Cuestión pública

Ago 7th, 2012 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo.

RESTRUCTURACION DEL GABINETE ESTATAL.

Las designaciones efectuadas el viernes pasado por el gobernador, Egidio Torre Cantù, donde Alejandro Ostos García va a la dirección general del Sistema DIF Tamaulipas, Homero de la Garza Tamez a la Secretaría de Desarrollo Social y Salvador Treviño Garza a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente.

Lo anterior representa el segundo movimiento que el mandatario tamaulipeco hace en su grupo de trabajo desde el inicio de su administración, luego que Ubaldo Ayala Tinoco,  Dinorah Guerra Garza  y Raúl González García renunciaran a las Secretarías de Seguridad Publica,  Desarrollo Social y Trabajo respectivamente.

Estos cambios iniciales responden al discurso del ejecutivo estatal de aquel 11 de julio  ante la cúpula priista respecto de los resultados electorales del pasado 1º de julio, conforme a la agenda  de agosto, con el objetivo de fortalecer el gabinete   luego del desastre  comicial, para ajustar las políticas públicas y corregir lo que tenga que corregirse. 

En otras palabras el mandatario tamaulipeco validó estos cambios para consolidar las metas de gobierno propuestas y reiterar  el reconocimiento a quienes se desempeñan con lealtad y eficiencia en sus responsabilidades.

 Otra lectura sería que las remociones son consecuencia de la evaluación obtenida del análisis e interpretación de los resultados obtenidos en las dependencias a cargo de estos funcionarios, para algunos positivo porque se obtuvo más de lo que se esperaba y para otros  negativo porque  no obtuvieron más de lo planeado en la gestión administrativa.

En ese tenor el gobernador Egidio Torre Cantú colocó a Homero de la Garza Tamez en lugar de J. Alejandro Ostos García en la SEDESOL, incorporando en el área de la política social estatal a uno de sus colaboradores de mayor confianza, quien posee competencia y sensibilidad, esta reubicación de suyo, pudiera interpretarse como un proyecto político a futuro trascendental. 

La ubicación del baltazarista Salvador Treviño Garza que de gerente general de COMAPA-Matamoros, llega a la Seduma, más que un acenso burocrático como técnico capaz, obedece a la política incluyente del ejecutivo de grupos políticos locales  como el del beltronista  “peñista” Baltasar Hinojosa.

En cuanto a Ostos García, agobiado por sus propias pifias y magros resultados en las políticas de desarrollo de grupos vulnerables tamaulipecos, fue removido de la SEDESOL, pero cayendo para arriba en el DIF estatal,  al no procurarles formas de existencia no solo para sobrevivir sino para crear condiciones para la generación productiva de diversos bienes y servicios sociales.

  Insumos vinculados a valores como la equidad, la igualdad de oportunidades, la tolerancia y el reconocimiento.

Estos movimientos en los hechos constituyen dentro de la agenda de agosto la fase previa de un golpe de timón, como lo han calificado algunos. Así como la reiteración de que el Gobernador  prefiere como colaboradores a personas de reconocida capacidad y experiencia para ocupar los puestos clave de su administración y no a sus amigos.

Sobra decir que una de las virtudes del titular del ejecutivo, es la forma en cómo integró y como está reestructurando el gabinete para que sea visto como uno solo; sin personalidades dispersas, ni tampoco acciones divididas y ni mucho menos parcelas o cotos de poder, que suelen formarse en la administración pública, como un conjunto de intereses de grupo de presion.

En definitiva el gobernador Egidio Torre Cantù, como consecuencia  de la ineficacia de falta de resultados en algunas áreas de la administración pública y del resultado electoral del 1º de julio, nos presenta un gabinete estatal en vías de restructuración y renovación en posiciones estratégicas.       

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*