Padre Martínez , el exorcista, habla por primera vez del ritual para combatir al Demonio

May 14th, 2013 | By | Category: Articulos Destacados
Spread the love

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Le gusta cumplir con sus compromisos y a la hora  indicada. Son las cinco de la tarde y, con mucho ánimo, espera en su pequeña oficina cubículo.

-¡Pásenle señores! son bien recibidos. Platíquenme ¿qué los trae por aquí?.

A sus 84 años de vida y más de 60 en el sacerdocio, el padre David Martínez Reyna acepta por primera vez hablar públicamente de una faceta poco conocida de su vida: La de exorcista… Es el exorcista de los victorenses, de la Diócesis.

-¿Cómo anda de salud?.

-A uno de viejo las “pocholacas”  (enfermedades y malestares) le salen por donde quiera.

Su guayavera blanca está a tono con el abundante y plateado pelo que no oculta sus años, o sus “experiencias de vida” para decirlo en otro tono.

Por su edad está jubilado. Vive y despacha en el Seminario Diocesano. Solo oficia en casos muy “especiales” como el del Día del Periodista o el fallecimiento de un amigo. Como pocos, puede jactarse que es amigo de los periodistas.

-Aquí en la Diócesis ¿hay otros sacerdotes que exorcisan?.

-Nadie quiere. Yo los invito y los invito y nadie quiere. Tienen miedo.

-Usted ¿como se animó?

-Fue incidental. Nada se mueve sin la voluntad de Dios. La norma de la iglesia dice que lo puede hacer el Obispo o él da la orden, como se ordena en Roma o en México, que dos o tres deben aplicar el exorcismo.

Y el padre Martínez –hoy el más estimado por los católicos victorenses-, da cuenta de la historia que sucedió hace 40 años.

Fue entonces que comenzó a “rescatar” cuerpos y almas poseídas por el Demonio. Han sido tantas sus acciones que ni la cuenta lleva y sigue atendiendo desde el Seminario.

Como muchos, no creía. Aceptaba la existencia del Diablo pero no los actos de posesión en los humanos.

-Sabía que el señor Jesús hablaba del Demonio y todo eso pero no le ponía atención. Decía: No lo acepto, cómo voy a aceptar que el señor Jesús haya permitido el mal. No creía en eso.

UNA MAESTRA, SU PRIMER EXORCISMO

Da cuenta del incidente que cambió su forma de pensar.

-Hace 40 años, un buen día me llevaron una maestra -que todavía vive- poseída y dije: ¡Válgame Dios¡ y salí a verla.

Por entonces era el párroco del Santuario de Guadalupe, en “La Loma del Muerto”. Eran las siete de la tarde noche. Estaba oscureciendo

La mujer le gritaba: ¡Tu no puedes… Tu no puedes¡.

-Me espanté y me dije: Cómo me va a ganar, esa muchacha está loca, trastornada por algún mal de la mente.

Pidió a lo familiares que la llevaran con un  psicólogo. Lo hicieron y, al terminar su valoración, le dijo al padre que él no podía pisar ese terreno, el espiritual.

-Le pregunté  ¿tú crees que esté poseída? Y me dijo: Hay algo extraordinario en ella, no hay enfermedad, no hay nada.

Entendió el padre que la mujer había sido “tomada” por el Diablo e intentó expulsarlo.

-Se me salió ahí decirle: ¡Vete maldito Demonio, déjala libre¡ y ella se puso en un estado tremendo, terrible y con una fuerza bruta.

No podían controlarla ni los monaguillos que colaboraban en el templo ni la madre y hermano de la profesora afectada. No agredía pero su fuerza era demasiada.

Lo dejaron para el día siguiente.

Dentro de su nerviosismo, Martínez Reyna recordó los pasajes de la Biblia en que Jesús les dijo a los Apóstoles que a los demonios no solo se les dice “lárgate y vete” sino que se necesita hacer ayuno, oración y penitencia.

-Les dije a los familiares y a los muchachos que tenía en la Iglesia: Vamos a hacer esto… Ustedes quizás conozcan a uno de ellos, a Víctor Contreras. Pregúntenle lo que batallamos con esa muchacha. Se nos echaba encima y no podíamos por la fuerza bruta que tenía.

En ese escenario, el sacerdote siguió su lucha contra el Diablo hasta que al tercer día la víctima de posesión, con la cara inflamada, voz cavernosa y fuerte, cayó al suelo.

Refiere el padre:

-Se me cayó, azotó, y dije … Ya le pegó el infarto, ya me eché aquí un “paquetito” medio feo.

No era así. La mujer comenzó a abrir los ojos y fue que su madre le preguntó.

-Hija ¿qué te pasa?

Y ella le respondió:

-Nada, nada mamá –como si no hubiera pasado nada-

No se acordaba de nada. El Diablo se había alejado.

Y resume el exorcista:

-Desde esa vez comencé a creer en que hay Diablo, hay Demonio.

LA OUIJA, LA MUERTE, LOS Y LAS HOMOSEXUALES

El padre Martínez le da énfasis a sus palabras. En ocasiones pareciera que habla “en secreto” y en “complicidad” con los reporteros. Hace ademanes; se hace entender, refuerza con la gesticulación.

Es originario de Río Verde, S. L. P. y se crió en el seno de una familia de 13 hermanos. Se ordenó en Tampico el 25 de abril de 1956.

-Se puede tener una enfermedad física o psicológica y no el Demonio ¿lo confirma?.

-Sí. En todos los exorcismos que hago y que son muchos, lo primero que digo es: Llévenlo con alguien que haga un estudio, un psicólogo o psiquiatra durante dos o cuatro días y me den el diagnóstico de que sí es una posesión diabólica.

-La incidencia de gente poseída en la ciudad ¿es mucha?

-Muchos. Precisamente los jóvenes que se ponen a jugar a la ouija, a invocar a la muerte.

Aquí, el padre David da cuenta del último exorcismo que practicó. Fue por la mañana antes de la entrevista. Una joven.

-Una muchacha invocó a la muerte y le dijo al Demonio: Te entrego mi alma si tu me concedes el dinero que necesito para terminar mis estudios. Y yo le decía ¿cómo se te ocurrió a ti?.

La ceremonia de alejar al Demonio fue por la mañana. La joven se fue enseguida libre y sana.

De acuerdo con el religioso, son campo fértil para recibir la presencia del Señor de las Tinieblas: La devoción a la muerte, a “Pancho” Villa, al Niño Fidencio y a la ouija. Son los casos que le ha tocado exorcizar.

-Adorar a esos personajes… ¿son causa?.

-Sí, causa de posesión diabólica. Hay mucha incidencia, mucha posesión.

-Usted mencionaba la fuerza ¿que otra característica hay en los poseídos?

-La fuerza, su voz cavernosa, hinchado su rostro, ojos brillantes, su retina muy profunda, negra y profunda…

Aclara el exorcista que nadie lo ha golpeado. Solo es fuerza que tienen para evitar ser dominados.

-¿Y la posesión sexual?

-Sí. Esto es en la cuestión de los homosexuales, el hombre con hombre y mujer con mujer. Si lo hacen es un hecho antinatural, es pecado.

-¿Solo en una relación sexual antinatura?

-Si, porque se puede decir: Este acaba de cometer un adulterio con una mujer y viene poseído por el demonio. Y no, es un pecado humano, nada mas. No todo el que comete un pecado es poseído por el Diablo… no, no.

-En la expresión más simple, el bautismo ¿es el comienzo de un  exorcismo?.

-Es uno de los primeros efectos que hay. Nos hacemos hijos adoptivos de Dios y el que no está bautizado no es hijo de Dios, es hijo nada mas del ser humano.

YA PERDIO LA CUENTA DE EXORCISMOS

Martínez no tiene ningún título. Cuando salió del seminario, como había urgencia de sacerdotes, de inmediato lo nombraron vicario de la catedral de Tampico a los 26 años.

Luego lo mandaron como párroco de Jaumave.

-Cuando no había ninguna comunicación. Había que viajar en mula y macho.

En el centro de Tamaulipas se ha distinguido por ser un crítico del sistema e intervenir a favor de los pobres y desvalidos.

En su interpretación política, si realmente quieren hacer algo por México, deberían unificarse en uno solo todos los partidos, desde el PRI, PAN, PRD y los “chiquillos”.

Lugo de contestar una llamada telefónica retoma la entrevista. Ahora toca el tema del ritual del exorcismo y los objetos que se pueden utilizar, autorizados por el Vaticano, como el agua bendita.

-Inmediatamente que le echas agua bendita al poseído, se saca porque lo está quemando, siente que lo quema la lumbre y grita que no le echen. Se ponen más furiosos y más rebeldes cuando invoco a la santísima Virgen María y el nombre de Jesús.

-¿Es la expulsión del Demonio del cuerpo y alma?

-De todo el ser humano, mente, espíritu y cuerpo. Se ponen furiosos, no golpean, no, tratan de matarse, de suicidarse.

La posesión diabólica también se da en animales, objetos o hasta regiones geográficas, pueblos enteros, algo que no ha pasado por la experiencia de Martínez Reyna.

-Dudo que un pueblo esté totalmente poseído. No todos van a renegar de Dios.

-La posesión ¿ha llevado a la muerte?

-Cuando no se atiende, se suicidan.

-¿Cuánto puede durar una persona en manos del Demonio?

-El tiempo que lo atiendan, puede ser un día, 15,  un mes, año, tan pronto  como lo atiendan.

-¿Promedio de edad en las víctimas?

-Jóvenes.

-¿Varones y mujeres por igual?

-Sí, cuando comienzan a dudar y a jugar con la ouija, con la muerte.

-¿Casos de niños?

-Una vez me trajeron un niño y con los sacramentos del bautismo quedó bien… El Demonio ataca al ser humano sea de la edad que sea.

-Estuvo un tiempo en Llera, Hidalgo y otras comunidades rurales ¿le tocaron situaciones de estas?.

-Muchas. En hidalgo una profesora y un profesor masón que no creía, pero se dio cuenta de cómo estaba a situación y le dije: Si usted no me ayuda no queda liberado de esto. Me ayudó.

El padre Martínez todavía tiene en su oficina el ritual de exorcismo que utilizó en horas de la mañana. Lo necesita muy seguido porque hasta se dan casos de reincidencia, como menciona…. El Diablo regresa a cuerpos que ya han sido suyos.

-¿Reincidencia?

-Mucha. Tengo ahora dos personas con psicólogo. Después me los traerán ya con una firmeza de que sí es una posesión.

-En la vida moderna ¿más casos diabólicos?

– La droga descompone al individúo. También lo pone en un estado para ser poseído.

– A quien afecta más ¿ pobres o ricos?

-A todos, a todo el que no cree.

-¿Lleva alguna estadística?

-No, nada. Yo nada mas fui por aventado… jeje jeje, por aventado. No llevé ninguna estadística ni he hecho ninguna historia. Tengo que guardar sigilo de las personas que he practicado el exorcismo, para no lastimarlas.

“YO ME AVENTE SOLO” PERO YA ESTOY CANSADO

En otras diócesis hay sacerdotes autorizados por el Obispo para realizar los exorcismos. Así lo dicen las Leyes del catolicismo.

-Yo aquí no tengo autorización, yo me aventé solo. No todos creemos en eso, y se los digo, habemos un porcentaje que aceptamos que hay Diablo pero no que hay posesión diabólica.

– Antes se ignoraba ¿es un tema tabú?.

– Siempre ha habido. La posesión diabólica siempre ha habido, desde el tiempo del señor Jesús y desde antes. Aquí está (señala la Biblia).

Antes de culminar la entrevista, viene la pregunta de los reporteros que quieren ir hasta las últimas consecuencias.

– ¿Nos puede invitar a un exorcismo?

-¡Encantado de la vida! pero no me hago responsable de una posesión.

El padre David Martínez Reyna dice que ha sido el exorcista de la Diócesis desde hace 40 años pero ya se siente cansado.

-Ya no quiero. Estoy malo de la columna y quedo muy  estresado.

Cuando se retire, y ante tanta incidencia de poseídos por el Diablo, el Obispo tendrá que nombrar al nuevo exorcista ¿quién de los sacerdotes se apuntará?.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*

code