Ganar “9 de 9”

Dic 29th, 2013 | By | Category: Opinión Pública
Spread the love

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Como todas las instancias públicas, este fin de año los partidos políticos también se fueron de vacaciones y regresan hasta el seis de enero. Está incluido claro, el PRI, ahora encabezado por Rafael González Benavides.

La última actividad que desarrolló fue un encuentro con la prensa, luego se entrevistó con los delegados municipales y la estructura sectorial además de asistir por ahí a la entrega de juguetes para niños de escasos recursos.

En este ciclo vacacional tendrá tiempo suficiente para elaborar su plan de acción en un año no electoral y que, más bien, será de preparación para el que sigue cuando piensa ganar los nueve distritos (aumentará uno) en juego.

Para los analistas no hay duda que saldrá airoso, que ganará “9 de 9” (parodiando al moreno Gamundi) por los antecedentes históricos que tenemos y la chamba que seguramente le meterá  el de Matamoros en cuanto las actividades ordinarias se reanuden.

Bien decía Rafael cuando le preguntaban  sobre la posibilidad de una candidata a Gobernadora: Eso está muy lejos, primero está la elección federal del 2015.

Para este presidente del PRI estatal, la federal que sigue será una de las más “fáciles” de la historia (aun entendiendo que ninguna es fácil). Desde el año 2000, los tricolores han ganado las intermedias aunque pierden la presidencial, y eso, eso ya es mucha ventaja.

Aunado, tendrá que analizarse que, a partir de diciembre del año antepasado, las dependencias federales ya no son manejadas a su antojo por el PAN y sus operadores políticos en que se convirtieron los delegados de instancias como Sedesol o SCT y Corett, o sea todo el esquema de estructura del gobierno de la República. Ya no habrá miles y miles de despensas condicionadas al sufragio azul.

Ello representa un adelanto del 50 por ciento sobre el proceso eleccionario, amén que ya no estarán los fiscales de la FEPADE haciendo de las suyas para no encontrar delitos electorales.

En el 2000 los azules y socios (maestros del PANAL) ganaron al tricolor con una diferencia de 75 mil sufragios, que se dieron por el llamado “fenómeno Fox”.

Pero al año siguiente, los priístas y coaligados recuperaron terreno y rebasaron a los panistas con la suma de más de 136 mil votos, o sea 386 mil 914 a 244 mil 950, que es un abismo de distancia.

En resumen: Cuando hay elección de Presidente de la República, en los últimos tres procesos, ganan los azules, y es el PRI el que gana en la renovación del Congreso de la Unión en la intermedia.

Hacia el 2006, cuando el panismo estaba en todo su apogeo, Felipe Calderón Hinojosa se fue arriba en Tamaulipas con 186 mil 813 votos, de tal forma que el Revolucionario Institucional y otra vez sus jerarcas encendieron los focos rojos para recuperar el espacio perdido.

Lo lograron tres años después, en el 2009, cuando la famosa frase de “8 de 8”, que significa que los panistas ni siquiera “olieron” algún escaño en la Cámara federal.

Pareciera que son eventos ya marcados, pues en el 2012 otra vez el partido azul superó a los tricolores, ahora incluso con las senadurías y seis diputaciones.

Pues bien, lo que sigue no es más que el refrendo priísta  con una ventaja de alrededor de 200 mil sufragios, si le hacemos caso a la estadística precisamente del 2009.

En otras palabras, le va a ir bien a González Benavides en este primer proceso electoral y, si para el año siguiente sigue al frente del partido, lo más probable es que también vaya a ganar las alcaldías, diputaciones y gubernatura. Es el histórico de las votaciones.

Aunque siempre hay una primera vez, parece que las condiciones no están dadas para un cambio brusco en las preferencias del respetable.

El seis de enero regresarán los tricolores con su proyecto de trabajo bien definido. Se sabrá entonces si continúa el mismo equipo en el partido o hay cambios, es decir, si refrendan los mismos operadores o vienen nuevos.

Por lo pronto hay que decir que González Benavides lleva las de ganar. Todo le favorece, pero sobre todo la mira que se ha fijado desde ahora, de ganar las nueve posiciones que estarán en disputa.

Por otro lado, y hablando de elecciones, el IFE aprobó la destrucción de materiales que se utilizaron en experimentos, análisis o ensayos en preparación a los comicios 2012-2013.

Se trata de votos válidos, nulos, sobres, listas nominal y la papelería complementaria. El acuerdo dice que se le debe dar bastante publicidad por lo que muy pronto tendremos datos específicos de la Junta Local (estatal) que preside Arturo de León Loredo.

Mientras tanto, pese a que toda la burocracia anda de vacaciones, los que han cumplido son los miembros de la Comisión Permanente del Congreso del Estado. Es así que aprobaron reformas al Código Municipal para que los alcaldes rindan en la primera quincena de septiembre los informes anuales del avance del Plan de Desarrollo.

Asimismo fue aprobado que los ayuntamientos tienen 15 días para nombrar las comisiones de trabajo que desfogarán la chamba de cabildo en los tres años de ejercicio. Antes lo hacían en enero; ahora tiene que ser en octubre.

Por cierto mire usted, los diputados tratarán de meter en cintura a los presidentes municipales pues estos deben informar de los obstáculos y de las desviaciones que enfrentaron para cumplir con el Plan de Desarrollo, hasta ahora solo integrado por ocurrencias que se les venían a ellos y sus colaboradores.

Nunca los PMD han sido algo serio. Se toman como promesas incumplidas o vaciladas que se les vienen a la cabeza antes de instalarse en la silla municipal.

Ojalá y se den castigos cuando los señores presidentes se desvíen de los proyectos o promesas que hicieron cuando pidieron el voto para entrar a la nómina.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*

code