El cacique “invisible”

Nov 27th, 2012 | By | Category: Opinión Pública
Spread the love

Cd. Victoria.- Definidos como moralistas, no se entiende lo que está pasando en el PAN de Matamoros: Un cacicazgo que existe… Y no existe.

Se ha dicho hasta la saciedad que el “líder moral” de los azules en aquella esquina de la entidad es el empresario Ramiro Salazar Rodríguez, a quien se atribuye ser el dueño de almas y conciencias, el que impone candidatos y perfila gobernantes.

Pero da la terrible casualidad que Ramiro no es militante de Acción Nacional, fue expulsado hace algunos años acusado de alta traición.

Su delito: Haber denunciado ante la Procuraduría, siendo diputado, los actos de corrupción del ex alcalde Ramón Antonio Sampayo Ortiz (trienio 1996-1998).

Hoy, Salazar vuelve a ocupar los titulares de los medios masivos  por encaminar acciones a imponer a su hija Leticia como candidata a la presidencia del pueblo donde es avecindado ¿lo hará? Si quiere, sí.

Ramiro es el mismo que llegó  Matamoros hace algunos años huyendo de la pobreza en su tierra, Hualahuises, N. L., y el mismo que por aquellas fechas fue encarcelado por el delito de violación.

Con el paso de los años hizo recursos, ingresó al PAN, “le fue bien”, le agarró sabor al caldo y hoy no quiere soltar la sartén.

El cacique “invisible” tiene el control el partido allá en la Heróica ¿por qué? Un analista local señala que el padrón azul apenas es de 550 miembros activos, de los cuales votan en los procesos internos algunos 300.

Son ellos los que deciden las candidaturas y lo seguirán haciendo mientras el resto carezca de interés por sus abanderados en los procesos eleccionarios.

Y el señor Salazar será el dueño de sus conciencias en tanto siga beneficiando a esos militantes con créditos o donativos de su empresa de materiales para construcción, o los enliste con paquetes que otorga el gobierno federal.

Porque hasta eso, Don Ramiro goza de fama de ser codo y no reparte con fines partidistas lo que ya está en su bolsa.

Dicen los que conocen que es un hecho que Leticia Salazar Vázquez será la candidata a la presidencia de Matamoros, pero de ahí a que gane hay mucha distancia.

En primer lugar, tendrá que irle tanteando “el agua a os camotes” en cuanto a sus ingresos económicos. Salazar es contratista de obras de la administración municipal y proveedor también del gobierno del estado.

A lo largo de sus años de cacique ha cabalgado entre los azules y tricolores, beneficiando siempre su bolsillo. Ya le encontró la manera.

Además, todavía no se autorizan las presidencias municipales por la vía plurinominal como para que Leticia llegue al palacio de la calle Sexta.

La jovencita ha ido regidora (2002-2004); diputada local, (2005-2007), y diputada federal en el trienio (2009-2012), todo por la vía de la representación proporcional.

Si la Presidenta Electa de México fuera Josefina Vázquez Mota, de seguro otro gallo le cantaría a su amiga Leticia, pero…

Sampayo ocupa hoy una diputación federal plurinominal, en tanto que en la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas está archivada la denuncia que presentó Ramiro Salazar acusando a su amigo de crear una empresa fantasma para sustraer dinero de las arcas municipales.

En 1998, el propio Ramón Antonio Sampayo, el síndico Simón Hermández Piña, el tesorero Hugo García Lartigue; el sectrtario del municipio, Jesús Guillermo Villarreal Rodríguez y el jefe de obras, Juan José Rey García, firmaron un convenio con la empresa Gea, S. A. de C. V. para que surtiera asfalto y materiales para construcción al municipio. El monto de las operaciones fue por 10 melones de pesos de aquella época.

Pero resulta que la compañía era “fantasma”, igual que ahora el cacique del PAN en Matamoros, no tenía “papeles”.

Ya habrá oportunidad de abundar sobre el particular.

Si hablamos de panistas, mire que la diputada Beatriz Collado Lara armó este martes uno más de sus berrinches en el Congreso del Estado, en el marco de la sesión ordinaria de las comparecencias de funcionarios con motivo de la glosa del II informe de Egidio Torre Cantú.

La señora quería un tiempo de diez minutos, en lugar de cinco, para que los seis partidos políticos representados en el congreso presentaran su “posicionamiento” respecto a las comparecencias.

También alegaba que no los dejarían hablar en la tribuna sino  desde la curul de cada uno, lo que finalmente no sucedió.

Si seguimos con los partidos políticos, antes del diez de diciembre, que está a la vuelta de la esquina, los deben decidir en asamblea estatal cuál es el método de selección de sus candidatos a alcaldes y diputados.

El IETAM por su parte, podría reunirse este mismo viernes –antes del 30 de noviembre dice la Ley- para determinar los topes de gastos de campaña (aunque los mismos ya son conocidos).

Tema aparte, este martes comparecieron ante el Congreso del Estado los secretarios de Educación, Diódoro Guerra Rodríguez, y de SEDESOL, Homero de la Garza Tamez, con motivo de la glosa del informe.

Todo “normal”, ninguna alteración del estatus quo en este tipo de situaciones (fuera del berrinche panista); exposiciones, preguntas y respuestas y ya.

El miércoles siguen Manuel Rodríguez Morales y Salvador Treviño Garza, jefes de Obras Públicas y Desarrollo sustentable.

Ya para irnos, la opinión vertida por el Rector de la UAT, José Ma. Leal Gutiérrez, sobre el II informe del Gobernador Egidio Torre Cantú.

-La universidad está totalmente comprometida con el proyecto de estado de Egidio Torre Cantú. Sus palabras nos inspiran a dar lo mejor de nosotros desde nuestra esfera de influencia, y nos dan la certeza de que el futuro de Tamaulipas esta en buenas manos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*

code