El voto de un muerto

Abr 7th, 2013 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Nicanor García Reyna era uno de los panistas más antiguos de Matamoros. Se afilió al partido en 1946, según el refrendo que hizo en diciembre del 2012.

Siempre cumplió con el pago de sus cuotas y demás compromisos del partido. Hasta votó puntualmente el pasado 17 de marzo para elegir candidatos a la alcaldía y las diputaciones locales.

El hombre supo discriminar muy bien a los contendientes en la interna. Votó por Leticia Salazar Vázquez.

Le dimos una “revisada” a la lista de panistas de Tamaulipas y en efecto ahí se encuentra el nombre del señalado como activo que refrendó el año pasado.

Pero da la casualidad que el señor García falleció de cáncer pulmonar el cinco de junio del 2011, según el acta de defunción correspondiente difundida allá en la fronteriza.

Al respecto caben muchas preguntas ¿quién lo refrendó y pagó sus cuotas? ¿quién fue a votar por él? ¿cómo sus datos pasaron el cedazo del Registro Nacional de Miembros?.

El caso de Nicanor solo es parte del marranero electoral interno que podría acarrearle dolores de cabeza a los jerarcas del partido.

Otro caso que ha trascendido a la opinión pública es el de Ramón Sampayo García (hijo del diputado), quien precisamente el 17 de marzo se hallaba de vacaciones en Austin, Texas.

Las denuncias están sobre la mesa de la Comisión Nacional de Elecciones del partido, según la denuncia elevada por el precandidato perdedor a la alcaldía, Roberto Salas Martínez.

De acuerdo con la gente de Salas, el cochinero fue propiciado por los operadores de Salazar Vázquez, cuyo cuñado, Gerardo Martínez García, es el dirigente del partido en Matamoros.

Se concluye que de ahí vinieron las maniobras para hacer ganar a Leticia.

Pues bien, el tiempo se le acaba al PAN para dictaminar sobre las irregularidades que han denunciado nueve precandidatos que participaron en la interna. Tiene que hacerlo hasta el 15 de abril.

Otras denuncias hablan de cochineros en Victoria, Llera, Soto la Marina, González y Reynosa.

Además de Matamoros, es en  Reynosa donde aparece la mayor suciedad en esa elección interna.

La lucha es palmo a palmo entre el presunto ganador a la candidatura por la presidencia, José María “Chuma” Moreno Ibarra y José Ramón Gómez Leal.

De acuerdo con los resultados preliminares, Moreno obtuvo el triunfo con una diferencia de 29 votos.

Por lo que hace al distrito V, Héctor Pérez Ibarra le ganó por diferencia de un voto  José Hugo Ramírez.

Aquí entre nos, fue una contienda entre gandallas y ganó el que supo hacer más trampas (aparte de repartir lana).

Por intervención del CEN fueron abiertas algunas urnas (donde hubo denuncias) y el aparente resultado vino a enturbiar más el asunto: 18 votos que habían sido declarados nulos favorecieron a Gómez Leal (por la alcaldía) y cinco fueron para Ramírez.

El data señala que será el comité nacional el que tome la última palabra.

¿Qué puede suceder? Pues que en Reynosa anule el proceso y lo reponga, o bien se de el “dedazo” limpio por una persona diferente.

En el paquete podrían ir el precandidato a la presidencia y el aspirante por el V distrito.

Respecto a Matamoros, fue mucha la diferencia de sufragios entre la hija del cacique azul y Roberto Salas, pero la mancha ahí queda, imborrable ¿cuántos muertos más votaron?.

No se sabe si en Victoria el perdedor Gustavo Cárdenas Gutiérrez sigue adelante con la impugnación en que también denunció cochinero, o en definitiva se fue con su nueva organización, el Movimiento Ciudadano.

Se concluye que las denuncias en otros municipios son de menor “peso”.

Reynosa y Matamoros no podrán evadirse sin hacerle daño a la imagen del partido, cualquiera que sea la determinación que tomen los jefes nacionales.

Y la mera verdad, querido lector, el de la pluma también sospecha que eso apenas es la puta del iceberg del mugrero que se dio aquel domingo 17 de marzo.

Siguiendo con los partidos, el PRI terminó sus procesos internos de diputados sin que aparezca por ahí alguna inconformidad.

Deben prepararse para arranar sus campañas los siguientes 18: Fernando Castillo Villarreal, Cristabell Zamora Cabrera, Roberto Viviano Vázquez Macías, Aida Zuleña Flores Peña, Ernesto Robinson Terán, Laura Felícitas García Dávila, Adela Manríquez Balderas, Jesús de la Garza Díaz del Guante, César González García, Dolores de la Garza Berlanga, Griselda Dávila Beas, Blanca Valles Rodríguez, Ricardo Rodríguez Martínez, Juan Báez Rodríguez, Homero Reséndiz Ramos, Carlos Javier González Toral, Erasmo González Robledo y Eduardo Hernández Chavarría.

Por cierto, el CDE del tricolor otorgó los premios para el himno y la canción priísta que serán el fondo musical de sus campañas. Por el himno ganó Alfonso Garza Vélez y en composición la joven tampiqueña Roxana Galindo Ramírez.

Terminamos estos aspuntos señalando que el programa de renovación de nomenclatura de las calles de la capital de Tamulipas lleva un avance del 13 por ciento, según el informe del alcalde Miguel González Salum.

Para dar una idea del proyecto, hay que decir que en el 2013 se colocarán casi tres mil señales en una primera etapa, con inversión de 15.8 millones de pesos aportados por el gobierno del estado.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*