Cantú Rosas, autor de cuentos

Jul 24th, 2014 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Hay políticos que pierden pisada, se creen Dioses y benefactores de su municipio. Prometen la construcción de un puente y también del río si es que no hay.

Le dimos una “ojeada” al Plan Municipal de Desarrollo 2013-2016 del alcalde neolaredense Carlos Cantú Rosas Villarreal, y nos quedamos asombrados, como seguramente usted se quedará si le da también una leída.

Si la tomamos con más calma, está de diversión, es una obra literaria divertida, un cuento que le recomendamos a nuestros lectores para combatir la “depre” o salir del estrés de nuestro tiempo.

Mire si no. Uno de los compromisos más exóticos del “grillo” neolaredense: Limpiar en forma periódica las calles, banquetas y plazas de más alta intensidad, en base a presión de agua y jabón.

Aquí entre nos, querido lector, se me hace que Carlillos, a diez meses de haber iniciado su trienio, no ha lavado con agua y jabón ninguna banqueta ni calles de aquella fronteriza ciudad.

Otro proyecto exótico: Reactivar la zona de tolerancia con apoyos a los propietarios de negocios para mejorar su aspecto y el municipio repare iluminación y las calles.

En apoyos promete la cifra de dos millones 200 mil pesos, independientemente de las obras.

Y bueno, hace mucho que su servidor no se pasea por aquellos lugares, pero se me hace que la “zonaja” sigue en las mismas condiciones.

El PMD de Carlos cae en la discriminación y a lo mejor en delitos más graves cuando se compromete a: Retirar de los cruceros a pedigüeños, ya que dan mal aspecto a los ciudadanos y personas que vienen del interior del país o turistas que ingresan por nuestra ciudad.

No le gustan pues los limosneros.

Tampoco le caen bien los briagos del “escuadrón de la muerte” o “cementerio de los elefantes” como también se les llama al lugar en que permanecen los tomadores consuetudinarios.

Promete en su proyecto de trabajo:

-Retirar a los vagos alcohólicos que se adueñaron de la plaza frente al Hospital General.

Para este modesto colaborador, el señor Cantú no ha cumplido ni cumplirá con ninguna de esas promesas,  o compromisos mejor dicho, a los que el Congreso del Estado debe dar seguimiento de acuerdo con la Ley.

Tampoco son de su agrado  los “locos” que deambulan por las calles: Hacer un convenio con la SEDESOL para dar seguimiento y atención a personas con crisis psicológica y requieren atención médica especializada.

Aquí en lo cortito, queridísimo lector, se me hace que el que anda mal de la cabeza es el presidente panista.

A ciencia cierta yo no sé cuanto ha cumplido –que me gustaría que lo hiciera para beneficio de los neolaredenses-, pero se me hace que el hombre es puro pájaro.

Promete crear la licenciatura en seguridad pública y construir el Complejo de Seguridad Pública que le va a costar 65 millones de pesos ¿ya lo empezaría? Porque tres años se van rápido.

Según el documento –que permanece en la página de Internet del municipio-, se compromete a crear un sistema de información que publique las quejas y denuncias de la ciudadanía y darles seguimiento.

Algo que seguramente tampoco ha cumplido: Instalar el servicio telefónico 075 para recibir denuncias de violencia intrafamiliar.

Son los pensamientos exóticos de quien quiere ser candidato del PAN a la gubernatura de Tamaulipas.

Tampoco se ha sabido que en una primera etapa haya comprado 50 patrullas para la seguridad pública.

En el mismo renglón de seguridad, firmó la promesa de crear lo que se llamará Cuerpo de Seguridad Turística con elementos bilingües, de a dos policías por manzana.

Ya encarrerado en habladurías contempla invertirle 20 millones de pesos a la modernización del centro histórico para formar un corredor peatonal.

No se cohíbe en palabras ni mide las consecuencias. Dice que invertirá cien mil pesos en el sistema de aterrizaje por instrumentos del aeropuerto de Nuevo Laredo.

Eso es hablar mucho y meterse en otros renglones que no le corresponden. Sabemos que la terminal aérea es asunto del gobierno federal, pero bueno, Carlos tiene mucho presupuesto.

Total que, aunque no cumpla, le mira de Cantú Rosas está en conseguir “posicionamiento” rumbo a la gubernatura del estado. En otras palabras, es demagogia.

Que se sepa, no  ha mandado por todos los rumbos de México, a ferias y exposiciones, a grupos de promotores de inversiones productivas para el municipio (agarraría el calendario anual de ese tipo de eventos para no dejar pasar uno solo).

Aunque  Nuevo Laredo no tiene ningún ejido (el que había se acabó), Don Carlos  promete: Encalichamiento de brechas y caminos ejidales.

A los ganaderos: Rehabilitación de praderas, rehabilitación de presas y programas de apoyo durante la época de sequía.

Si el Congreso del Estado obliga a que los alcaldes elaboren un Plan Municipal de Desarrollo mínimo, debe obligarlos a que cumplan los compromisos en el ciclo de su ejercicio, o meterlos al bote.

Decíamos que Carlitos ya lleva casi un año en la silla municipal y seguramente tampoco ha creado el Instituto Municipal de Comercio, la Bolsa Municipal de Trabajo, el Fondo Municipal para el Fortalecimiento de la Micro, Mediana y Pequeña Empresas, y menos ha organizado las anunciadas ferias y exposiciones para que los ejidatarios de Nuevo Laredo expongan y vendan los productos que fabrican (da la impresión que esta parte de la obra literaria se la “fusiló”).

Otro proyecto que seguro nunca va  a alcanzar: Expropiar propiedades para ampliar varias calles de la ciudad, como la Revolución ¿se irán a dejar los propietarios? ¿le corresponde a él hacerlo?.

Da risa pero hay que compartirlo: Cantú Rosas  tiene como compromiso la construcción de un gimnasio exclusivo para la práctica del wu-shu y las artes marciales.

Y algo que debería hacer cuanto antes, eso sí, antes que ese gimnasio y arreglar la zona de tolerancia: Comprar un terreno y poner  en servicio un nuevo panteón en el sector norponiente de la ciudad.

Todo asunto puede esperar, Don Carlos, menos los muertos. Esos se tienen que sepultar en menos de 24 horas.

Si no compra las diez mil lámparas led que incluyen su plan de trabajo, ni construye el bosque ecológico que también sueña, no pasa nada, pero a los muertos de la ciudad, a esos sí hay que atenderlos.

Pues bien, querido lector, si usted quiere pasar un rato de sano esparcimiento en sonoras carcajadas, pues dele una “ojeada” al plan de trabajo del señor alcalde Cantú Rosas, quien orgullosamente proviene del PAN.

Sinceramente yo se lo recomiendo. Es un cuento ingenioso y bien elaborado.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*