A Doña Manuela le regalaron un esclavo de seis años

Oct 9th, 2013 | By | Category: Articulos Destacados

Magiscatzin.- Su historia ha sido de «mala suerte».

De las 23 pueblos que fundó José de Escandón, es la única  a la que dio categoría de ciudad ¿por qué?, nadie lo sabe a ciencia cierta.

Seguramente pensó en la importancia económica que llegaría a tener por su aduana y el paso obligado del centro del país hacia Tampico (el viejo).

Fue fundada el 11 de mayo de 1749 «en una pomposa ceremonia» en que 58 familias recibieron sus solares para construir viviendas, más el terreno de la plaza, iglesia y el convento.

Los indios quedaron en otro barrio, al que se conoció como Santa Cruz, y a ellos se les entregaron 34 terrenos.

La importancia económica de Horcasitas duró por espacio de 150 años. De ahí vino su mala suerte.

ENTERRARON “PROVISIONALMENTE” A SUS MUERTOS

¿Por qué esa mala suerte? Durante casi ochenta años Horcasitas fue el centro de operaciones comerciales hacia el norte y centro, por su aduana, para el cobro de impuestos de mercancías que entraban por el río.

Pero en 1829 fue instalada una aduana fluvial en Tancaxneque, por lo cual Horcasitas declinó.

Más tarde, entre 1863-67, los invasores franceses se apoderaron de la población e hicieron una serie de desmanes.

Es más, hasta abrieron un camposanto, panteón, para ir sepultando «provisionalmente» a sus conacionales que iban falleciendo. Al triunfar su movimiento pensaban sacar los huesos y trasladarlos a Francia.

Pero como salieron huyendo de México, no tuvieron tiempo de escarbar, y allí está el panteón con las inhumaciones de los extranjeros.

Cuando Don Porfirio Díaz la región se recuperó algo, pues aquí estaban varias de las haciendas más grandes y prósperas de México, como El Cojo, Cardiel, La Mora, El Petril, Alamito, El Naranjo y Tancaxneque.

Sin embargo vino la Revolución Constitucionalista, cuyos generales ordenaron tomar la población. Permanecieron allí por espacio de 60 días, en tanto planeaban el ataque a Tampico.

Dejaron a la población destruida y saqueada. Muchas familia se fueron para otros lugares y abandonaron sus pertenencias.

Y por si fuera poco, en 1928 el gobierno del estado le quitó a Horcasitas la categoría de cabecera municipal, para mandarla a Estación González.

Esa es la mala suerte de Magiscatzin, hoy un pueblo fantasma donde solo viven los viejos porque los jóvenes se fueron a buscar un mejor destino.

Pero la historia de Horcasitas allí está, en sus edificios, en sus construcciones.

Por ejemplo el antiguo edificio del ayuntamiento, que data de 1754 y que pronto, seguramente, será restaurado.

También sigue de pie la construcción que fue propiedad del militar Don Juan de Barverena, de la misma fecha, a quien se le nombró Justicia Mayor por instrucciones de DON José de Escandón.

Y sigue de pie el campanario de lo que fue el convento, así como la vieja iglesia de los primeros años.

Todo eso sigue ahí, de pie.

También algunos restos de lo que fue el panteón francés.

HAY ESCRITURAS DE LOS ESCLAVOS

Pero la «mala suerte» no solo es eso.

Hará algunos 25 años –según lo contaba él mismo-, el profesor Pérez Sánchez fue nombrado Cronista del Municipio de González.

Cundo esto ocurrió, fue a visitar el edificio de la Presidencia para hacerse cargo del archivo histórico de Horcasitas, que sabía estaba en un cuarto por ahí, abandonado.

-Pues ya lo tiramos, le respondieron.

-¿Cuándo lo tiraron?, quiso saber.

-Hace como 15 días, le contestaron

-¿Y dónde?, preguntó.

-Pues allá por el arroyo.

Se fue al arroyo y efectivamente, ahí estaban los documentos ya lastimados por los marranos y una lluvia que había caído.

Logró recuperar 80 mil documentos, entre ellos papeles dirigidos o signados por cinco Virreyes de la Nueva España. También ahí estaba, guardado, el Plan de Iguala, de Iturbide.

Asimismo se confirmó que en 1805 estuvo en Horcasitas Don Miguel Ramos Arizpe. Hay diez documentos firmados por él, y fechados aquí.

Pero hay algo que ha llamado mucho la atención de los investigadores, y se refiere precisamente a las escrituras sobre la venta de esclavos, que el fallecido profesor Pérez halló en el archivo tirado al arroyo El Cojo.

Por entonces estaba permitida la venta de personas, pues la abolición de la esclavitud se dio mucho más tarde.

-En la ciudad de San Juan Bautista de Horcasitas, en los doce días del mes de febrero de mil setecientos sesenta y siete años, ante mi, Juan de Barverena, capitán y justicia mayor de ella, y su real escuadra y misión de Puente de Arze, sus nexos y recintos en esta plaza de armas en la colonia del Nuevo Santander y Costa del Seno Mexicano, que murió por receptoría contendos de insistencia por no haber escribano público real o de guerra en el término predicho de que doy fe, pereció la señora María Susana de Villanueva, vecina hoy de en esta ciudad, a quien doy fe.

Le reconozco y digo que por si en nombre de su hija la señora María Manuela Sánchez Dobalina, vende un mulato esclavo, en venta real nombrado Juan Ignacio, de edad de seis años, color pardo y con pasar desde hoy para siempre, a doña Francisca Sarmiento, vecina de la ciudad de México, sus hijos y a quien su derecho representaré, cuyo esclavo…

Bueno, el esclavo había sido regalado a Doña Manuela Sánchez en La Habana, Cuba, junto con algunas joyas.

La historia es interesante.

http://www.janambre.com.mx

One comment
Leave a comment »

  1. quisiera saber si pudieran investigar como se llamaban los hermanos del general alberto carrera torres, porque el abuelo de mi esposa cirilo carrera avila era sobrino del general hijo de un hermano de alberto .
    gracias

Leave Comment

*