Nunca tendrán agua entubada… Llevan 35 años comprando pipas

Ago 2nd, 2012 | By | Category: Articulos Destacados

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ya tienen 35 años de vivir por la avenida Lázaro Cárdenas, a orillas de la vía férrea Tampico-Monterrey, y siguen recibiendo el servicio de agua a través de pipas que compran a particulares a premios bastante elevados.

Pero así se quedarán para siempre, sin agua entubada. La última posibilidad les fue negada en el 2004 con la construcción de lo que se llama el Eje Vial y el paso a desnivel o Joroba que cruza la vía del tren por la avenida Portes Gil.

La noticia la recibieron a finales de aquel año cuando funcionarios de Obras Públicas del Estado y el ayuntamiento capitalino les dijeron que el presupuesto de esas obras se había agotado y no había más dinero.

Un total de 17 propietarios, familias y negocios, ya tienen toda una vida sin el vital liquido y sin servicio de drenaje, que jamás les llegará, les dijeron.

Cuando se hizo la obra del Eje Vial realizaron la introducción del sistema de riego para los jardines, pero no hubo recursos para llevar agua entubada a la gente, comenta uno de los vecinos, José Angel Sosa Torres.

Además de las fincas para vivienda, hay varios negocios, entre ellos Helmax, que tienen verdaderas dificultades para surtirse de agua.

Otros negocios manejan recursos millonarios, como Práctico Materiales, propiedad del ex alcalde Arturo Díez Gutiérrez, y ellos cuentan con un pozo profundo y no se ocupan ni preocupan por surtirse de pipas.

Pero otro negocio que sí sufre las consecuencias es la cementera Mezclados Apasco, que compra el agua a pipas para poder generar el concreto.

A los vecinos nadie les ha hecho caso, ni del gobierno estatal ni del municipio, y ya se resignaron a vivir sin agua durante toda su vida y hasta las nuevas generaciones.

Otros fraccionamientos vecinos ya tienen el agua por autorización de COMAPA y a través de cientos de metros de tubería que tuvieron que pagar para conectarse.

Uno de los argumentos principales de la Comisión de Agua, es que la SCT no los deja cruzar la vía férrea con las tuberías o mangueras, y por el lado oriente no hay ductos de abasto.

Dicho sector no tiene propiamente un nombre, sino que en otras épocas se le llamaba Antiguo Camino al ejido La Misión.

Nunca antes tuvieron posibilidad de contar con agua y drenaje, hasta que llegaron los proyectistas del Eje Vial y La Joroba, pero fueron engañados por el entonces jefe de obras públicas del gobierno, Juan Miguel García García, quien al final les dijo que el presupuesto se había agotado.

Les había dicho que la línea de drenaje se tendería desde la avenida Las Américas, rumbo al fraccionamiento México, a varios kilómetros de distancia, pero cuando le reclamaron al gobierno, se encontraron con que el supervisor Fidel Bujanda Muñoz, les dijo que ya nada se podía hacer y solo recibiría agua el jardín del lado poniente del Eje.

En cambio, COMAPA y el gobierno sí autorizaron la introducción de los servicios en un fraccionamiento denominado Los Almendros, propiedad de quienes en ese tiempo eran funcionarios del gobierno estatal.

FUE UNA PROMESA DEL DIPUTADO

Los vecinos indican que la introducción del agua y drenaje fue una de la promesas del entonces candidato a diputado federal Eugenio Hernández Flores, que no les cumplió.

Muestran decenas de documentos, peticioneos y presupuestos que hicieron ante la presidencia municipal y la COMAPA, pero los funcionarios de la misma jamás los atendieron.

HLa molestia en contra del gobierno estatal y el ayuntamiento es permanente, porque además han pasado por ahí cuando menos diez candidatos a alcaldes que también prometen la obra pero no la han gestionado.

Cada propietario está dispuesto a  pagar por la introducción del agua pero también se les ha negado esa posibilidad.

El último presupuesto que hicieron fue en el año 2001 cuando era gerente de la Comisión el señor Gustavo Rivera Rodríguez, quien les dijo que les costaría 236 mil pesos para trazar una línea de tubería de cuatro pulgadas en un trayecto de más de medio kilómetro, que a final no se hizo.

De acuerdo con los cálculos, cada vecino tendría que pagar más de 14 mili pesos para sus tomas, pero tampoco les hicieron caso.

Las situación se hizo tan difícil que algunos vecinos, como Antonio Pérez Amaro, tuvieron que emigrar de la zona hacia otras partes de la ciudad que sí cuentan con agua.

Consideran que pagan el agua más cara de toda la ciudad, dado que tienen que comprar pipas que no siempre se ofrecen.

Sosa Torres tiene en su casa al menos diez tanques de 200 litros para almacenar el vital líquido para las labores hogareñas y limpieza en general. Tiene 35 años con lo mismo.

Ahora, otro de los grandes problemas que enfrentan es que, cuando se hizo el Eje Vial, fueron construidas las banquetas del lado de las viviendas, con lo cual se acabó la posibilidad de introducir la tubería.

Lo más probable es que en los próximos años, las últimas familias que residen por la Lázaro Cárdenas tendrán que emigrar por falta del vital líquido, dado que también se pueden generar múltiples enfermedades peligrosas por falta de higiene.

Ahí nacieron sus hijos y nietos y no cuentan con agua entubada, y seguramente vendrán los bisnietos, tataranietos y choznos… Y nada!

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*