Cuestión pública

Jun 9th, 2012 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo

LA CARGADA DE FOX

En la política mexicana, la tendencia a apoyar incondicionalmente a un candidato puntero que se perciba como el posible triunfador en una elección presidencial se denomina la cargada.  Viene a cuento lo anterior por el llamado de Vicente Fox  a la ciudadanía a cerrar filas en torno al candidato priista Enrique Peña Nieto.

Cabe decir que la “cargada” la definen como la cascada de pronunciamientos y apoyos a favor de alguien que, por su volumen, resulta avasallante, imparable, como si se tratara de una locomotora que arrolla todo lo que se le cruza enfrente.

Fox Dixit «Yo invito al pueblo de México a esta reflexión: tenemos que alcanzar la unidad, estamos perdiendo mucho terreno como país frente a otras naciones; no podemos ni debemos seguir así, debemos de cerrar filas atrás de quien vaya a ganar, no sé en este momento quién vaya a ganar, pero ya es claro que se perfila un triunfador y debemos apoyarlo para que podamos resolver los problemas«.

Vistas así las cosas conforme a la visión interesada de comentocratas, encuestadores a sueldo y renegados políticos, quienes envían el mensaje a los electores de que las elecciones presidenciales ya están definidas, pues todos coinciden en que el ganador será el candidato  del PRI, Enrique Peña Nieto.

De esta suerte el ex presidente  Fox en una combinación de pragmatismo y oportunismo confirma ser un personaje sin convicciones propias, únicamente interesado en los beneficios políticos y económicos del ejercicio del poder y, por lo tanto, carente del más mínimo sentido de lealtad, que en política vale más que la propia eficiencia, se ha lanzado a los pies de EPN.

No cabe duda que para la oligarquía, el PAN ya está completamente desgastado y ya no le garantiza sus intereses, de ahí que su empeño en lograr a toda costa que Peña Nieto sea el próximo presidente de México. Lo razonable para el grupo de poder económico y político interesado, es utilizar a Fox, aprovechando los agravios que tiene contra Calderón, para cobrárselos a tiempo.

Queda claro que éste pésimo político del bajío cual iluminado afirma que para que México salga de sus problemas únicamente se podrá salir con el regreso del PRI a los Pinos, con el mexiquense como jefe del Ejecutivo.

Está visto que Fox sacó  las uñas y le enseñó los dientes a Calderón, con el chaquetazo a favor de Peña Nieto, de esto la  clase política panista susurraba en las tinieblas de que el guanajuatense había emigrado al priismo, hecho que fue ratificado por el ex mandatario al hacerlo publico, revelándose como un maestro acabado del oportunismo y trapecismo político.

El vasallaje de Vicente Fox quedó de manifiesto  al grabar un spot a favor del retorno del PRI a los pinos y apoyo a Enrique Peña Nieto candidato a la presidencia del tricolor: El cambio de piel del ex coca colero obedece al acuerdo político de protección e impunidad contra el ex mandatario que tiene muchas cuentas pendientes por corrupción familiar  y los desastres de su administración.

De manera más concreta, Fox está convencido de que el PAN no tiene ninguna posibilidad de triunfar en comicios del 1º de julio, razón por la que se ha embarcado en esta aventura política, siguiendo el llamado de la ambición, la  venganza y alucinaciones obsesivas de poder, que lo han llevado sin el menor rubor a traicionar la ideología y los principios  de acción nacional.

En definitiva el proceso de incorporación de la derecha, ultraderecha al PRI, continua con el proceso de cargada de Vicente Fox a favor de Enrique Peña Nieto,  quien se ha convertido en manipulador del ánimo electoral para inducir el voto a favor del mexiquense, atrás quedaron las tepocatas y las víboras prietas como Fox llamaba a los priistas, en aras del trapecismo reciclador de intereses políticos.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*