¡Aquí estamos!

Jun 16th, 2014 | By | Category: Editoriales

“El celibato no es un dogma de fe…”

Lic. Francisco Javier Álvarez de la Fuente

alvarezf_2@hotmail.com

Ni el Vaticano ni la Iglesia mexicana han abierto el debate para hacer opcional el celibato en el sacerdocio.

El secretario general de la CEM, Eugenio Lira Rugarcía, manifestó: “No, no, no, al Papa —que acabamos de estar con él— le preocupa que luego haya muchas expectativas y que luego pongan en su boca palabras que nunca ha dicho; el Papa en ningún momento ha dicho esto del celibato ni es un tema que está en discusión en la Iglesia. Te lo digo porque eso nos lo dijo en la hora y media que estuvimos conversando”.

La declaración que el papa Francisco emitió durante su viaje a Medio Oriente y que causó “malinterpretación” entre algunos, fue que “el celibato no es un dogma de fe”.

Al respecto, en un artículo publicado el pasado 5 de junio el obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi llamó “ignorantes o perversos” a quienes dijeron que el Papa ya había abierto la puerta para eliminar el celibato sacerdotal, “lo cual es absolutamente falso”.

Por su parte, el canónigo de la Arquidiócesis Primada de México, el padre Hugo Valdemar Romero, opinó quienes promueven terminar con dicha disciplina es “una preocupación de los que no son sacerdotes”.

“Creo que no habría esa aceptación, al menos en México. Es un debate artificial y curiosamente los más interesados son gente que está fuera de la Iglesia. En todo caso, quienes tenemos que tomar una decisión al respecto somos nosotros, no el mundo secular ni los laicos”, contestó el también director de Comunicación Social de la Arquidiócesis Primada de México.

En tiempos del papa Benedicto XVI las conferencias episcopales del mundo recibieron “discrecionalmente” una disposición de la Santa Sede para que al sacerdote que rompa su promesa de celibato, o en su caso voto de castidad, se le separe del ministerio sacerdotal”.

Yo personalmente, considero que como lo señaló el Papa Francisco; “el celibato no es un dogma de fe”, sin embargo, nadie esta engañado, ya que desde que se ingresa al seminario, se sabe cuáles son las obligaciones que se contraerán, y entre ellas está la de guardar el voto de castidad, o sea el celibato, a nadie que ingresa a un seminario, se le engaña, diciéndole que cuando se ordene sacerdote si quiere puede casarse, ¡no!, todos aquellos que ingresan al seminario lo hacen por su voluntad y en ningún momento se les engañó, ya que todos saben que desde el momento de que son ordenados sacerdotes, saben sus obligaciones, y los votos que hacen de obediencia, al obispo, de castidad y de pobreza.

Y esto es como en cualquier trabajo, al ingresar sabe cuáles son sus obligaciones y prerrogativas, lo mismo ocurre con aquellos que optan por la vida consagrada.

Y en cuanto a que no está a discusión el celibato, como lo señaló acertadamente el Papa Francisco, ¡no está!, y como también lo señaló el Obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi, quien llamó “ignorantes o perversos” a quienes dijeron que el Papa ya había abierto la puerta para eliminar el celibato sacerdotal, “lo cual es absolutamente falso”, estoy absolutamente de acuerdo con él ya que quienes lo están promoviendo, no son los sacerdotes sino gente que pretende hacerle daño a la Iglesia, y para denunciarlo y combatir todo lo que pretenda dañar a la Iglesia …¡Aquí estamos!

Leave Comment

*