La ficha criminal

Abr 24th, 2015 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.-             El partido tricolor se acaba de inconformar contra la Sala Especializada del TRIFE, misma que desechó sancionar por actos anticipados de campaña a Ramiro Salazar Rodríguez, candidato del PAN por el IV distrito (Matamoros).

La lógica del Revolucionario es muy sencilla: El PAN y su candidato mandaron pintar cuatro gigantescas bardas antes del inicio de las campañas, o sea el cinco de abril.

Es  muy raro que el PRI ante en estos temas. Sus abogados deben tener la seguridad de que van a ganar. De lo contrario no la hubieran presentado.

Las bardas están ubicadas en Calixto Ayala entre 12 y privada 13, colonia Buenavista; Lauro Villar, entre San Carlos y Francisco Villa, Viviendas Populares; Rayón 5ª. y 6ª y Manuel Avila Camacho y Dr. Ignacio Chávez, de Villa Azteca.

Según la denuncia, fueron “pintadas” entre la noche del 31 de marzo y el uno de abril, del presente.

¿Qué dicen? Evidente propaganda electoral: “Yo con Ramiro… No te dejes vencer por el mal, al contrario, vence al mal con el bien”.

La dimos una “checadita” a la resolución de los magistrados y mire que dan risa los comentarios de los magistrados.

Por ejemplo, dicen que es difícil la identificación del tal “Ramiro”… Como si hubiera tantos en el candelero político.

“No es posible atribuir la autoría a Ramiro y al PAN”, señalan más adelante en sus conclusiones, aun cuando las pintas traen la figura del entonces precandidato.

Ya estaremos pendientes de la resolución de la Sala Central a la apelación del Revolucionario Institucional. Será la última palabra.

El asunto es un juicio especial sancionador. Si los magistrados de la Superior determinan responsabilidad, puede haber problemas para el viejo orgullo de Hualahuises.

Salazar Rodríguez –como decíamos en colaboración anterior- fue detenido por la Policía Judicial de Matamoros el cinco de enero de 1970 por el delito de violación.

Entonces tenía 18 años, de complexión delgada, caballo castaño, 57 kilos de peso, 1.60 metros de estatura y de oficio comerciante.

Vivía –ahora reporta la calle Carlos Salazar No. 12 fraccionamiento Victoria- en la calle Tlaxcala y Cuarta, No. 16.

Se le dio el número de identificación judicial 3807 que tiene colgado en su pecho. Quienes hicieron la ficha criminológica apuntaron que Salazar, originario de Hualahuises, sabía leer y escribir.

Más tarde, en 1989, el viejo recibió otra orden de aprehensión, ahora por el delito de contrabando, según el expediente 216/89 del juzgado Sexto de Distrito, a cargo del juzgador Sabino Pérez.

Junto con el  ahora candidato a diputado por Matamoros, fueron procesados los señores Ricardo Pérez y Francisco Villarreal Castro, por el delito de contrabandear sorgo.

Sin duda los delitos de violación y contrabando son intencionales y los responsables no deberían tener una candidatura, según la Ley.

Primero como pescador de camarón y luego a través de los materiales para construcción, Salazar se hizo un hombre rico. Aunque no ha hecho su declaración patrimonial  -y seguramente ni la hará-, sus propiedades se cuentan por cientos y los millones en bancos –locales y gringos- son muchos.

En la avenida Carlos Salazar son dos casas las que reporta: En los números de 12 y 12-A, fraccionamiento Valle Alto. Son respectivamente 900 y 450 metros cuadrados. El valor de esos inmuebles es millonario.

Además, en la calle Tercera y Periférico No. 20, sus oficinas y bodegas, reporta tres mil 911 metros y también valor de millones de dólares.

Por la calle San Miguel, ejido Buena Vista, la propiedad es de mil 22 metros, en tanto que 400 metros son en la calle Victoria, entre Madero y  Laredo, colonia Francisco Castellanos.

Más adelante reporta siete mil y pico de metros en la colonia Alamos, manzana B, al haber adquirido los lotes del uno al ocho.

Y bueno, son los datos que nos proporcionan –que él ha reportado-, de quien es candidato a la diputación. Además, hay propiedades que tiene a nombre de sus hijos, Elizabeth, Ramiro Javier y Araceli Salazar Vázquez.

Es un hombre público y debería hacer públicas sus propiedades que incluyen decenas de transportes de carga de materiales. Los candidatos todos deberían hacerlas del conocimiento de la ciudadanía.

Por cierto, ahora nos informan que la alcaldesa de Matamoros, Leticia Salazar Vázquez, le “sacó” a postular a su hermana Verónica como candidata a diputada por el IV distrito, en lugar de su padre, porque no es mexicana por nacimiento.

Ella vino al mundo en el Valiey Community Hospital, de Brownsville el 22 de julio de 1976 como resultado de su unión con la también ciudadana americana Juanita Vázquez Lerma.

No tiene doble nacionalidad como muchos mexicanos de la frontera, sino que años más tarde ella, cuando quiso ser política, tramitó un juicio para que se le declare mexicana por vivir en Matamoros.

Luego entonces la alcaldesa tuvo “miedo” que el TRIFE le echara abajo la candidatura y prefirió postular a su padre Ramiro, el oriundo de Hualahuises. Y le ha funcionado hasta ahora porque no lo han descalificado.

Pero es un tema del que luego hablaremos.

Ahora digamos que empiezan a llegar a Tamaulipas los dirigentes nacionales de los partidos políticos y sus sectores.

Estuvo en Mante y en Victoria el presidente de Red de Jóvenes por México, sector juvenil del PRI, James Barousse, quien hizo un recorrido casa por casa en la colonia José de Escandón, de la ciudad capital, junto al candidato a por el V distrito, Miguel González Salum.

Mejor nos vamos por ahora.

www.janambre.com.mx

One comment
Leave a comment »

  1. Este mamaracho, ese delincuente puede ser candidato del PAN a diputado federal, a ese grado ha decaido la política en Tamaulipas en general y en la horrenda Matamoros en particular si un sujeto tan despreciable como Ramiro Salazar Rodríguez pretende ser representante de la ciudadania. Y de nuevo lo asentado por escrito por el historiador Ciro R. de la Garza «….pobre Tamaulipas con tanto bribón queriendo pasar por gente decente….»

Leave Comment

*