Son representantes de 600 mil productores que le ofrecen un almuerzo “al futuro presidente de México”.

Pero Enrique ya está acá, con la estructura del Revolucionario Institucional que lo aclama y lo hace suyo.

Por un lado el candidato; más atrás La Gaviota vestida de blanco.

El pulgar hacia arriba en señal de la victoria. A veces trepa a las gradas atestadas de tricolores y sigue su marcha. Tarda 25 minutos en llegar al espacio asignado a él (y su esposa) y los candidatos a diputados y senadores.

De vez en cunado se retira el sudor de su cara. Se levanta el pantalón que a ratos pareciera que se le viene abajo.

Ya está frente al micrófono. Apenas dos oradores, él y Griselda Carrillo, “la diputada por Matamoros”.

Peña Nieto el orador, el que no necesita escritos sino una relación de apuntes con temas que irá desarrollando.

En 20 minutos resume su proyecto de gobierno, lo que quiere hacer si el voto le favorece y lo coloca como Presidente de México. Además está la firma de sus compromisos para con los tamaulipecos.

Lleva 127 compromisos nacionales y estatales. El de Tamaulipas será el número 128.

Lo atestigua el notario fíat 216 de Tampico, Rigoberto García García.

Es el Peña que provoca el aplauso: 22 interrupciones en un discurso de 20 minutos.

Dos fueron los principales. Cuando menciona: Ya no más homicidios ni más secuestros que lastiman a los tamaulipecos y mexicanos. Ya no más extorsiones.

Y al firmar los compromisos: Terminar la carretera Tampico Victoria límite de Nuevo León; terminar la avenida Monterrey entre Madero Tampico; construir dos nuevos hospitales generales, Tampico y Madero, y concluir los drenes pluviales de la zona conurbada.

Al final de los dos eventos en esta su primera giras como candidato a Tamaulipas, Peña sostuvo una reunión con los aspirantes a diputados federales y senadores en el mismo Centro de Convenciones.

Los twitteros de “Yo soy 132” brillaron por su ausencia. Corrió la versión que alrededor de 20 de ellos estuvieron allá por el aeropuerto. Luego se convirtieron en 60 y no avanzaron a menos de cinco cuadras del evento.

-Tuvieron miedo –dijo alguien.

Si las elecciones serán dentro de 25 días, Peña Nieto ya no volverá a tocar tierras tamaulipecas en plan de candidato… Tal vez lo haga como Presidente.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*