La pareja dispareja

Oct 22nd, 2012 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Otra vez la broma –y bastante pesada- del PRD de querer asociarse con el PAN en busca de las alcaldías y diputaciones locales en el juego del 2013.

Surge una pregunta insustituible ¿aceptaría Acción Nacional esta desigual coalición?.

Es evidente que los amarillos quieren “colgarse” de los azules para llegar al suculento pastel presupuestal de los municipios ¿lo permitirán los azules? Parece que no. Sería una “pareja” muy dispareja.

De las asociaciones diabólicas PAN-PRD solo se recuerda la de 1992 por la gubernatura de Tamaulipas, en que se unieron en torno a Jorge Cárdenas González para competir contra el tricolor Manuel Cavazos Lerma.

El tiro les salió por la culata; Cavazos se agenció el 65 por ciento de la votación contra el 26 del viejo zorro parmista de Matamoros.

Por entonces, el “sistema” dividió el voto con otros candidatos como Gilberto Ortiz Medina, del PARM, que se llevó el seis por ciento, y Juana García Palomares, del PFCRN, con apenas el 1.1 por ciento.

También se habían asociado azules y amarillos en la planilla por el ayuntamiento de Victoria con  Gustavo Cárdenas Gutiérrez a la cabeza. Ganaron el botín pero salieron peleados por el mal reparto.

¿Quién quiere asociarse con quien? Es evidente que los perredistas quieren conseguir votos gratis para saborear las mieles del poder.

Ni juntos ni por su lado cada uno han podido llevarse más allá de diez presidencias municipales.

En 1989 el Revolucionario Institucional perdió tres alcaldías (Matamoros y Reynosa manos de su socio el PARM); en 1992 le arrebataron Río Bravo y Victoria, y en 1995 el asunto subió de “tono” con diez presidencias municipales.

Era la mitad del ciclo de Manuel Cavazos Lerma. Lo amarillos ganaron Madero, Nuevo Morelos y Río Bravo. Los azules Camargo, Díaz Ordaz, Matamoros, Miguel Alemán, Tampico y Valle Hermoso, en tanto que el “ferrocarril” se quedaba con Altamira.

Suena paradójico, ¿quién se quiere asociar con quién? Para el proceso eleccionario de 1998 el PRD consiguió otra vez Madero y se llevó la presidencia de Río Bravo.

En el 2001 el PRI perdió siete presidencias: Madero, Mante, San Fernando, Soto la Marina, Tampico, Xico y Río Bravo

Tres años después nos encontramos que los azules ganaron cuatro: Aldama, Reynosa, Valle Hermoso y  Xicoténcatl, pero CERO los amarillos.

En el 2007, las intermedias de Eugenio Hernández Flores, la sorpresa fue la pérdida tricolor de nueve presidencias, una más que en el 2010 cuando son ocho: Xicoténcatl, Antiguo y Nuevo Morelos, Río Bravo, Tampico, Padilla, Aldama y Camargo.

Hoy por hoy se acabó el “poderío” perredista en Madero. Muy apenas tienen el ayuntamiento de Camargo, donde administra una mujer que mas bien se antoja es tricolor.

Así las cosas, podemos decir que la sociedad sería muy dispareja entre unos y otros. En los últimos 21 años el PRD ha ganado siete presidencias municipales y el PAN 29.

En cuanto a votos es lo mismo: En el 2001 el PAN alcanzó 347 mil y el PRD 80 mil; en el 2004 los azules sumaron 384 mil y los amarillos 88 mil.

Para el 2007 tenemos que los del PRD-PT sumaron cien mil y los panistas 347 mil.

Los datos del 2010 dicen que la asociación tampoco sería conveniente para los azules: Sumaron 340 mil sufragios contra 44 mil del PRD.

Interesante ¿no? A menos que pudiera evitarse la fracción del voto que se dio en la contienda de 1998 (gubernatura) cuando los candidatos fueron muchos: Gustavo Cárdenas Gutiérrez, Tomás Yarrington Ruvalcaba, Joaquín Hernández Correa, Elizabeth Calderón Contreras, Nelly López Vera, Ranulfo de Jesús Pérez Ruiz y José Luis González Meza.

Claro, claro, algunos de ellos iban “maiceados” como es la palabreja de la diputada Beatriz Collado Lara para referirse a los reporteros que cubren la fuente del Palacio Legislativo.

Y bueno, a lo mejor el análisis del columnista no es correcto y para diciembre tenemos a los azules en el IETAM registrando sus coaliciones con los del PRD.

Aparte, mire que este lunes quedó en servicio la ampliación a cuatro carriles del puente de la calle Ocho Ceros (Fidel Velásquez) sobre el Río San Marcos, una obra financiada por el gobierno estatal.

La inauguración estuvo a cargo del Gobernador Egidio Torre Cantú y el alcalde Miguel González Salum durante una gira que realizaron por el municipio.

Para dar una idea de la magnitud de la obra, los datos del municipio señalan que el puente se amplió de ocho a 16 metros de ancho a través de una longitud de 88.

Se trata de una modernización que incluye mil 360 metros de la vialidad hacia la salida a Mante y Soto la Marina que viene a modernizar tal infraestructura. Además se instalaron 44 postes y luminarias y dos semáforos.
Antes de irnos, se nos informa que el PRI será el primer partido que presentará documentación para acreditarse como tal ante el Instituto Electoral de Tamaulipas –como lo marca la Ley-.

El jerarca estatal, Ramiro Ramos Salinas, asistirá personalmente el 23 del presente (martes) a cumplir con ese requisito.

De los otros partidos no se sabe nada.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*