¡Aquí estamos!

Nov 30th, 2013 | By | Category: Editoriales
Spread the love

“Nuevas reglas electorales…”

Lic. francisco Javier Álvarez de la fuente

alvarezfj.2@gmail.com

Mucho se ha hablado sobre las posibles reformas en cuanto a las elecciones en México, y al parecer ya lograron ponerse de acuerdo los diversos partidos políticos representados en las dos cámaras del Congreso de la Unión y pronto será una realidad la tan mencionada reforma política electoral.

Y de ésta reforma podemos comentar algunos de sus acuerdos: Los senadores y diputados federales podrán elegirse hasta completar 12 años en una Cámara, y de ahí podrán saltar a la otra para competir por otros 12 años, y así de manera sucesiva, pues la reforma política acordada en el Senado y la Presidencia de la República permite a los legisladores federales y estatales reelegirse de manera consecutiva.

Así que con la reelección consecutiva una persona que sea senador en 2018 tiene posibilidades de quedarse ahí hasta 2030; si de ahí decide lanzarse de diputado federal, entra en 2030 y puede quedarse hasta 2042; y si al concluir en San Lázaro quiere ser nuevamente senador, lo podrá ser hasta 2054, y así hasta que lo decida.

Así, las posibilidades de renovación de la clase política en los órganos de poder se reducen de manera considerable. Además, los presidentes municipales podrán reelegirse un periodo.

El dictamen de la reforma política aclara que la postulación del legislador que decida reelegirse sólo podrá ser realizada por el mismo partido o por cualquiera de los partidos integrantes de la coalición que los hubiera postulado; si se trata de candidatos independientes, sólo podrán postularse con ese mismo carácter.

Los institutos estatales electorales, que sobrevivirán con la creación del Instituto Nacional Electoral (INE), contarán con un órgano de dirección superior integrado por un consejero presidente y seis consejeros electorales, con derecho a voz y voto; este órgano será electo con el Consejo General del INE, pues la reforma política decidió mantenerlos, pero acotados por el poder central, y no despedirá a sus actuales integrantes.

A su vez, los tribunales electorales estatales “se integrarán por un número impar de magistrados, quienes serán electos por las dos terceras partes de los miembros presentes de la Cámara de Senadores, a propuesta en terna de cada legislatura local por la misma mayoría”, pero aclara que se quedan los actuales magistrados.

Los consejeros electorales estatales tendrán un periodo de desempeño de siete años y no podrán ser reelectos; tendrán una remuneración acorde con sus funciones y podrán ser removidos por el Consejo General del INE, por las causas graves que establezcan la ley; no podrán tener otro empleo, cargo o comisión, con excepción de los no remunerados en actividades docentes, científicas, culturales, de investigación o de beneficencia.

Tampoco podrán asumir cargos públicos en los órganos emanados de las elecciones en cuya organización y desarrollo hubiere participado, ni ser postulados para un cargo de elección popular o asumir un cargo de dirigencia partidista, durante los dos años posteriores al término de su encargo; los órganos electorales “contarán con servidores públicos investidos de fe pública para actos de naturaleza electoral, cuyas atribuciones y funcionamiento serán reguladas por la ley”.

Además de que el Presidente de la República asumirá su cargo el 1 de octubre y no el 1 de diciembre; el Congreso de la Unión también cambiará la fecha de su instalación al 1 de agosto, ya no el 1 de septiembre, con lo cual tendrá un mes más para legislar. La fecha de las elecciones dejará de ser el primer domingo de julio para ser el primer domingo de junio, y eso acorta el periodo de campañas.

Además de que ahora perderán en automático el registro si rebasan el tope de gastos de campaña, los partidos políticos podrán pactar coaliciones totales, parciales y mínimas, amén de que pueden dejar al nuevo INE el manejo de sus chequeras electorales.

Así lo establece el régimen transitorio de la reforma política acordada por los senadores del PRI, PAN, PRD y la Presidencia de la República, con la participación, a distancia, de los integrantes del Consejo Rector del Pacto por México.

Así pues pronto se reflejarán estas reformas tanto a la constitución y en las leyes electorales tanto federal como estatal, estos cambios que esperemos sean para bien y para ver que sean positivas a favor de los ciudadanos …¡Aquí estamos!

Leave Comment

*

code