Aprender a morder el polvo

Jul 3rd, 2012 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En tres ocasiones ha estado a punto de conocer el amargo sabor de la derrota, dos como candidato a diputado federal y una para alcalde de Victoria.

Seguramente por eso Enrique Cárdenas del Avellano, cuando este martes se reunió con los periodistas para “dar las agracias” a quienes colaboraron con él en la campaña por el V distrito, primero se las dio a Dios.

-Agradezco primeramente a Dios que esto salió bien para todos –dijo.

Enrique no es un Arnulfo Rodríguez Treviño que cree que el Señor le guía sus triunfos y derrotas, pero se dio cuenta que estuvo rifa´o ganar este uno de julio su pase a la nómina del Congreso de la Unión.

De seguro Dios lo ayudó mucho para no morder el polvo, como ayudó a la señora Rosalba de la Cruz Requena, de Mante, que fue el escenario en que Enrique se durmió derrotado y amaneció con un pié en la nómina, hace seis años.

Hablamos de los priístas, donde dos mujercitas, Verónica Flores González y Yanín Zaleta García Delgado, de Nuevo Laredo y Matamoros respectivamente, comenzaron el aprendizaje de morder el polvo en su vida política.

Debiera el PRI dar a sus candidatos un curso intensivo de cómo asimilar sin lágrimas una derrota.

Debieron haberle pedido consejo a Homar Zamorano Ayala, quien lleva acumuladas dos “noches tristes”, una como candidato a alcalde y otra para diputado federal.

Esas mujercitas también le deben pedir un cachito de sabiduría a Doña Lupita Flores Valdez, quien con esta ya son dos veces que prueba la derrota en la lucha por un puesto de elección.

Y solo ella, con entereza, tranquila, con nervios de acero, aceptó su derrota y felicitó a los ganadores del PAN.

De paso los “padrinos” de las mujercitas, Benjamín Galván , de Nuevo Laredo, y de Matamoros Alfonso Sánchez, ven minado su futuro en aventuras políticas.

Ellos las pidieron y garantizaron que las llevarían al triunfo pese a su poca o nula experiencia. Fracasaron, como también estuvo a punto de ser víctima de la masacre el alcalde de Mante, Humberto Flores Dewey.

De Gabriel de la Garza Garza, perdedor por el distrito de Río Bravo, se dice que su soberbia lo llevó a la derrota y ahora tratará de vengarse con una siguiente aspiración a  la alcaldía en el 2013.

También son nuevos en probar tierra los señores Sergio Posadas Lara y Fernando Azcárraga López, este que se creía invencible por su parentesco con los dueños de el emporio de la televisión.

Pero como luego dicen, siempre hay una primera vez… Y una última.

En un esfuerzo por reducir sus derrotas, el PRI estatal apeló ante el IFE los resultados en los distritos de Reynosa, Río Bravo y Matamoros en espera de revertir los resultados contabilizando otra vez las boletas.

El asunto pudiera estar en que los directivos de casilla anularon las papeletas que llevaban doble cruza: Pri y Verde Ecologista, que postulaban al mismo candidato.

Con escasas probabilidades de éxito en su intento, el recuento deberá comenzar el miércoles. Si le es favorable, el tricolor podría ver reducidas sus víctimas.

El acuerdo de inconformarse fue dado a conocer en conferencia de prensa por el jerarca estatal del PRI, Lucino Cervantes Durán, quien no quiso adelantar victorias sino que seguirán el procedimiento legal y será la autoridad la que diga la última palabra.

Es que en esos tres distritos hay miles de votos anulados, más que la diferencia entre el primero y segundo lugar de la clientela electoral.

Pero bueno, toca a los priístas hacer el recuento de los daños y decidir si están dispuestos a recomponer su actuación o en definitiva entregar el congreso y los ayuntamientos en el 2013, y la gubernatura dentro de cuatro años.

Algo debe haber ocurrido en las bases del PRI donde el sufragio siempre se mueve a instrucción de alguien ¿traidores? Parece que…Quien sabe.

No dude usted que los demonios anduvieron sueltos el domingo uno de julio en Tamaulipas.

Tan es así que también sin hacer campaña, prácticamente desde una cama de hospital  en el Distrito Federal y en Laredo, Texas, Arnulfo Rodríguez Treviño obtuvo más de cien mil votos como aspirante a senador.

E jerarca del SNTE puede darse el lujo que duplicó la clientela que se llevó su colega Enrique Meléndez Pérez en el 2006, en esa época 52 mil sufragios.

No hay duda que los demonios se soltaron porque mire usted que hubo una diferencia abismal entre los aspirantes del mismo PANAL al senado y las diputaciones federales.

Si Arnulfo y su fórmula obtuvieron alrededor de 102 mil votos, los aspirantes a la cámara federal alcanzaron 67 mil, o sea una diferencia de alrededor de 35 mil.

Suena raro pero así es: Los senadores panaleros recibieron el 7.3 por ciento de los votos del respetable, en tanto los diputados el 4.9.

No ganaron pero cuando menos los del SNTE lograron conservar la franquicia del partido de su domadora Elba Esther Gordillo, quien es la única que gana porque coloca a sus familiares en el Congreso de la Unión por la vía plurinominal.

Otro fenómeno de este domingo endemoniado, es que sin venir a Tamaulipas el candidato de Elba, el joven Gabriel Ricardo Cuadri de la Torre, arrastró poco más de 30 mil sufragios.

Luego entonces funcionó el llamado ”voto cruzado”, o sea donde se vota para presidente por un candidato y senadores y diputados por otros diferentes.

No está “El Negro” Gamundi en Tamaulipas sino de seguro no pocos le echarían la culpa del desastre tricolor, ya no como operador pero sí como brujo.

Así de cañón estuvo el proceso eleccionario del domingo, mismo que quedará como material de chamba para los analistas de los fenómenos de la demoscopía.

En otro tema, el Gobernador Egidio Torre Cantú encabezará este miércoles el homenaje a Don Marte R. Gómez en el 161 aniversario de su natalicio (Reynosa), evento que se realizará a las nueve de la mañana en el jardín de niños Estefanía Castañeda, ubicado en 17 y Juárez.

Que le parece si mejor nos retiramos por ahora.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*