“Voy a escribir un libro para encuerar cabrones”: Raúl Pacheco

Feb 10th, 2014 | By | Category: Articulos Destacados

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Sin pelos en la lengua, todavía inquieto aunque ya “escopeteado” por la vida, Raúl “El Líder” Pacheco Villavicencio acepta la entrevista después de largos días.

Esta vez el reportero le impone –en lugar de allá para acá- una condición: “Moderarte en los chingazos porque no me la publican”.

Y así es, el hombre viene “mansito”.

Víctima de las enfermedades, para él quedaron atrás los plantones y marchas, las protestas de la gente del campo para ver solucionados sus problemas por parte de la autoridad.

-Ya no puedo. No puedo hacer huelgas de hambre o un plantón –para caminar se auxilia de un bastón-.

Junto con Primo F. Reyes Pérez, fue de los fundadores de la Unión de Ejidos Independientes “Lázaro Cárdenas” que buenos dolores de cabeza le dieron a las administraciones estatales.

-El reparto agrario ¿ya se acabó? ¿y no hay tierras que repartir en Tamaulipas?

-Sí como no, sí existen latifundios simulados, es cuestión de recorrer municipio por municipio. Eso ha dado origen a que la gente emigre hacia Estados Unidos,  somos abastecedores de materia prima humana para los “gringos”.

-¿Faltan apoyos?

-Desgraciadamente está mal planeado. En los apoyos al campo por ejemplo dicen:  “Es que no sabemos los mecanismos de apoyo”, cuando los árboles son los mismos y las vacas las mismas, solo cambian de edad. Las sierras son las mismas y los pela´os los mismos.

¿Por qué no ha salido el campesino de la miseria? –se pregunta- Cuando la Revolución había un millón de pobres y ahora somos 54 millones ¿cómo te explicas eso?.

-Entonces ¿la Revolución no sirvió para nada?

-Sirvió para justificar muchas cosas pero no se les dio curso.

-¿Para hacer nuevos ricos?

– Ha! eso sí, eso que ni qué. Los que se fueron, los que se van y los que entran, así es esto desgraciadamente y hay que entenderlo. Eso es muy obvio. No va a cambiar mientras la gente no quiera cambiar.

-¿Faltan líderes en el campo?

-Pues mira, los líderes sí existen pero no son independientes, dependen de los lineamientos que les da la CNC y  este es un organismo que está MUERTO. Existe literalmente pero activamente no hay acción por parte de ellos.

Ellos conmemoran lo de Zapata y la Revolución, pero no saben ni  por qué y donde están los resultados.

-La solución ¿son los partidos de izquierda? ¿una nueva organización campesina?

– Una nueva, sí. Capacitarlos –a los líderes- y una nueva mística y que la gente se entregue al ciento por ciento a lo que es la lucha agraria, que en este medio ya está feneciendo.

JUAN BAEZ TIENE DE CAMPESINO LO QUE YO DE ASTRONAUTA

Victorense, el líder Pacheco no es abogado. Su carrera es de ingeniero Bioquímico por el Instituto Politécnico Nacional, de lo cual ejerció en la ciudad de México en un laboratorio farmacológico.

-¿Cómo te nació la emoción social?

-Acuérdate que el Poli lo fundó Lázaro Cárdenas y en aquel tiempo ahí te daban clases de eso, de activismo social. Nos decían por qué se debería cambiar al país, por qué te tenías que preparar como profesionista y cual era la diferencia entre la elite social y los campesinos.

En los años 70´s dice, recibió la invitación de Primo F. Reyes y del extinto abogado Roberto Perales Meléndez para crear la agrupación campesina.

-Había muchos problemas agrarios, muchas injusticias. Nos abocamos a atacar en comunidades marginadas como San Carlos y San Nicolás, que era donde más teníamos gente y había más pendientes.

Una de las más famosas acciones de la Unión de Ejidos fue la invasión del rancho El Canelo, en San Fernando, propiedad de poderosos políticos protegidos desde el gobierno del estado.

Fundaron el ejido Lázaro Cárdenas con una dotación de 700 hectáreas.  Apenas fue uno de tantos que se integraron con las miles de hectáreas del latifundio.

-¿Cuántos grupos llegaron a aglutinar en la Unión de Ejidos?

-De todo el estado. Del sur venía Víctor Coronado Eureña, de González; de Llera el doctor Mansilla; el profesor Arcos. Recuerdos ya muy lejanos.

-¿Una alternativa a la CNC?.

-Sí, porque la CNC es un organismo oficial y por los compromisos que tenía con el gobierno y los funcionarios, nunca actuaban, nunca observaban las necesidades de los campesinos.  Sabemos que existe la Liga (Comunidades Agrarias) pero como un órgano burocrático, no como una cosa activa.

-¿Un elefante blanco?

-Así es. Además, nunca han dicho que presupuesto manejan ¿Por qué si son honestos no le dicen al campesino cuanto manejan? Hay que hacer un análisis ¿quienes han sido los líderes de la Liga? Por ejemplo ese Juan Báez, su padre fue de los fundadores pero él tiene de campesino lo que yo de ASTRONAUTA.

-Los campesinos ¿solo están preparado para votar?

-Desafortunadamente así es. Hay dos cosas que no hay que olvidar: LOS PAVOS valen en Navidad para la cena y los campesinos para el voto, sin ofender a mis hermanos los campesinos porque y soy descendiente.

Resume Pacheco Villavicencio sus aseveraciones:

-Los pavos valen cuando la Navidad y los campesinos el día de las elecciones.

-Siempre se ha dicho que el campesino es indolente ¿qué opinión?

– No es flojo. Es una clase social que por necesidad viven en el campo, que no confundan la necesidad de esa gente.

EL PAN HIZO DEL PAIS UN CAMPOSANTO

Y Raúl Pacheco va cumpliendo con su promesa de no “tirar chingazos”. Apenas le hemos censurado un minuto de la entrevista.

Hace algunos años sufrió un derrame cerebral que lo orilló a dejar las lides campesinas y solo proporciona asesoría a grupos pequeños y aislados. Ahora dirige lo que se llama Coalición de Organizaciones políticas y Sociales (COPS).

Rotundo en sus conceptos, al principio se nota lacónico. Luego va tomando confianza y trata de abusar.

-¡Voy a escribir un libro para encuerar cabrones! –dice.

Trata de “soltarse el pelo”:

-Voy a organizar un foro de denuncia popular con exposición de corruptelas de funcionarios.

Se modera al advertirle que le “baje” a sus palabras.

-En la organización Lázaro Cárdenas, ¿que otras acciones de trascendencia emprendieron?

-Fundamos el ejido Dos de Octubre acá en el municipio de Llera,  y el Jacinto Caneck (apellido maya) en Villa de Casas.

-En esa época hubo muchos movimientos sociales, marchas callejera ¿por qué ya no?

-Están castrados… Yo a raíz de mi edad y problemas de salud, ya no puedo caminar mucho ni estar parado. La misma vida te va señalando los caminos que debes de seguir.

-¿También los jóvenes, los que vienen?

– Es que los absorbió la burocracia. Ellos andan buscando un sustento y quieren entrar al sistema  a medrar, no quieren tener iniciativa propia

-¿El sistema se los tragó?

-Los  y creó diseño para eso. Por ejemplo tenemos aquí en Abasolo más de 30 mil hectáreas de siembra de maíz, y ¿dónde has visto que haya un molino para harina?. La presa Guerrero es turística y poco sirve para la agricultura.

-Duraste 30 años,  en ese tiempo ¿sufriste represiones del gobierno?.

-Sí. Tuvimos varios compañeros, por ejemplo  uno del ejido Mainero que perdió un brazo, Antolín Puente Medina, por problemas de tierras. Lo balacearon.

-¿En lo personal Raúl?.

-Sí como no, cuando Martínez Manautou era secretario General de Gobierno Bruno del Río, y él lanzó una situación de persecución y nos acosaban mucho.

-¿Ordenes de aprehensión?

-No recuerdo pero sí las hubo. En ese tiempo me dedicaba como actividad paralela a la venta de refacciones usadas muy seguido te involucraban que con el carro robado y eso. Querían mermar tu capacidad de trabajo.

-Y del PAN ¿qué opinas de cuando fueron gobierno?

Medita un tiempo la respuesta. Tarda varios segundos, respira profundo y suelta de su pecho:

-Mira, lo que hicieron los panistas fue un CAMPOSANTO. Llenaron el país de muertos y nada mas. Pensaron que a base a terror iban a gobernar.

LA MUERTE Y LA CARCEL SON ACCIDENTES DE TRABAJO

Y “El Líder” aviva sus ojos cuando le aventamos la siguiente pregunta:

-En los años que estuviste activo o anteriores  ¿qué Gobernador pudieras calificar de agrarista?

-Solamente, bueno, yo era un niño… Magdaleno Aguilar. El único, los demás puro Gobernador light, ligero ¿pues cuáles?. Cuando Enrique Cárdenas se decía “que  solo los caminos queden sin sembrar” y fue cuando hubo más represión.

Pacheco hace un largo silencio y está por calificar a los más recientes Gobernadores cuando le cambiamos el tema:

-Una bola de ladrones –solo alcanza a decir.

-¿Por qué desapareció la agrupación de ustedes? ¿temores?.

-No. Por eso no. Eramos independientes porque nos manejábamos con recursos propios y hubo un momento en que ya no había. Es una lucha muy cansada porque estás todo día golpeando la puerta y nunca te la abren, y se cansa uno.

Agrega:

-Como todo proyecto te cansas y se termina. Te diré que tengo grupos aislados de campesinos y el día que quieras te invito a asambleas que te den fé. Por ejemplo el último asunto que gané fue del ejido El Modelo, de Abasolo, que gané en la Suprema Corte.

De acuerdo con sus palabras, en más de 260 años de historia de Tamaulipas jamás se había otorgado un “procedimiento sustituto de sentencia”.

-Lo saqué en lo personal y no soy abogado.

Fuera de libreta dice el ingeniero Pacheco: “Me metí al Ministro Ortiz Mayagoitia” (cuando se entrevistó con él en la ciudad de México, y ordenó revertir la sentencia).

– Para Raúl Pacheco ¿de perdido una regiduría?

-Nunca confundí las cosas: Los puestos de elección popular o el activismo social. Son dos cosas diferentes.

-Entonces ¿los líderes campesinos no deben aceptar puestos de elección popular?

– Es que te corrompes y vas a recibir una línea muchas veces contraria a los intereses de los campesinos. Por eso el campo no avanza.

-¿No ser juez y parte?.

-Exacto. Eres cantinero o eres tomador.

-¿Es la idea?.

-Sí, la verdad. Ponle que no es lo mismo chiflar que comer pinole.

Las últimas preguntas para el  último de los líderes “duros” del sector campesino de Tamaulipas.

-¿Vas a seguir en el retiro?

-Sí, por cuestiones de salud. Ya soy un hombre de 65 años y con muchos problemas de salud. Sería muy difícil pero una asesoría con todo gusto la aceptaría.

Una reflexión que lo hace agachar la cabeza.

-Para uno, los que hacemos activismo social, la cárcel y la muerte son un accidente de trabajo. Hay que entenderlo con esa filosofía.

-¿Para los líderes?

-Claro, para los auténticos líderes. Si eres un  líder light como esos que están en la Liga (la CNC), pues no. La prueba es que ahí no saben ni escribir, no saben abogar.

Se da su ”jalada de cuello”:

-Ese asunto de El Modelo yo lo gané cuando en la Liga Agraria tenía 30 años.

Y Don Raúl Pacheco Villavicencio se aleja del lugar de la entrevista con un clima que ya anda por los cinco grados centígrados de una fría mañana.

Alcanza a preguntar antes de desaparecer:

-¿Ya sabes quién va a ser el siguiente Gobernador? Ya lo verás, va a ser…

El reportero solo censuró dos minutos de la grabación para hacer publicable la entrevista.

www.janambre.com.mx

2 comments
Leave a comment »

  1. Mucho gusto me dio saber que Raul Pacheco Villavicencio sigue con la misma linea vertical de decir las cosas claras, sin doble intención. Es un luchador social que cubrio una etapa importante en la vida civica politica de Tamaulipas.

    Y un comentario con un agregado sobre Juan Baez, senior, según Ciro R. de la Garza, en su obra sobre la Revolucion Mexicana en Tamaulipas, comenta que ese “líder” campesino jamas trabajo en su vida, que vivio del cuento, y muy bien, tan solo con gritar en las asambleas y mítines. Y si el padre no fue campesino, imaginense al hijo Juan Jr.. Lo dicho “pobre Tamaulipas con tanto bribon convenenciero queriendo pasar por gente decente”, esto tambien lo escribió, con justa razón, el citado historiador y abogado.

  2. En la columna de mañana miércoles 29 de noviembre, con su venia, citaré la frase del Señor Raúl Pacheco Villavicencio que dice: ‘Los pavos valen para navidad y los campesinos el día de las elecciones.’ Citando por supuesto la fuente hermana, gracias y saludos fraternales. José Luis Valdés

Leave Comment

*