Cuestión pública

Jul 25th, 2014 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo.

DOS AÑOS SIN CHENCHO.

A la memoria del Contador Ausencio Mata Medina amigo de vida, porque impulsó y sirvió a la citricultura nacional.

Tamaulipas México.- La muerte es algo natural que forma parte de la vida. Cuando la muerte llega y se lleva uno de nuestros amigos, nos puede sumir en una tristeza, sin embargo el legado que dejan está presente por lo que hicieron y siempre serán recordados por perpetuamente.

Viene a cuento lo anterior porque el pasado 24 de julio se cumplieron dos años del fallecimiento de Ausencio “Chencho” Mata Medina. Para recordarlo hacemos un recorrido de la obra de gestión que construyó el dirigente nacional de los citricultores con gran pasión en defensa de los intereses de los productores de cítricos.

Desde esa perspectiva es necesario, ver el ejemplo de vida de “Chencho” Mata, un hombre gremial de una sola pieza, a un líder ejemplar, a un gestor excepcional, a un profesionista brillante, a un gran ser humano que trabajó a base creatividad, esfuerzo y compromiso por la citricultura de México y en especial de Tamaulipas.

Cabe decir que Mata Medina, era Contador Público de profesión por el ITESM, fue fundador del Consejo Citrícola Mexicano, también fue presidente  de la Confederación Nacional de Citricultores y hasta su deceso se desempeño como dirigente del Comité Nacional del Sistema Producto Cítricos, entre otras responsabilidades

De tal suerte que las diversas acciones recogen su obra y dan testimonio de su compromiso con los citricultores de México, entre otros logros el constituir un factor de unidad de todos los productores del país y garantizó la solidez de la organización, que se convirtió en el único interlocutor del gobierno federal

De igual manera fue un entusiasta promotor e impulsador de la creación de la Comisión Especial de Citricultura de la Cámara de Diputados y de la Ley de Etiquetado.

Por tanto recordar la vida y la obra de este tamaulipeco visionario fue el trabajar sin descanso por el fortalecimiento de la citricultura, particularmente, en la modernización de la misma, así como en el desarrollo las instituciones gremiales de los productores y la lucha por los apoyos gubernamentales en beneficio de los citricultores de las entidades citrícolas del país.

Está visto que Chencho fue uno de esos líderes agrícolas que siempre exigieron al gobierno federal en materia de apoyos a la citricultura, un trato equitativo en relación con otros cultivos como el procampo, el progan, proponiendo el procitrico, apoyo que ya no le alcanzó a concretarlo; opositor a la firma de tratado de libre comercio en materia de cítricos con Brasil y Perú y a la renegociación del TLCAN.

Así pues, durante su liderazgo gestionó el apoyo económico por tonelada a naranja con destino industrial; tramito anualmente mayores recursos para el sector, vía gestión con los diputados en presupuesto de egresos de la federación

Sobra decir que con estas  acciones se pudo palpar cómo Chencho otorgaba un sentido social a su vida y a su trabajo, lo que ahora nos mueve a reflexionar sobre la situación actual de los liderazgos en México.

De ahí que hoy, el segundo aniversario de su muerte paso prácticamente desapercibido para los dirigentes de las organizaciones citrícolas de los 23 estados productores de cítricos  del País, ninguna linea, ningún homenaje.

Por otro lado Chencho fue un hombre de familia fue un gran padre, buen esposo y abuelo dejando constancia que no había amor más grande que el que sentía por su esposa, sus hijos y nietos.

En suma Chencho prodigó su talento en la gestión gremial, en la producción de cítricos y en la contabilidad, por todo ello lo recordamos como un eficaz dirigente, un gestionador nato y con su liderazgo se constituyo en el factor de unidad de todos los citricultores de México, dándole un gran peso político y solidez del organismo cúpula de la citricultura, luchando por las causas de los productores.

En definitiva recordemos por siempre a Ausencio Mata Medina el gran compañero de ruta, un entrañable amigo, un buen dirigente, en el convergían principios y valores, a la vez eficacia y visión estratégica y tuvo siempre la valiosa virtud de llevar sus acciones a la altura de sus ideales y sus metas. Descanse en paz, el estimado camarada  Chencho, le extrañamos.

lucarrsot@hotmali.com

Twitter: @hotmail.com

Leave Comment

*