Cuestión pública

Oct 5th, 2013 | By | Category: Editoriales
Spread the love

Luis Lauro Carrillo.

La visita de Peña Nieto.

 La desarticulación entre las demandas sociales y las acciones gubernamentales para enfrentar y solucionar problemas políticos económicos y sociales de un país, aunado a la toma de malas decisiones conducen a la inoperancia gubernamental.

Viene a cuento lo anterior por la breve visita del Presidente Enrique Peña Nieto a Tamaulipas se reunió en el Polyforum Victoria con productores agrícolas y ganaderos, La misma no cumplió  las expectativas de los hombres del campo tamaulipeco, que anhelaban  anuncios espectaculares de mayores apoyos y subsidios al equipamiento e infraestructura, desarrollo de capacidades, energía, al ingreso rural  y a la comercialización.

Sobra decir que el recinto fue aderezado y atiborrado por elementos de seguridad adentro y afuera, desde militares, marinos, federales, estatales y los elementos del Estado Mayor Presidencial, quienes establecieron varios filtros antes de ingresar, incluido los detectores de metales.

 Cabe indicar que en la reunión, intervinieron el gobernador Egidio Torre Cantú; el vicepresidente del Consejo Nacional Agropecuario, Rogelio García Moreno; el presidente de la Unión Ganadera Regional de Tamaulipas, Homero García de la Llata; el secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez y finalmente el presidente Peña Nieto.

 De tal modo que lo único destacable de Rogelio García Moreno fue el solicitar tenuemente al presidente de la republica su comprensión para el sector agropecuario en la reforma hacendaria, en tanto Homero García de la Llata  se deshizo en ditirambos y cebollazos para el presidente, gobernador y secretario y no dio los verdaderos problemas de los productores pecuarios.

 En cambio para Enrique Martínez y Martínez México no enfrenta peligro de desabasto alimentario, ni está en riesgo la producción del país, o sea que el mensaje fue que todo en el campo está bien y que los campesinos y productores son los que están mal. Luego entonces no se justifican las quejas de los productores.

 Tambien  declaró que “México acaba de vivir la peor sequía de la historia, el efecto de heladas atípicas devastadoras y recientemente el impacto de dos fenómenos meteorológicos, Ingrid y Manuel; pese a ello, el campo está de pie”.

En su intervención el Presidente Peña Nieto acusó recibo al vicepresidente del Consejo Agropecuario al expresar que existen resistencias contra las reformas estructurales que él empuja en el Congreso de la Unión para darle a México el crecimiento y el desarrollo que merece pero que se le ha negado por egoísmos.

Tengamos presente que Peña Nieto en su mensaje defendió y justificó el paquete de reformas librecambistas, al manifestar que países más pobres que el nuestro, han salido adelante mediante la modernización de sus instituciones al grado de que tienen ahora ingresos per cápita más altos que México.

En otra parte de su discurso el mandatario presidencial instruyo a Enrique Martínez para acelerar el proceso, para combatir los trámites burocráticos para que realmente las personas afectadas y los cultivos que fueron dañados, reciban la indemnización correspondiente.

Así mismo el presidente le dio la instrucción para que los productores tengan desde ahora y de manera anticipada cobertura a los precios en este seguro de cobertura que la Sagarpa tiene y que se han abierto ya ventanillas en todas las entidades del país para que puedan los agricultores realmente cubrir o adquirir estos seguros de cobertura a los precios futuros que tendrán sus cosechas.

Vemos por tanto que en lo político, Peña Nieto se fue muy contento con el apapacho, los besos de sus fans, las porras y las fotos tomadas con la gente con cámaras y el celulares. Tardó más de 20 minutos en llegar al presídium porque se estaba tomando fotos con la gente y hasta prometió regresar muy pronto, todo parece indicar que el presidente  levantó el supuesto o real castigo a Tamaulipas.

 Por otra parte parece que para la tecnocracia gobernante, la estrategia de desarrollo rural es continuar con el desmantelamiento del ejido y el minifundio particular mediante la privatización, para expulsar a los productores “ineficientes” dejando su lugar a la economía a escala con formación de unidades agropecuarias de grandes extensiones y con grandes inversiones de capital.

 Si falla la estrategia anterior se activa la segunda consistente en que el mercado determine  las condiciones de sobrevivencia de las unidades agropecuarias.

Por otro lado en la Unión Europea subsidian su producción agropecuaria por razones de seguridad estratégica y los estadounidenses lo hacen como instrumento de manipulación comercial. En México la tendencia es la eliminación  generalizada de los subsidios, así como la supresión gradual de programas.

En definitiva la reunión del presidente Peña Nieto con productores agrícolas y ganaderos se convirtió en una reunión de evaluación de los daños de Ingrid y Manuel, fue un éxito político para el gobierno de Tamaulipas y un fracaso y frustración para el sector agropecuario tamaulipeco al no cumplir las expectativas que esperaban los productores respecto al incremento de los  apoyos y subsidios a la producción.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*

code