¡Aquí estamos!

Nov 21st, 2012 | By | Category: Editoriales

“las primeras de Peña…”

Lic. francisco Javier Álvarez de la fuente

alvarezfj.2@gmail.com

La primera iniciativa de reforma a la estructura de la Administración Pública Federal propuesta por el Presidente electo Enrique Peña Nieto, para que el gobierno esté organizado de acuerdo con sus prioridades y planes de gobierno, y que este miércoles comienza su discusión en las comisiones de Seguridad Pública y Gobernación de la Cámara de Diputados, tiene tres puntos principales.

Se eliminan las dos secretarías creadas por las administraciones panistas y se restituye la influencia de la Secretaría de Gobernación.

A nuestro punto de vista, con ésta acción, el Presidente entrante, da un golpe de timón, desapareciendo de un solo plumazo todo lo que huela a a los dos sexenios anteriores sobre todo al último de ellos el de Calderón.

Se hacen adaptaciones para que el Presidente pueda tener mayor capacidad para conducir a su gabinete y la aplicación de políticas públicas. Y esto es muy importante para el mejor manejo del país.

Se concentran las políticas de transferencias y atención enfocadas a grupos sociales dentro de la Secretaría de Desarrollo Social, y las funciones de ordenamiento territorial y desarrollo regional en la nueva Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Entre los cambios más importantes destacan los siguientes:

Se incorpora la Oficina de la Presidencia a la Administración Pública Federal como un organismo que da apoyo al Presidente y que puede participar en las reuniones del gabinete.

El Presidente puede ordenar el gabinete como él disponga, de acuerdo con la partida presupuestaria que se apruebe para ello.

Se elimina la Secretaría de Seguridad Pública y sus funciones se transfieren a la Secretaría de Gobernación para unificarlas con otras políticas de seguridad.

Se elimina la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Ya lo dijimos, ésta secretaría fue en la que Felipe Calderón sustentó su guerra contra el narco y ahora al degradarla, le resta el poder que tenía, dándoselo a la de Gobernación, como estaba en los sexenios priistas del pasado, cuando existía la policía política y Gobernación era la Secretaría mas poderosa  y la que determinaba todo acordémonos de donde surgían los presidenciales en esos tiempos y de las historias negras de Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría Álvarez, Mario Moya Palencia, Jesús Reyes Heroles, Manuel Bartlett Díaz y Fernando Gutiérrez Barrios, cuando fungieron como titulares de Gobernación.

Las funciones de vigilancia y sanción de la Secretaría de la Función Pública se transmiten a los secretarios del gabinete, los cuales deberán ejercerlas a través de una Unidad de Auditoría Preventiva.

Las funciones regulatorias de la SFP se transfieren a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Se unifican las políticas de atención a grupos vulnerables y combate a la discriminación bajo la Secretaría de Desarrollo Social.

Se modifica la Secretaría de la Reforma Agraria para denominarla Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Las políticas de planeación urbana, desarrollo regional, ordenamiento territorial, tenencia de la tierra, expropiaciones y aprovechamiento de lotes baldíos se unifican bajo esta última secretaría, la cual conserva, además, sus funciones respecto a la tenencia de la propiedad rural.

Así las cosas, tenemos que como siempre el gobernante que llega desecha no lo que no sirve, sino lo que hizo su antecesor, y en el caso que nos ocupa, todo parece indicar que la guerra al narco de Calderón, será echada a la basura y aguas con lo que viene porque si la medicina que te recetó el doctor, no la aplicas y le das seguimiento hasta concluir, el tratamiento, el virus que pretendías combatir se robustecerá y luego que quieras un nuevo tratamiento, la dosis del medicamento  será el doble del que dejaste de aplicar, pero para seguir dando nuestro punto de vista del acontecer nacional …¡aquí estamos!

Leave Comment

*