Leyes para regular el periodismo

Jun 9th, 2014 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En menos de lo que canta un gallo, Humberto “El Betico” Valdez Richaud ascendió a la dirigencia estatal del Movimiento Territorial. Ahora “lo que sigue” es su proyecto personal.

Llegó con toda la fuerza política del equipo estatal. A la unción asistió el Gobernador Egidio Torre Cantú, diputados locales y la inmensa mayoría de los alcaldes tricolores.

En primera fila estuvieron el reynosense José Elías Leal, y el de Victoria Alejandro Etienne Llano.

También la dirigente nacional de esa agrupación, Ana Lilia Herrera Anzaldo, quien demostró ser una buena oradora y aventó flores a Valdez y a Heriberto, formador este, dijo, del MT en la tierra cueruda.

La mujerona se llevó los aplausos cuando dijo que en la Presidencia de la República, con Enrique Peña Nieto, “hay pantalones”.

Recordó a los tricolores que, dentro de 364 días, o sea el siete de junio del 2015, se realizarán las esperadas elecciones federales donde el PRI saldrá triunfante.

Y así es, en Tamaulipas, las expectativas de una elección intermedia señalan que los priístas saldrán airosos en casi la totalidad de los ocho distritos (el noveno no se hizo), cuando no dejar en “zapato” a sus contrincantes.

Buen discurso también, sustancioso, el del jerarca Rafael González Benavides. En cinco minutos dejó claro que “estamos preparados para enfrentar el reto próximo”, y destacó el liderazgo de Egidio Torre Cantú como primer priísta de la entidad.

Solo decir que, si El Betico sabe aprovechar bien la oportunidad del MT, podrá encaminarse a lo que realmente quiere: Volver a ser alcalde de Reynosa o sacar para sí una diputación local.

En esta reunión bastante concurrida, los tricolores retomaron la costumbre de utilizar el Centro Cívico Gubernamental para sus eventos.

Por otra parte, el de la pluma agradece las inmerecidas felicitaciones recibidas con motivo del Día de la Libertad de Expresión (siete de junio).

Los eventos seguirán este lunes y martes cuando la dirigencia del CDE del PRI que encabeza Rafael González Benavides, y el equipo municipal de la capital, que preside Alejandro Etienne Llano, se reunirán con los periodistas.

Por nuestra parte, esta vez extrañamos que los legisladores al Congreso del Estado, no hayan presentado iniciativas de Ley en su “preocupación” por proteger a los trabajadores de la información.

Quien sabe por qué será –el único motivo aparente es controlar el poder de la prensa-, pero  este año lo señores no presentaron iniciativa. Se quedaron callados.

En los últimos años, se presentó proyecto de Ley de los Derechos Mínimos para el Ejercicio del Periodismo en Tamaulipas; Ley del Instituto Estatal de Periodistas y  Ley que Establece el Secreto Profesional Periodístico, esta última que fue iniciativa de los diputados Norma Cordero González, Raúl de la Garza Gallegos, Jorge Díaz Casillas, Gelacio Márquez Segura, Rebeca Enríquez Aregullín, Guadalupe Soto Reyes, Vicente Verástegui Ostos y Leonor Sarre Navarro, del PAN.

Acá entre nos, querido colega del medio ¿sientes que se deba legislar más sobre el ejercicio y la protección de los periodistas?.

En lo personal yo digo que no. En Tamaulipas ya tenemos la Ley de Imprenta que data del 25 de septiembre de 1925 –siendo Gobernador Emilio Portes Gil-, pero que no se cumple porque los alcaldes necesitan nombrar cada año, en enero, un Jurado Popular que maneje los delitos de prensa.

Tenemos también, amigo lector, la Ley Federal para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, que viene del 25 de junio de 2012.

Y está en vigor nuestra Ley Federal de Imprenta que viene del 12 de abril de 1917, misma que a lo largo de casi un siglo ha delimitado las libertades y señala los delitos que se cometen por los medios de comunicación.

Por cierto, el 30 de noviembre del 2011, esa Ley fue modificada para hacerla acorde con los cambios en el Código Penal del 2007. Se eliminaron los delitos de calumnia, injuria y difamación.

Queridos colegas del medio periodístico, mejor ahí la dejamos, no sea que alguien nos vaya a escuchar.

Como colega, solo me resta invitarlos a conmemorar (¿festejar?) una sola fecha, el tres de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, y dejar a un lado lo del cuatro de enero, Día del Periodista, y el siete de junio, Día de la Libertad de Prensa.

Si usted me pregunta ¿por qué el tres de mayo? ¿desde cuando? Tendríamos que remitirnos a la ONU y a la Declaración de Windhoek para el Fomento de una Prensa Africana Independiente y Pluralista, aprobada el tres de mayo de 1991.

En cuanto a conveniencia práctica, para nosotros es mejor recibir tres felicitaciones en el año, pero… Es de cada quien, y aquí dejamos el tema.

Ahora nos informan que a los comisionados del Instituto Tamaulipeco de Acceso a la Información nadie les hace caso. Sobre todo los alcaldes se pasan por el arco del triunfo sus recomendaciones.

Para no abarcar tanto y apretar poco, por ahora solo proporcionamos el caso del ahora ex acalde de Burgos, Fernando López Pando, a quien le valieron “Wilson” tres resoluciones de Roberto Arreola Loperena y compañía.

Entre el 2011 y 2012, los regidores le exigieron a Pando copia de la nómina de sueldos, actas de cabildo, cortes mensuales de caja y cifras recaudadas por Catastro. El ITAIT se lo ordenó, pero el yerno de oro se pasó por el arco del triunfo las instrucciones.

Ahora resulta que la Auditoría Superior no lo encuentra para que devuelva alrededor de 15 millones de pesillos que se embolsó para si mismo.

Nos vamos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*