Un pájaro de cuenta

Nov 12th, 2014 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- De que es un pájaro de cuenta, ni duda cabe. A lo mejor sus enemigos dieron en el clavo al acusarlo en Estados Unidos.

El 28 de abril del 2011, el entonces alcalde de Matamoros, Alfonso Sánchez Garza, presentó al Congreso del Estado una denuncia por malos manejos de su antecesor en el cargo, Erick Silva Santos.

La queja fue turnada a la Comisión de Auditoría, pero nunca se supo de su seguimiento.

Sánchez estaba indignado. El hoy acusado en los Estados Unidos por una sarta de delitos, le dejó una administración saqueada.

Y el ex alcalde se fue impune, nadie lo castigó ni lo investigó. Cuatro años después quiso regresar  por sus fueros; quiso ser candidato a diputado federal y  lo pararon en seco.

Sus enemigos no pudieron en México, donde sigue siendo “influyente”, pero se lo llevaron al terreno “gringo” donde le acaban de asestar el primer golpe demoledor. Pronto lo enterrarán políticamente.

De acuerdo con la denuncia, el pajarraco arañó billetes al por mayor cuando fue alcalde. Uno de los modus operandi consistía en “inflar” las compras de proveedores hasta en un 20 y 30 por ciento sobre los precios ordinarios.

Silva y sus colaboradores se fueron grandes en la compra de medicinas, gasolinas, refacciones, equipos del taller municipal, máquinas y herramientas.

A tanto llegó el favoritismo y la corrupción, que el ayuntamiento pagaba los servicios médicos y medicamentos de amigos y familiares de los empleados y funcionarios.

Debe haber sido un desmadre el que encontró el priísta Sánchez como para atreverse a denunciar a un compañero de partido. Pero no le hicieron caso.

-Yo no voy a ser tapadera de nadie –decía Sánchez sobre su sucesor.

Hasta un vehículo destinado al área de Desarrollo Social se llevaron, diría.

Una administración en que campeó la corrupción.

Sin embargo Erick quiso regresar a la política, de la que dijo era su vida y jamás se separaría.

En abril del presenten año manifestó a los periodistas, cuando ya se hablaba que tenía en curso una investigación:

-No tengo ninguna cuenta pendiente. Los que dicen que las autoridades norteamericanas o mexicanas me investigan, son gente que se dedica al rumor, por eso estoy aquí tranquilo, compartiendo con mis amigos.

Ya más recientemente declaró abiertamente que quería ser candidato a diputado por Matamoros, aunque acotó que “no hay una obsesión a nada”.

Daba la impresión que se consideraba indispensable para el PRI en el triunfo de junio del 2015.

-Aquí estoy disponible si mi partido me necesita. Soy garantía de triunfo.

Y sí, parece que sus colegas de partido le respondieron con “fuego amigo”, al denunciar que pesa sobre él una acusación de lavado de dinero y otros delitos, aunque esto en el lado americano.

En julio del 2013 parecieron en Matamoros dos docenas de mantas cuya autoría se le adjudicó a Erick y su hermano Héctor, acusando a priístas de la derrota de su partido y el triunfo del PAN en la presidencia matamorense.

-Somos priístas pero nos pusieron a trabajar para que ganara el PAN, nos la jugaron mal  nuestros gobernantes.

Datos de la Auditoría Superior de la Federación señalan que en el ejercicio del 2010 se cometieron daños económicos al erario por al menos cinco millones de pesos, que nunca se recuperaron.

Era la administración de Silva Santos en que muchas de las decisiones  -sobre todo económicas- eran tomadas por su hermano Héctor, quien agarró tanto vuelo que quiso ser diputado local.

En el programa FISMUN, los auditores emitieron 18 observaciones y pidieron recuperar casi dos millones de pesos, más intereses, de acciones que se pagaron y no estaban dentro del  renglón autorizado.

Del FORTAMUN, Erick autorizó el pago de dos y medio millones de pesos por concepto de compensaciones a funcionarios, tampoco previstas. Además 482 mil por obras que se contrataron a un precio y se pagaron a otro.

Eso es lo que se le conoce, porque en realidad la Auditoría del Congreso local nunca emitió un informe desde aquel 28 de abril del 2011.

De lo que sí hay una seguridad, es que Silva Santos es un pájaro de cuenta y, si él señala a panistas de estar detrás de las acusaciones en su contra, las evidencias dicen que fueron sus colegas del PRI.

Solo ellos, como Sánchez Garza, tenían, tienen la información suficiente para encaminarle denuncias y querellas.

En otros temas, apareció por fin la convocatoria del PAN para renovar la dirigencia estatal, y oportunidad para que las huestes de Francisco García Cabeza de Vaca se apoderen del partido.

La elección por voto directo será el once de enero, con la instalación de casillas entre las diez de la mañana y cuatro de la tarde. Solo podrán votar los militantes activos.

¿A quién beneficia la convocatoria? Se interpreta que al grupo del Senador Cabeza de Vaca.

Tiene “candados” de que no podrán participar, como integrantes de las planillas, aquellos que en los últimos tres años han sido sancionados por la Comisión de Orden interna.

En el caso se encuentran el propio Coss y Rolando González Tejeda, este último que pretendía ser el presidente estatal.

Además, si quiere aspirar a la dirigencia, el diputado Enrique Rivas Ornelas tendrá que separarse de su escaño  mientras dure el proceso.

Nos vamos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*