Facturas para defraudar

May 19th, 2015 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Como hoy lo hizo con su amiga Leticia Salazar Vázquez, alcaldesa de Matamoros, en el 2002 Gustavo Cárdenas Gutiérrez estableció un compromiso de facto con el entonces presidente de El Mante, Fernando Pedraza Chaverri.

 

El Muchacho Alegre quería ser candidato a Gobernador y se acercó con el más tarde ex presidiario para establecer compromisos “de apoyo”.

Así comenzó a entretejerse la madeja de la corrupción que meses más tarde conduciría a Chaverri a la cárcel.

Gustavo trató de lavarse las manos y, muy a su estilo, se afirma que “negoció” con el Gobierno del Estado y se desmarcó del munícipe venido a menos. Sabía que tarde o temprano iría al “bote”.

Atrás quedó la ruta de la corrupción por contratos por miles de pesos en obras que no se hicieron pero sí se cobraron, y muy bien.

De acuerdo con documentos y denuncias de la época (Mauro Moreno Campos, periódico Astro Noticias de la urbe cañera), Gustavo y su gente crearon empresas fantasmas para defraudar.

El mismo ex Tesorero, más tarde en la cárcel, José Luis Chávez Reyna, reconocía la intromisión de Cárdenas “buscando válidamente establecer la infraestructura de su proyecto político, y tener a su favor el control político del municipio del Mante a través de sus autoridades municipales y fortalecerse para contender como candidato a Gobernador del Estado”.

Por su parte el alcalde Pedraza quería ser diputado federal y como secuaces tenía a Alberto Garrido Salazar, su suplente, y a “El Truco” Verástegui, cacique panista de Xicoténcatl.

Los sueños de ellos “reventaron” cuando se fueron en grande con la corrupción.

Gustavo y sus colaboradores, como Fidel Gaona Urbina (jefe de policía) y el chofer Arturo Gutiérrez Pérez, crearon una presunta empresa fantasma llamada Construcciones, Electrificaciones y Suministros del Sureste, por la cual salió el dinero malhabido.

El hilo fue descubierto por las regidoras Gloria Mar Guevara, Mariana Guadalupe Banda Martínez y Alma Alicia Wong Ledezma, que reclamaban que oficialmente estaban pavimentadas las calles Manuel González, colonia Independencia, y Tomás Garza, de la Enrique Cárdenas, cuando en la práctica no existían las obras.

La investigación las condujo a la supuesta empresa de Cárdenas Gutiérrez, entonces senador de la República.

Construcciones y Electrificaciones nació ante Hacienda el 28 de mayo del 2003 y se le dio el registro CES030103-477. Alcanzó a expedir seis facturas, todas a nombre del municipio mantense por la inexistente pavimentación de tales arterias.

Por las seis facturas habrían cobrado un millón 120 mil pesos.

Quienes intervinieron en la investigación afirman que la empresa fue creada ex profeso para el fraude.

Pudieron detectar que el domicilio fiscal, en la calle República de México No. 100, colonia Las Américas, en Madero, era falso. Ahí vivía una familia ajena a los acontecimientos.

Otra de las irregularidades que las autoridades detectaron, es que para asignar las obras no se dio el concurso de Ley. Los contratos se otorgaron por “invitación” de parte de la autoridad municipal.

En las primeras auditorías sobre la actuación de Pedraza y Cárdenas Gutiérrez, este sacó su veinte y se retiró de El Mante. Por igual retiró a los representantes de las empresas. Se habla no de una sino de tres constructoras.

Al final de la investigación, con fecha 21 de mayo del 2004, el Auditor Superior del Estado, Sergio Zermeño Robles, presentó denuncia penal en contra de los implicados en el fraude y peculado, pero no “tocaron” al ex alcalde capitalino, Cárdenas Gutiérrez.

Las demandas se fueron en contra de quienes tenían la chequera, Fernando Pedraza Chaverri, José Luis Chávez Reyna, el Subtesorero Jorge Paz Ortiz, el síndico Alejandrino Martínez Martínez y otros peces de menor cuantía.

El ex alcalde Pedraza arropó a su cuñado Gustavo Cedillo Fortuna, tercer regidor, para que no pisara la cárcel pese a que fue el artífice del saqueo de los recursos municipales por alrededor de 30 millones de pesos, como lo denunció el Contralor del Estado.

Hoy, Cárdenas Gutiérrez tiene sometido a otro ayuntamiento, Matamoros. Se pronosticas que la alcaldesa no saldrá bien.

Si en El Mante dispusieron de los programas federales etiquetados, no se descarta que estén haciendo lo mismo en Matamoros.

Solo son comentarios a manera de documento histórico.

Vamos al proceso electoral para decir que allá en Nuevo Laredo se dio por fin el debate de los candidatos a la diputación por el Primer Distrito.

Participaron la prísta Yahleel Abdala; del del MC, Jorge Ramírez Rubio; Carlos Pedraza del PRD, Natalia García, del famoso PES, Gustavo Pantoja, Verde Ecologista y la independiente Dianita Chavira.

Los demás se negaron, entre ellos la panista Laura Zárate Quezada.

Las opiniones todas dicen que Yaheel, experta en el arte de la oratoria, se llevó el debate limpiamente.

Este miércoles el Instituto Electoral de Tamaulipas, que preside Jorge Luis Navarro Cantú, hará el procedimiento de insaculación de Niños y Niñas Diputadas 2015, en evento que se realizará a las diez de la mañana en el Poliforum Victoria. Es parte de la educación cívico electoral de los estudiantes tamaulipecos.

Y el candidato a diputado por el VI distrito, Alejandro Guevara Cobos estuvo allá por Ocampo donde, en un encuentro con los maestros de la región, se declaró que desde la cámara será un aliado de la educación.

 

 

 

 

Leave Comment

*