Cuestión pública

Ago 17th, 2012 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo.

AUMENTA LA INFLACIÓN.

México inmerso en un proceso de poco o nulo crecimiento económico, desplomado su desarrollo por más del 6 por ciento en 2009, como resultado de la crisis financiera global, internamente graves dificultades para la creación de empleos y aumentos salariales, lo que ha favorecido el aumento la inflación.

Cabe señalar que en el mes de  julio, la tasa mensual de inflación, medida a través del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), fue de 0.56%, con lo que la tasa anual ascendió a 4.42%, por arriba de la meta establecida por el Banco de México (BM), de 3% más menos un punto porcentual, debido a que los precios actualmente están por encima del objetivo fijado por la autoridad monetaria.

Huelga decir que el incremento de la inflación del mes pasado estuvo fuertemente influenciado por el aumento en el precio del pollo y del huevo que se desató a raíz de la epidemia de gripe aviar, así como por el incremento en el precio de los paquetes turísticos como un fenómeno estacional.

Aquí surge la pregunta obligada ¿Significa que la política monetaria del Banco de México ha sido ineficaz y que esta institución pasa por alto la obligación constitucional de procurar mantener el poder adquisitivo de la moneda?

Visto desde una óptica simplista, conforme al análisis general del lNCP se podría decir que la política monetaria del BM habría fracasado y por consiguiente no cumple con el objetivo constitucional, sin embargo este argumento no tendría sustento para juzgar al Banco Central por lo sucedido en un mes.

Por lo tanto el método correcto para medir la inflación es a través del índice subyacente,  que elimina de la medición los bienes que presentan alta volatilidad en sus precios, como es el caso de los productos agropecuarios, y los bienes y servicios vendidos por el gobierno, como es el caso de la gasolina, del gas y de la electricidad.

Tengamos presente que según los analistas  la inflación en lo que va del año medido por el índice subyacente ha estado casi por el 4%, sin embargo la inflación es elevada y al concluir 2012 terminará por arriba del cuatro por ciento muy por encima de la meta establecida por el Banco de México (BM), de 3%.

En consecuencia la inflación medida por el índice subyacente, es el método más eficaz para evaluar la política monetaria, para determinar si el Banco de México está cumpliendo con su meta objetivo.

Po otro lado la variación del tipo de cambio tiene un marcado efecto sobre la inflación y en este año, a raíz de la crisis de la deuda en la zona euro, se ha observado un aumento de esta variable, de ahí que la moneda mexicana ha estado cayendo lentamente y superó en meses pasados  las 14 unidades aunque en las últimas semanas el peso se ha revaluado.

Conviene expresar que en opinión de una mayoría de especialistas por ahora lo mejor es no mover el costo del crédito. El BM no ha cambiado desde julio del 2009 su tasa clave de interés y la mantiene en 4.50%.

Como podrá verse los los principales factores que podrían limitar el ritmo de la actividad económica en los próximos seis meses, son la debilidad de los mercados externos y de la economía mundial, la inestabilidad financiera internacional, inseguridad pública y la no variación de la política económica.

Le siguieron la inestabilidad financiera internacional con 28%, los problemas de inseguridad pública con 14%, y la ausencia de cambios estructurales con 11% del total de las respuestas.

En definitiva la estabilidad de precios  es una contribución que un banco central puede hacer al desarrollo económico, es una condición necesaria pero no suficiente para lograr un proceso sostenido de crecimiento económico, debiendo tener presente que la inflación es un impuesto expropiatorio, el más regresivo que existe, que lesiona más a las familias de menores ingresos.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*