Cuestión pública

Ago 24th, 2012 | By | Category: Editoriales
Spread the love

Luis Lauro Carrillo.

REFORMA A LA ADMINISTRACION PÚBLICA.

La evolución del diseño de la administración pública tamaulipeca tendría que ser el reflejo de una visión positiva del papel que el estado debe cumplir en la sociedad. Si este tiene la obligación de fomentar el desarrollo, también tiene la facultad de crear los medios para la satisfacción de las demandas de la colectividad.

Viene a cuento lo anterior por el paquete de iniciativas que el ejecutivo estatal remitió al Congreso del Estado, dentro de las cuales destaca el proyecto de decreto mediante el cual se reforma, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Tamaulipas.

De ahí que se haya convocado a LXI legislatura a una sesión extraordinaria fast track a celebrarse el martes 28 de agosto del año 2012, para modificar la estructura gubernamental, a iniciativa del gobernador Egidio Torre Cantú, mediante la cual se crearán, fusionarán,  incorporarán, modificarán varias secretarías y organismos descentralizados.

Tengamos presente que  la administración pública es el instrumento o mecanismo de ejecución  de las acciones de gobierno.

En ese tenor dicha acción legislativa se pretende redimensionar las atribuciones de la Secretaría General de Gobierno en materia de la Política Interior, la protección de los Derechos Humanos y la atención de los asuntos que tienen que ver con la Protección Civil. Se plantea transferirle el órgano desconcentrado Instituto para la Atención de las Víctimas de la Procuraduría General de Justicia.

También se busca consolidar las tareas de carácter social en la Secretaría de Desarrollo Social de tal suerte que el Instituto Tamaulipeco de la Vivienda Urbana, así como otras entidades públicas,  con sus atribuciones, con sus facultades sea ahora coordinado por la SEDESOL.

Así como la transformación de la Secretaría del Trabajo en Secretaría del Trabajo, Previsión Social y Asuntos Jurídicos, a la que se le incorporarán el Instituto Catastral y Registral, el Registro Civil, la Consejería Jurídica y el Instituto de Mediación entre otros. Que bien podría llamarse simplemente Secretaria de Servicios jurídicos y del trabajo.

Cabe decir que la reforma del aparato gubernativo, está más relacionado con el objetivo de contar con dependencias y organismos capaces de proponer soluciones a los problemas de la sociedad tamaulipeca, que de delinear una estrategia política de corto o mediano alcance con la creación de súper secretarías.

Por tanto de la conformación del proyecto del nuevo aparato administrativo, se desprende que la administración pública tamaulipeca a la luz del diagnóstico egidista, habría reflejado una estructura con obsolescencias, de funciones confusas, desprovista de una estrategia de planeación y coordinación integral.

En esas condiciones el proyecto de  reforma a la Ley de la Administración Pública, no debería  resultar en los hechos una carga altamente onerosa  para las finanzas gubernamentales, derivadas del nacimiento de nuevas dependencias  y organismos, amén de la indefinición o  falta de claridad en sus objetivos y funciones.

Por otro lado sobra decir que es saludable cuidar el crecimiento de todo el aparato de gestión pública, como ejecutor de la política pública estatal para que no resulte onerosa e improductiva.

En definitiva con la modernización de la ley orgánica de la administración pública y la de entidades paraestatales, las secretarías, organismos descentralizados o entidades públicas, el Estado de Tamaulipas podrá satisfacer las demandas de la sociedad bajo un esquema de eficacia y racionalidad económica,  en la ejecución de la planeación, el control del gasto público, el consenso y la cohesión social.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*

code