Comenzó la rabatinga azul

Abr 22nd, 2013 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.-  Muy interesante el proyecto de redistritación del IFE con lo cual Tamaulipas tendría nueve y no ocho diputados federales.

La verdad es que ya teníamos nueve pero nos quitaron uno hace algunas legislaturas, para ser concretos en 1996 (con elecciones un año después).

El darle a nuestra tierra otro distrito no significa que vaya a aumentar la nómina de 300 legisladores de mayoría. Solo aumentará el número de representados –población por cada demarcación-.

El archivo nos dice que en la 50 legislatura la tierra janambre tenía seis diputados. El distrito más nuevo era Madero, que había conseguido para su gente el cacique petrolero Joaquín “La Quina” Hernández Galicia.

Por entonces la República se dividía en 196 diputados de mayoría. Luego se tomó la decisión política de aumentar a 300 y se tenían que justificar a como diera lugar.

Por eso en la legislatura 1979-82, a Tamaulipas nos aumentaron de tajo dos posiciones más, el octavo y noveno distrito, cuyas cabeceras se asignaron a San Fernando y Río Bravo.

Por ese motivo llegaron a la nómina Pedro Reyes Martínez y Enrique Fernández Pérez (el primero victorense y el segundo yucateco avecindado en el Distrito Federal).

Sin embargo con la redistritación de 1996 a nuestra tierra le “resuraron” un legislador para quedar con ocho. La última por el noveno distrito fue Leticia Camero Gómez (originaria de El Mante, la aventaron por Río Bravo).

Bueno, estamos hablando solo de candidatos priístas. Por entonces

la oposición era mínima.

Si antes la construcción de los distritos se hacía (en Tamaulipas) conforme iba creciendo la población, en 96´ se dio la gran transformación para comenzar por Nuevo Laredo y terminar en la zona sur, Tampico y Madero.

Al bajar la nómina de nueve a ocho, el “problema” quedó entre Río Bravo y San Fernando, que eran cabeceras, y el triunfo se lo llevó el primero (o ciudad).

Y bueno por ahí va la historia. En los últimos trienios han sido diputados federales por Río Bravo –que sumó a San Fernando-, la señora Rosalinda Banda Gómez Librado Treviño Gutierrez, Omeheira López Reyna (PAN), Edgardo Melhem Salinas y José Alejandro Llanas (PAN).

En términos simples, el IFE le devolverá a  Tamaulipas la diputación que le había quitado hace 16 años.

Los acuerdos del Instituto señalan que el método para repartir el pastel será el “resto mayor una media” y tomará como base el censo del 2010.

Procurará que no queden divididos los municipios, y tampoco que un distrito “circule” a otro.

El proyecto ya está listo y lo veremos en las siguientes semanas a través del órgano electoral.

Sobre el particular,  el de la pluma solo puede agregar que esperamos la reforma política de Enrique Peña Nieto, según la cual va a reducir de 500 a 400 el  número de legisladores.

Lo más probable es que serán reducidos los pluris, porque no pueden invertir tanto en la redistritación de mayoría para cambiar de la noche a la mañana.

De todas maneras, yo, el columnista, te pido Enrique Peña, que desaparezcas las 200 diputaciones de plurinominales que ya no sirven y donde hay una bola de zángalos que sin hacer campaña cobran en la cámara federal.

En su tiempo las pluris fueron el desfogue de los partidos minoritarios pero hoy los tiempos son otros. Se necesita que ganen con los votos, no con el dedo.

Para no hacer nada, con 300 señores diputados bastan y sobran.

Por cierto, también interesante es la “boleta electrónica” que el IFE y la UAT presentaron este lunes en el Campus Victoria.

Es un sistema (y modelo) que ahorrará miles de millones de pesos que ahora se van en el árbitro electoral.

La democracia nos cuesta anualmente alrededor de 15 mil millones de pesos. Con el sistema electrónico se ahorrarán miles en la papelería de las boletas y actas y en fregadera y media.

De paso se acabarán las sospechas de fraude y las consiguientes denuncias ante los tribunales electorales.

Ya no habrá posibilidad de “ratón loco”, “carrusel” o de otros métodos que los partidos han hecho famosos.

Tampoco se irá lana en las encuestas de salida o los PREP. Los resultados se irán danto inmediatamente.

Lo más seguro es que la boleta electrónica comenzará a funcionar a nivel federal en el 2015 y en Tamaulipas un año después.

Y si hablamos de cuestiones electorales, comenzó la gran rebatinga del PAN en los tribunales federales.

La Sala Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le dio entrada al juicio de protección de sus derechos políticos que pide el señor Jesús María Moreno Ibarra, mejor conocido como El Chuma, quien denuncia a su partido, el PAN.

Su inconformidad es en contra de la Comisión Nacional de Elecciones y el CEN panista, al entregarle acuerdo de procedencia y constancia de mayoría a José Ramón Gómez Leal como candidato a la presidencia de Reynosa.

Así pues, serán los órganos de administración de justicia los que decidirán quien de Acción Nacional será el candidato en aquel municipio fronterizo.

Esos son los datos que publica el TPJF. Debe haber ya más juicios solicitados por los panistas.

De Gustavo Cárdenas en Victoria no hay nada. Se quedará con la candidatura del Movimiento Ciudadano.

www.janambre.com.mx

One comment
Leave a comment »

  1. buenas acabo de enterarme de tu website y la verdad es que me parece excelente no sabia de mas personas interesadas en estos temas, aqui tienes un nuevo lector que seguira visitandote semanalmente.

Leave Comment

*