El fantasma de Fernando Cano

Jun 2nd, 2014 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Cuando el gobierno de Manuel Cavazos Lerma, llegó como el representante de las juventudes. Hoy, aparece como el dinosaurio de la política.

Hay quienes insisten que Heriberto Ruiz Tijerina dejará la dirigencia estatal del Movimiento Territorial después de siete años de estancia.

Dígase lo que se diga, Ruiz es uno de los más experimentados operadores tricolores de la entidad, y tan es así que  fue llamado a otros estados a dirigir acciones, como Zacatecas, Hidalgo, Yucatán, Veracruz y Tabasco.

Eran los tiempos de Eugenio Hernández Flores, cuando el PRI tenía que rascarse con uñas propias y ajenas para tratar de sobrevivir la era del panismo.

No por nada Heriberto permaneció largos años en la estructura priísta, a pesar de sus críticas nada agradables hacia el propio partido.

Por sus palabras pronunciadas aquel 16 de enero del 2011 en el Polyforum, nadie pensó que duraría largos más de tres años cobrando en la dirigencia del MT. Se esperaba que le surgiera una “enfermedad” de la noche a la mañana.

-Queremos que la dirigencia estatal del PRI no sea un club de amigos. Queremos que se nos vea como una organización seria y no más como una comparsa.

Ese día fue entronizado como jerarca estatal del partido el  experimentado Lucino Cervantes Durán y uno de los oradores, frente al primer priísta de Tamaulipas, lo fue precisamente Ruiz.

Y siguió por otras partes de la entidad con la autocrítica partidaria: “Necesitamos que nuestros servidores públicos emanados del PRI sean sencillos y humildes en el trato con los ciudadanos; ellos representan un rostro importante para nosotros en los triunfos electorales”.

El señor Tijerina ha pasado por toda la estructura del partido, menos la presidencia y secretaría general del CDE. Seguramente cuando se vaya del MT, será aprovechado en otra responsabilidad.

Ahora cobra como diputado local por la vía plurinominal (que es el mismo recurso que los de mayoría).

Solo resta decir que el ex joven (que fue director del SIPOBLADUR, hoy ITAVU) ha sobrevivido a cuatro presidentes estatales del tricolor: “El Negro” Gamundi Rosas, Lucino Cervantes Durán, Ramiro Ramos Salinas y Rafael González Benavides.

Y siguen los comentarios respecto a la visita del Presidente Peña Nieto a Tampico acompañado de todo su gabinete ¿qué interpretación se le da? Que ahora sí nuestra tierra está recibiendo la atención federal que desde hace tiempo merecíamos.

En ocasión del Día de la Marina, los eventos alusivos fueron encabezados por el Presidente y el Gobernador Egidio Torre Cantú, en tanto que otras instancias celebraban convenios de colaboración.

Peña Nieto estuvo en tierra cueruda el 23 de mayo  y, menos de una semana después, el 26, por acuerdo suyo se realizó en Tampico la Reunión Nacional de Seguridad presidida por el Secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong.

Y regresó el Presidente el uno de junio con todo su equipo de colaboradores a seguir viendo por los tamaulipecos. Estuvo en Tampico.

No nos podemos quejar. El gobierno federal está atento sobre esta tierra y se menciona que ha comenzado la “limpieza” de los cuerpos de seguridad.

La mayor satisfacción la tiene el Gobernador Torre Cantú. Desde los tiempos del panismo le hubiera gustado que así actuara la federación, con toda energía.

Y esas acciones no le costarán a las arcas estatales, como también lo ha declarado el jefe de las finanzas, Miguel González Salum.

Con toda esta colaboración vertida y la atención constante sobre nuestro territorio, el panorama cambia de la noche a la mañana. Digamos que así, con policías y operativos, comenzó a decidirse la intención del voto ciudadano en los comicios federales del 2015.

El fantasma de Fernando Cano Martínez sigue causando polémica en los medios políticos de Tamaulipas.

En fecha reciente el diputado panista Francisco Javier Garza de Coss, pidió revertir a la hacienda municipal de la capital, un predio de cuatro mil 146 metros cuadrados –casi media hectárea-, ubicado en el exclusivo fraccionamiento Las Alazanas, que fue donado por el ayuntamiento de Victoria con fecha 27 de junio del 2012.

No anda errado. El decreto expedido por el Congreso del Estado, publicado en el Periódico Oficial con fecha cuatro de julio del mismo, concede un año para que el beneficiario “efectúe la edificación de las instalaciones”, o de lo contrario “dicha donación quedará sin efecto”.

¿Quiénes son los beneficiados con esa donación de casi media hectárea? Pues nada menos que la hermana de Fernando Cano Martínez, quien se entiende que anda, ya andaba prófugo de la justicia. Ella es Martha Hazel Cano Martínez, quien junto con Tania Alejandra Morales Cano explotan lo que se llama Liceo Metropolitano del Norte, un colegio de primaria y hasta nivel medio superior.

Los permisos para el funcionamiento del liceo se otorgaron cuando Tomás Yarrington Ruvalcaba ya iba de salida como Gobernador. Se publicaron el 21 de diciembre del 2004.

Dicho colegio ya operaba en el primer cuadro, en Hidalgo 20 y 21, y se distinguía como “uno de los más caros de la ciudad”.

Eran los mejores tiempos de Fernando Cano Martínez, el constructor favorito de ese y otros gobiernos.

Creció tanto el éxito político del Liceo, que el cabildo de Victoria decidió “donarle” casi media hectárea para la construcción de un nuevo edificio, lo cual fue autorizado por el Congreso del Estado en junio del 2012.

Han pasado ya casi dos años y el edificio de Cano Martínez no está construido, por lo que el PAN pidió que se revierta.

Sin embargo parece que no han advertido que el propio decreto dice que, si no se construye en 12 meses, “dicha donación quedará si efecto».

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*