Una Ley sin “dientes”

Feb 6th, 2015 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La contraloría federal nació en los tiempos de Miguel de la Madrid Hurtado. La de Tamaulipas cuando el Gobernador Emilio Martínez Manautou.

El primer responsable de vigilar las uñas a los funcionarios estatales fue el abogado René Luis Pérez Castro, quien comenzó con el burocratismo de esa dependencia.

En  30 años de historia de la Contraloría, el más “famoso” contralor ha sido Don Francisco Rábago Castillo, a quien los reporteros presentaron una serie de gráficas de vehículos oficiales en los “mol” del lado gringo, playas locales y centros comerciales, a lo que respondió:

-El vehículo forma parte del sueldo de los funcionarios.

Por esta época se pone de “moda” el tema de la moralización del sector público, con las diez medidas anunciadas por el Presidente Peña Nieto. Las mismas serán secundadas por los gobernadores de los estados.

¿Qué falta en Tamaulipas a la Ley de Responsabilidades de los Funcionarios? Parece que solo ponerle “dientes”.

Se nos hace que es una vergüenza que, entre las “sanciones” que contempla la Ley para los funcionarios que se fueron al baño, esté el “apercibimiento privado o público”.

Desde que fue promulgado el ordenamiento, el 3 de abril de 1984, no hemos visto ningún desplegado en los medios en que se hace un “apercibimiento” a funcionarios para que se porten bien.

En segundo orden está la “amonestación pública o privada” ¿qué es? ¿cuándo se han hecho? ¿a quién? Es urgente que se reforme la citada Ley para actualizarla a nuestros tiempos.

Otro castigo son la “suspensión”, de lo cual tampoco hemos tenido conocimiento, a no sea que por uno o dos días, y el delito queda saldado.

Muy contadas las destituciones de funcionarios, lo mismo que las sanciones económicas y las inhabilitaciones ¿por qué no cárcel?.

Como referencia, solo daremos un caso, y se refiere a Felipe Salinas Villasana quien, siendo Oficial del Registro Civil en Tula, se agandalló los pagos que recibía por los servicios.

Era julio del 2011 y el señor Salinas se les “perdió” a los funcionarios de Contraloría que, por edictos en el Periódico Oficial, lo citaron a que viniera a dejarles la lana que se había robado, lo cual nunca hizo.

Por actas de nacimiento (cobradas) se había embolsado 121 mil 750 pesos (lo que le descubrieron); otros 13 mil 116 por registro de divorcios; seis mil 700 por defunciones y otros seis mil y pico por inscripciones de nacimientos que tampoco reportó.

Se carranceó algo así como 150 mil pesillos que se llevó a  la bolsa a través de su Registro Civil privado, y jamás fue alcanzado por el brazo de la Ley. Nadie le dio ni un coscorrón.

El señor sigue en Tula y se promueve como fuerte aspirante a la alcaldía por las siglas tricolores.

El Periódico Oficial del Estado publica cientos de edictos citando a servidores públicos que cayeron en la corrupción, pero la autoridad que los quiere castigar con amonestaciones  públicas y privadas no encuentra sus domicilios.

Ya es tiempo que la Ley sea de plano reformada o emitida una nueva. De febrero de 1984 –más de 30 años-, ha registrado nueve reformas y adiciones. La última viene del 21 de mayo del 2014 pero no se refiere a los castigos para los bandidos.

Y después de aventarse su rollo de siempre, “El Peje” López Obrador se retiró de Nuevo Laredo. Volverá a Tamaulipas allá por el Día del Amor y la Amistad.

Los datos de su espacio en Internet dicen que en los últimos años ha visitado cuatro veces aquella fronteriza.

El 27 de agosto del 2011, en su presencia se desencadenó un zafarrancho con saldo de varios heridos motivado por el pleito por la dirigencia estatal del PRD, partido en el que inicialmente militaba.

En ocasión, Francisco Chavira Martínez y su gente exhibieron al dirigente estatal Jorge Valdez Vargas como espúreo, y este, en respuesta mandó a sus golpeadores que tupieron a diestra y siniestra.

Según las cuentas del simpático tabasqueño, visitó la ciudad el dos de octubre del 2005 como candidato presidencial; también estuvo ahí el 23 de  junio del 2013.

Precisamente en aquella frontera estuvo el Gobernador Egidio Torre Cantú para inaugurar la preparatoria “José Vasconcelos”, acompañado del Subsecretario de Prevención de la SEGOB, Roberto Campa Cifrián.

Presente el alcalde Carlos Cantú Rosas Villarreal quien, para unos, ha perdido toda esperanza de ser candidato a Gobernador por las siglas azules. Se dejó ganar la dirigencia estatal pese a que  él era el dueño de la pelota y contaba con la complicidad del árbitro.

Ahora enfrentará una demanda penal  por presunta compra de votos (azules) utilizando el reparto de despensas.

Este jueves el Congreso de Tamaulipas aprobó por unanimidad la minuta enviada por el senado, la cual reforma la Constitución de México para establecer principios de igualdad y equidad en las comunidades indígenas en los procesos electorales.

El coordinador parlamentario, Ramiro Ramos Salinas, dijo que se recibió iniciativa del ayuntamiento de Reynosa para donar un terreno al gobierno estatal en que será construido el Instituto Tamaulipeco para la Capacitación y el Empleo.

También fue nombrada como presidenta del mes, la diputada Laura Felícitas García Dávila, representante priísta por el distrito Reynosa Sureste.

De la fracción del PAN, a este sesión apenas asistieron los dos jefes: “Kilo” Elizondo Salazar y Francisco Garza de Coss, coordinador y  subcoordinador. Los demás se fueron de pinta (dicen que al DF), por aquello de que la jornada apenas duraría unos minutos y no trataría temas importantes, como dice el señor Ernesto Cordero Arroyo.

Nos vamos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*