En evento desangelado y como perros y gatos, PRD Tamaulipas recibe a Obrador

Jun 15th, 2012 | By | Category: Entrevistas y Crónicas

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Su cara dura, inflexible. Camina muy apenas en los espacios que sus pocos guaruras le van abriendo.

Ni por asomo una sonrisa. Las manos lo buscan pero muy pocas lo encuentran. Parece fastidiado de un gentío que incrementa la temperatura ambiente de no menos de 36 grados.

Son las 17:10 horas y Andrés Manuel López Obrador, el candidato presidencial de las izquierdas, se halla sobre las calles Nueve y Morelos para asistir al mitin programado en su honor. Viene en camioneta desde Saltillo, de donde habría salido a las doce del día.

Un vendedor de golosinas le hace llegar un muñeco de trapo con su figura (la del tabasqueño, que se venden como promocionales), pero el candidato no la recibe.

Entre empujones el comerciante le hace saber que quiere su firma y es entonces que Obrador se detiene y le estampa su nombre en la parte posterior.

-¿Qué quería?

-Me lo firmara, y lo firmó…

Sigue otros pasos y tampoco le hace caso a un joven que parece estudiante. Trae lo que podría ser una tesis engargolada con el título ”Medio siglo de luchas por el cambio”.

El candidato no alcanza a ver de que se trata. Sigue avanzando hasta que 15 minutos después se encuentra ya sobre el entarimado en las calles Nueve y Hidalgo.

Por tercera vez, como candidato, Obrador visita Tamaulipas y se encuentra con un evento desangelado que no reunió lo mínimo de las expectativas de sus organizadores.

El dirigente estatal, Jorge Valdez Vargas, y Cuitláhuac Ortega Maldonado, candidato a senador por la coalición, calculaban diez mil almas. No reunieron ni dos mil.

A la pobreza de la concurrencia se une el divisionismo de las “tribus” que manejan al Partido de la Revolución Democrática en la entidad con toda su voracidad.

SOLO RECIBO ORDENES DE OBRADOR: “EL GUASON”

La desorganización estuvo en todo su apogeo, y el abuso y la prepotencia de los representantes del partido.

Aunque el evento daría comienzo a las cinco de la tarde, las calles que confluyen a la plaza Hidalgo fueron cerradas desde las ocho de la mañana, originando un caos vehicular de grandes proporciones.

La gente fue citada a las 14:00 horas y los invitados especiales y la prensa a las 16:00.

Un oficial repite las instrucciones para los autobuses con los “acarreados”:  Bajan la gente y se estacionan de aquel lado (sur) del río San Marcos.

Y allá están los buses, ocho, diez… o más.

A las cuatro no hay mas que un puñado de almas que se tapan de los rayos del sol bajo los árboles o la sombra del edificio del hotel Ramada.

La gente está molesta y acalorada. No hay agua para hacer frente al calor, no la aportaron los partidos del Movimiento Progresista, no trajeron.

Los ambulantes hacen su agosto.

-Las bolsitas (de agua) a tres pesos, las botellas a diez.

Oficialmente falta una hora para el arranque del evento, pero el maestro de ceremonias, Laurencio García García, trata de infundir ánimo entre la concurrencia.

-Está por llegar (Obrador). Viene de Saltillo.

Acá el manoteo en una camioneta de redilas con los emblemas de los partidos que postulan a Andrés Manuel. Es el “reparto” muy selectivo de gorras y algunas camisetas con sus emblemas y colores.

-Somos un chingo… somos un chingo –dicen unas-.

En los corredores del centro de la plaza están las letrinas. No se pude negar que aquí sí le calcularon los organizadores: Trajeron pocas (cinco; tres para damas y dos para varones) para poca gente.

Hoy no están los discos, libros, fotografías, souvenirs y hasta películas pornográficas que el equipo de Obrador vendía en su campaña del 2006.

Y hasta parece que hay menos gente que en aquella jornada que hoy es historia. Los espacios lucen vacíos.

Laurencio se desgañita al micrófono. Está ahí además como representante del dirigente estatal del Movimiento Ciudadano, Emiliano Fernández Canales, quien aparentemente se negó a asistir.

Es el añejo pleito que se traen las “tribus” hacia el interior del PRD y los partidos que postulan a Obrador, PT y Convergencia.

Así queda confirmado cuando a las cuatro con 25 minutos arriba Héctor “El Guasón” Garza González, coordinador estatal de MORENA.

-Del único que recibo órdenes, el único que me manda es López Obrador. Si otros no hacen las cosas, qué chinga´os quiere que haga.

FALLARON LOS AUTOBUSES PARA ACARREADOS

Los reclamos hacen ver que por el VI distrito, cabecera en Mante, fallaron los autobuses prometidos para traer gente.

Le echan la culpa a un doctor llamado Refugio Espriella Domínguez, coordinador de la campaña de Obrador y en apariencia empleado del IMSS, y al candidato Juan Manuel Vázquez. Fallaron a los 17 municipios que integran el distrito.

-La gente se quedó esperando y molesta –señala Miguel  Angel Posadas Molina, de Tula.

Pero El Guasón se defiende:

-Andaba para el norte (Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros) donde estábamos retrasados. Afortunadamente ya terminamos, terminamos a las seis de la mañana de hoy. Ya tenemos el cien por ciento de los representantes de casilla.

El pleito eterno de los mandos.

Garza González aparece como representante del Movimiento de Regeneración Nacional; Ricardo Quintanilla Leal como coordinador de la campaña de AMLO en Tamaulipas, en tanto que Jorge Osvaldo Valdez Vargas es el presidente del PRD en Tamaulipas y Gerardo Gómez Ibarra coordina MORENA en la zona sur y también tiene poder.

Ese pleito siguió en el estrado cuando El Guasón se hizo de palabras con el diputado local Juan Manuel Rodríguez Nieto, a quien no permitió el acceso al palco.

Ante esta situación, el presidente de la Comisión de Justicia del Congreso optó por retirarse y presenciar el “evento” desde un balcón del segundo piso del hotel Ramada Inn (al parecer los perredistas arrendaron los tres primeros pisos).

OBRADOR, CANSADO DISCURSO DE UNA HORA

Los organizadores se sienten orgullosos de la presencia de los cañeros y cooperativistas de Mante.

Fletaron un autobús y exhibieron su manta.

Al respecto, uno de los coordinadores, Oscar Romero Popoca, lo confirma:

-¿Vienen con el PRD?

-Nunca habíamos tomado partido, hoy lo hacemos. Votaremos por Obrador para Presidente y Carlos Aguilar Monita para diputado.

-Uno es del PRD, PT y Convergencia, el otro del PANAL ¿Así?.

-Así es…

Ya está en el escenario un cantante, es Rodrigo Nájera, oriundo de Tamaulipas, quien dice:

-Quiero mandar un saludo a mi amigo Ricardo Quintanilla. Gracias por invitarme a cantarle a esta gente bonita.

Y provoca los alaridos de la jovencitas, sobre todo del Cebetis 119 que, uniformadas, fueron enviadas a “hacer bulto”  a este evento partidista.

Acá las pancartas de otro partido, el Socialista Tamaulipeco, ese que impulsa Miguel Angel Guillén Lara, otrora del Partido Socialista de los Trabajadores.

No falta quien dice que vino gente de todos los municipios tamaulipecos, de San Luis Potosí y hasta de Nuevo León.

-Ustedes ¿de dónde?

-Somos de Jaumave.

Al menos de Tabasco, los maestros de ceremonias presentan a la familia Quevedo Ruiz, que vienen a acompañar a Obrador.

Y están los candidatos a senadores y diputados ¿no falta Juan Genaro de la Portilla?

– Ya llegó, acá lo saludé. Llegó junto con Gómez Ibarra –dice uno de los dirigentes.

También asiste el presunto “desertor” Roberto Guajardo Anzaldúa, postulado por el III distrito, Río Bravo, a quien se acusa de “coquetear” con otros partidos.

De los “fuereños” Alberto Anaya, el eterno presidente del Partido del Trabajo, junto con su delegado en Tamaulipas Arsenio Ortega Lozano.

A las 17:32 el candidato López Obrador ya está frente al micrófono para pronunciar un tedioso discurso de 60 minutos. Pareciera que tiene “medidas” sus intervenciones: 60 minutos.

Solo le antecedió Irma Sáenz Lara, coordinadora de MORENA en la zona centro del estado, para dar un breve mensaje.

Al final, el candidato de la izquierdas recibe un regalo de Mario Eloy Ochoa, residente del municipio de San Fernando: Es una pintura con la imagen de Don Benito Juárez.

Y así baja del templete y se dirige por la calle Hidalgo donde ya lo espera su camioneta con los guaruras.

Aunque trae placas de Nuevo León, la conduce su chofer predilecto, Nicolás “Nico”  Mollinedo, el mismo que cuando el tabasqueño fue jefe de Gobierno del Distrito Federal, percibían un ingreso similar: 70 mil pesos por mes.

Hoy, el “Nico” hizo su función de guarura: Se colocó en la escalera de acceso al presídium, y solo dejó entrar a quien él quiso.

Son las 18:50 horas y van al aeropuerto. Se van por la calle Juan B. Tijerina (Ocho) hacia el Norte. Dormirán en el Distrito Federal y este sábado estarán en Oaxaca.

Atrás dejaron el congestionamiento vehicular que ya dura diez horas y no deja muy buena impresión entre los conductores.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*