“Yo tramité el amparo a favor del Dr. Mireles Valverde”: Primo F. Reyes

Ago 29th, 2014 | By | Category: Nota del día

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El abogado Primo F. Reyes Pérez, litigante en ciudad Victoria, afirma que fue él quien tramitó el amparo que la justicia federal concedió al médico michoacano José Manuel Mireles Valverde, por incomunicación y tortura.

Manifiesta que se difundió la protección definitiva concedida al ex vocero de las autodefensas, pero no del origen del amparo.

Señala:

-Ví por los medios cómo ocurrió la detención y me preocupé y le di secuencia.

La solicitud de amparo, dirigida al Juzgado Segundo de Distrito en la localidad, fue elaborada en su vieja máquina de escribir tal y como escribe los documentos con que litiga.

Su escrito fue recibido en el tribunal con fecha tres de julio y se le dio el número de expediente 1469/2014.

-Fui al juzgado y les dije: Es obligación del Estado mexicano garantizar los derechos de sus ciudadanos.

La protección de la justicia se le otorgó de inmediato pues el señalado se encontraba detenido.

Comenta Reyes Pérez que nadie se lo pidió ni conoce al médico michoacano, pero vio que era sometido a incomunicación y  tortura, como el acto raparte su pelo y cortarle el bigote.

-Eso está prohibido, es un delito –dice.

En su demanda, el también ex dirigente campesino en Tamaulipas señala que José Manuel “fue torturado en el lugar en que lo tienen incomunicado; sin su consentimiento ordenaron raparlo en su cabello, robarle su sombrero, quitarle su bigote y exhibirlo como un animal salvaje.

Ello, agrega, cuando el médico es “un universitario distinguido que  en uso de sus facultades trató de ayudar a sus paisanos de Michoacán”.

De acuerdo con sus palabras, Mireles se encontraba ya en el penal federal de Hermosillo, Sonora, donde no lo podían ver sus familiares ni su abogada Talía Vázquez Alatorre (la que también se rapó en protesta).

El detenido se hallaba en una reducida celda de castigo.

El expediente con la resolución fue enviado a Sonora y causó interés político.

-Cuando llegó el amparo, el Juez se fue a ver al Gobernador del  Estado y le dijo: Tengo esto ¿qué hago?, a lo que le respondió: Que se cumpla.

Según el comentario del abogado, el Juez y el Gobernador se dirigieron al penal y sacaron al detenido de la celda.

En el acto, el Juez le comentó al michoacano:

-Quiero que me diga en estos momentos si ratifica este amparo o lo rechaza.

A ello, el preso le respondió:

-No solamente lo ratifico sino que le agradezco a la persona que lo tramitó.

A partir de entonces Mireles Valverde puede recorrer las instalaciones carcelarias, la cocina, las tiendas, y sus familiares y amigos pueden visitarlo y dialogar.

-Puede recibir a quien quiera, puede ir al restaurante; tienen prohibido raparlo,-menciona Primo F. Reyes.

Precisamente una de sus demandas en el oficio de amparo decía: Que el doctor José Mireles Valverde no vuelva a ser mancillado y torturado en la ergástula, la que debe ser conocida por la población de Hermosillo.

Finaliza manifestando el abogado que al amparo debe dársele seguimiento en Hermosillo pero con los datos originales del Juzgado Segundo de Distrito de Ciudad Victoria, a donde él se dirigió.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*