El vendedor de ilusiones

Jul 16th, 2014 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Por largos años fue uno de los más famosos operadores del Partido Acción Nacional en la urbe cañera, Mante.

Junto con el experto internacional en imagen, Rubén Illoldi Garay –preso convicto en el penal de Tamatán por actos de corrupción en la construcción del mercado Juárez de aquella localidad-, Eliseo Trejo Castillo considera que es de sabios cambiar de militancia.

Ahora quiere ser la estrella, quiere ser el producto vendible y para ello tomó la decisión: Busca ser candidato a la diputación federal por el VI distrito con cabecera en la ciudad de las cañas ¡Por el PRI!.

Por varios rumbos del estado hay políticos que acarician en privado los sueños de ocupar una chambita por elección. Trejo es el primero que suelta la voz y grita la posición que quiere ocupar.

Junto con Illoldi, se coronó como operador en la campaña de Fernando Pedraza Chavarri para presidente de Mante, a quien hicieron postular por el PAN y llevaron a la derrota a Faruk Sade Luévano, postulado por las siglas del PRI.

Ganada la alcaldía, Eliseo se adentró en las organizaciones cañeras para tomar el control de las mismas y fincar una base social electoral que sirviera a los azules para conservar el poder por largos años, algo que no pudieron lograr.

El grupo de priístas traidores se fracturó y fue así que Alberto Garrido Salazar, entonces vicepresidente, decidió sacar su veinte y denunció arbitrariedades del alcalde Pedraza.

Más tarde Eliseo participó como el coordinador y operador de la campaña de Garrido Salazar, también para alcalde, misma que no llegó a fructificar.

Allá en El Mante le perdieron la pista al “jefe” azul, y de pronto se dieron cuentas que andaba por ciudad Victoria, en el CONALEP, donde pretendían fincarle responsabilidades por un faltante de nueve millones de pesos.

El señor Trejo era el jefe administrativo en los tiempos de Isaac Mata Vizcaíno, quien salió con problemas.

Posteriormente, en el 2013, las noticias señalan a Don Eliseo como el coordinador de campaña de Homero Reséndiz Ramos para diputado local, aunque versiones periodísticas lo identifican como el cerebro de una manifestación de priístas en contra de la nominación del líder cañero para ocupar un escaño en el Congreso.

En otras palabras, Trejo fue el responsable de las manifestaciones priístas en contra de la nominación de Reséndez, de quien más tarde sería su operador.

En los últimos días, Trejo ha generado dos noticias: La primera, que es el único que se anda promoviendo ya por la postulación para ser candidato a diputado, y la segunda, que quiere serlo por el PRI.

Allá mismo en la zona cañera, hay quienes lo comparan con aquel vendedor de ilusiones apodado “JJJ”, llamado José Jiménez Jordán, oriundo de Tampico y residenciado en ciudad Victoria, todo un bandido de cuello blanco en eso de vivir de la política.

En los círculos de poder a Jiménez se le conocía como “un pillo simpático”  que pasaba por la báscula a quien le gustaba que le hablaran “bonito”.

A lo mejor tienen mucho en común. Lo único es que Trejo no es simpático, aunque sí pillo.

Para aquellos que no tienen memoria sobre Don José, hay que decirles que el famoso “JJ” nació en Tampico en 1938 y falleció en ciudad Victoria de un paro cardiaco el 18 de mayo del 2003.

Se decía ingeniero y, como instrumento de sus pillerías a la alta escuela, utilizaba un membrete llamado “Movimiento Unificador Tamaulipeco” (MUT por sus siglas en español, como dice el maestro Chimino Avila), a través del cual generaba candidatos a las alcaldías o diputaciones y luego les cobraba los favores.

Era común ver desplegados a toda página en los principales diarios, donde el MUT ofrecía el apoyo de 250 o 300 mil ciudadanos a favor de determinado político, aunque en la práctica, José Jiménez solo era secundado por su hijo para trocar calles.

Jiménez Jordán tiene sus méritos y despierta admiración de quienes lo conocieron y ahora leen sus historias, pues se distinguió por la habilitad de no trabajar nunca y sí aterrizar en muchas nóminas públicas.

Don Eliseo también tiene esa virtud pero, decíamos, no es simpático, le gana la soberbia.

Se nos hace que –y desde aquí se lo proponemos-, que el hombre sería mejor candidato por el PAN que por el PRI. Es que la posición tricolor ya está reservada para su paisano Alejandro Guevara Cobos, mismo que amanece y anochece al lado del Presidente Peña Nieto.

Pero dejemos este tema porque el señor Trejo no merece tanto espacio, a menos que sea el candidato azul por el VI distrito y su operador de campaña Rubén Illoldi.

Si hablamos de gente que acaricia en privado sus aspiraciones –que no lo dice, como es una de las reglas tricolores-, pero sí crea el ambiente necesario de proyección, el diputado Ramiro Ramos Salinas estuvo de visita en el palacio municipal de Victoria para entrevistarse con el alcalde Alejandro Etienne Llano.

También fue a Casas (algunos le dicen villa) para hablar con el alcalde Santiago Avalos Medina para revisar aspectos del plan de desarrollo y posibles de asesoría de los diputados a los ayuntamientos.

Ramiro ya estuvo en otras regiones y seguirá con su recorrido por las municipalidades. Algunos anticipan que lo hace por “aquello” que pudiera ofrecerse en el 2016. Nadie lo agarraría desprevenido.

Si hablamos ahora de los priístas, asumió la dirigencia de la Fundación Colosio en Nuevo Laredo el profesor  Arnoldo Vanoye Gutiérrez, quien tendrá una buena chamba en un municipio administrado por los panistas.

Por su parte el dirigente del  Movimiento PRI.MX, José Angel Cárdenas Castillejos, designó a María Guadalupe Aguilar Camero como secretaria Técnica y a Fernando Díez Piñeyro Vargas como coordinador estatal de Integración Digital de esa agrupación.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*