Unos pececillos “flacos”

Sep 16th, 2013 | By | Category: Opinión Pública
Spread the love

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Son “pececillos flacos” pero algo es algo. El respetable, la comunidad política, espera un escarmiento.

Y a  las autoridades estatales encargadas de la fiscalización, al partido mismo, el PRI, le urge una dosis de credibilidad.

La Auditoría Superior del Estado va hoy tras los huesos del alcalde de Burgos y otros dos ex presidentes (trienio anterior), Méndez y González, que vienen siendo “perras flacas” –como se dice en el argot- en comparación con otros más “gordos”.

Ya se necesita un escarmiento entre los alcaldes de pueblo, que es donde se da principalmente el saqueo de los recursos públicos.

Aunque hayan cometido pillerías, que todos las hacen, la voz popular no se traga que por ser bandidos se les lleve a juicio. Históricamente cada tres años se generan nuevas comaladas de ricos en esos municipios marginados por la naturaleza. Y nadie les dice algo porque engordan la cartera.

La sabia voz del pueblo tiene la sospecha de que esa gente, Fernando López Pancho, de Burgos; Erwin Verlage Guerrero, de González, y Armando Heredia Solís, de Méndez, cometieron otro delito más grave: El de la deslealtad hacia su partido, el tricolor, que los llevó al poder.

Vamos a decir que en la última jornada de proselitismo apoyaron a los contrarios, o sea a los azules.

Nunca ha sido un “delito” sustraer lana del erario para fines personales. Esto se ha visto toda la vida en esos municipios del “chiquitiaje”.

Lo mas extraño es que, en las últimas décadas, es la primera vez que a un alcalde en funciones se le fincan responsabilidades. Otros han caído pero al culminar su ejercicio.

En Burgos desde hace más de 30 años el ayuntamiento es una posición “propiedad” de la Central Campesina Independiente. La familia de Doña Rosario López Medina es la que decide (¿decidía?) que se hace con el presupuesto de  26 millones de pesos (2013).

El Congreso del Estado no difundió cuales fueron las irregularidades, pero debe haberlas y muchas. Por ejemplo, en el presupuesto de egresos del presente ejercicio, está contemplado el gasto de  720 mil pesos por el concepto de  “alimentación para el personal en las dependencias” ¿será cierto que eso gastaron?.

Para cucharas y platos del municipio, el egreso fue por cerca de los cien mil, en el mismo ejercicio.

En Burgos, el candidato del PAN, Jorge Galván García, se quedó a 250 votos de la victoria sobre el tricolor Marco Polo Garza, otra fichita que tiene pendientes averiguaciones penales.

Como razón del crecimiento azul se menciona que el alcalde y otro precandidato del PRI, Orlando Obregón Palacios, le facilitaron el camino.

En los otros municipios al parecer sucedió lo mismo. Los ex presidentes pensaron que políticamente la habían librado y se fueron con la oposición. Y eso, eso en el tricolor le llaman alta traición.

Pero bueno, después del pez gordo Oscar Pérez Inguanzo, de Tampico, el morbo popular deberá conformarse con estos tres pequeños angelitos. Aunque hay duda de si serán perseguidos por la nueva Ley de Fiscalización que le otorga facultades al Auditor Superior para embargar bienes de los pilluelos.

Si el ordenamiento se publica en el Periódico Oficial antes de que la Auditoría presente la querella en contra de los aludidos, ya se fregaron. Don Miguel Salman Alvarez deberá quitarles bienes materiales.

La actuación del Congreso y la Auditoría Superior deja un buen sabor de boca por su celo en resguardar los recursos del erario público.

Si cambiamos de tema, hay que decir que primero queríamos agua y ahora la tenemos de sobra, tanta que casi nos ahoga. La tormenta “Ingrid”  ha generado problemas a miles tamaulipecos y ocupado la atención de las autoridades estatales.

Sin embargo, no han sido las consecuencias de pérdida de vidas humanas que 25 años atrás generó el temible huracán “Gilberto”, mismo que cruzó por Abasolo, Padilla, San Carlos y hasta internarse en Nuevo León.

“Ingrid” nos llega el 16 de septiembre; “Gilberto” el 17 de septiembre de 1988. El primero nos trajo inundaciones y problemas graves. El segundo muerte y destrucción… Tantos muertos que ni la misma autoridad pudo contabilizarlos.

En Los Frescos y Praxedis Balboa, de San Carlos, se dio el caso que de no pocas viviendas solo quedó el piso de concreto. Las aguas arrastraron a moradores, muebles y construcciones. Todo fue en horas de la noche y por sorpresa.

Hoy, 25 años después, ante el fenómeno de menor envergadura, las autoridades estatales comandadas por el Gobernador Egidio Torre Cantú han puesto toda su atención para tomar las medidas preventivas en la costa y la región central. Si bien hay daños, no se tenían reportes de pérdida de vidas humanas.

A consecuencia de la pertinaz lluvia, el ejecutivo acordó la suspensión del tradicional desfile del 16 de septiembre, en tanto que las escuelas y las oficinas gubernamentales permanecieron cerradas por ser día feriado.

Un día antes Egidio encabezó la ceremonia “del grito” en la plaza Juárez, también entre la lluvia, tratando de no interrumpir una tradición centenaria de los tamaulipecos.

Aparte, mire que este martes el tribunal Electoral del Poder Judicial de Tamaulipas se reunirá a las cuatro de la tarde para resolver el asunto de la elección en Aldama, según las instrucciones del TRIFE de recontar dos casillas.

Se anticipa que la coalición Pri-Verde-Panal se quedará con la presidencia municipal, misma que ahora detenta el PAN y explota la familia Hervert.

Y allá en Miquihuana, el alcalde Matías Meléndez Cruz está terco en no integrar la Comisión de Entrega Recepción para transferir bienes y mandos al panista Baltasar Vargas Rangel.

Nos vamos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*

code