"Desencapuchó" al Subcomandante

Dic 31st, 2013 | By | Category: Editoriales, Opinión Pública
Spread the love

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Pues bien querido lector, este uno de enero se cumplen los primeros 20 años del levantamiento zapatista en el sureste mexicano.

Para una vida institucional (de la República) pareciera que fue ayer. Sin embargo han transcurrido ya varios presidentes, entre ellos dos panistas, Vicente Fox uno, quien prometió en campaña que en 15 minutos resolvería el asunto de los alzados.

Si vamos por partes, en el tema de Chiapas y los zapatistas tienen que ver tres tamaulipecos que aparecieron cada quien en su momento.

El número uno es Rafael Sebastián Guillén Vicente, mejor conocido como Subcomandante Marcos, identificado como el ideólogo y estratega militar del grupo guerrillero.

Pero ¿quién fue el que lo identificó? Pues otro tamaulipeco (al menos se atribuye) llamado Fernando Miranda Macías, de Nuevo Laredo, quien por aquellos años laboraba para la Secretaría de Gobernación.

Miranda retornó a Tamaulipas a mediados de la administración de Manuel Cavazos Lerma, al área de información política de la General de Gobierno y desde entonces se atribuye haber sido quien le quitó la “capucha” a Guillén.

Hay que advertir que el gobierno federal tuvo problemas para saber quien era el caballerango embozado que lideraba a los rebeldes. Si el movimiento comenzó el uno de enero de 1994, fue hasta un año después, el cinco de febrero de 1995 cuando el Presidente Zedillo anunció que el cabecilla era un tampiqueño.

¿Cómo le hizo Miranda para “descubrir” a Marcos? De acuerdo con declaraciones suyas en lo privado, y otras publicadas, fue resultado de su “olfato” de politólogo y criminólogo.

Según el dato, estuvo rastreando frases contenidas en los “comunicados” que en un principio era muy afecto a emitir el entonces Guillén de 38 años.

Fue así que, en una revista del puerto jaibo, el sabueso encontró las siguientes palabras: Debo iniciar por pedir perdón, aquí debo acotar, que el perdón engrandece a quien lo pide, no quien lo otorga.

De ahí pa´l real dice Miranda que se dedicó a rastrear al estudiante de filosofía y luego profesor de la UNAM.

Desde que llegó al gobierno del estado al área de espionaje lo decía “fuera de libreta” a los reporteros. Lo repetía constantemente y se jactaba de haber sido el mejor, el más chingón de cuantos andaban tras la identidad del guerrillero.

Y debe ser cierto que se trata de Guillén, porque nadie desmintió a Zedillo ni el mismo Marcos ha negado que sean la misma persona.

Es más, hasta Mercedes Guillén Vicente, la hermana de Marcos, aceptó tácitamente que se trataba de su familiar, aunque dijo que eran asuntos que no ventilaría públicamente.

Y nos falta el tercer paisano ¿quién es? Pues el señor Marco Antonio Bernal Gutiérrez, este psicólogo, originario de Matamoros, quien por un tiempo fue nombrado Comisionado para la Paz en Chiapas.

Nadie se explica por qué él si no tenía experiencia en esos menesteres. Apenas  había sido director general del CAPFCE, o sea que construía escuelas.

Pues bien, si el señor Marcos nació el 19 de junio de 1957, para el 2014 estará cumpliendo los primemos 57 de edad.

En los últimos años se han corrido bastantes versiones de él: Que debutó como padre de familia, que está enfermo, que ya falleció, que anda de incógnito por el puerto de Tampico… Que vino disfrazado al funeral de su madre.

Pareciera que fue ayer pero ya son 20 años.

En enero del 2006 inició una marcha nacional que denominó La Otra Campaña, en la que no fue molestado por ninguna corporación policiaca y, al contrario, recibió protección para hacerla.

En ciudad Victoria, el grupo zapatista obtuvo abrigo en un domicilio de las calles 15 y 16 Abasolo y participaron en varios eventos organizados por la activista y ahora doctora Luisa Alvarez Cervantes.

Pero esas son otras historias que ya habrá tiempo de retomar.

Si hablamos de tema diferente, mire que al menos 34 panistas victorenses fueron dados de baja del padrón de militantes, entre ellos Gustavo Cárdenas Gutiérrez, por haberse postulado o apoyado a candidatos de otros partidos.

Todo estaría bién, dicen, pero no les concedieron su derecho a defenderse. Se dieron cuenta porque ya no aparecieron en el padrón. Nadie les  notificó y oficialmente no lo saben.

En los expulsados hay dos grupos: El de Gustavo junto con 13 elementos más que participaron como propietarios o suplentes en la planilla postulada por el Partido Movimiento Ciudadano, y otros 20 que abiertamente apoyaron a los primeros.

Desde la campaña fueron acusados de traidores y se les inició el procedimiento interno de expulsión. Pero los afectados alegan que no se les dio el derecho de audiencia.

Además, acusan que quien levantó la espada, en ese caso Javier Mota Vázquez, no es el dirigente legalmente constituido en Victoria y por tanto sin facultades para hacer la “carnicería” aludida.

Si bien algunos  ya buscan abogados para apelar ante el CEN azul y los tribunalnes electorales, hay ex militantes que no moverán un dedo; ya decidieron que dejarán el partido.

Tal sería el caso de Rosa María Uribe Mora, quien fue delegada del DICONSA y en la última campaña apoyó abiertamente al PRI en la lucha por la alcaldía.

Pero de esto luego hablamos con más detenimiento.

Finalmente hay que decir que el presidente de Guémez, Julio César López Walle, es el único alcalde que no tendrá libre este uno de enero. Es que precisamente en esta fecha se celebra el aniversario de la fundación del municipio, y habrá una cabalgata que arrancará a las ocho de la mañana desde San José de las Flores hasta llegar a la cabecera municipal donde habrá diversos eventos.

En realidad Julio no ha tenido descanso pues en la víspera estuvo entregando refrigeradores y utensilios de cocina a escuelas de nivel básico, enviados por la Presidenta del sistema DIF, María del Pilar González de Torre y su esposo el  Gobernador Egidio Torre Cantú, que servirán para la preparación de alimentos en dichos centros educativos.

Nos vamos y nos vemos el año nuevo. Que usted, querido lector, disfrute en familia el inicio del nuevo año. Contrólese, no tire balazos ni agarre tanto la guarapeta.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*

code