!Aquí estamos!

Jun 27th, 2015 | By | Category: Editoriales

“Clausura del Año Jubilar…”

Lic. francisco Javier Álvarez de la fuente

alvarezfj.2@gmail.com

En fecha 27 de junio del año 2014 el Obispo de Cd. Victoria, Don Antonio González Sánchez, emitió un Decreto convocando a un Año Jubilar, que inició el 27 de junio de 2014, y terminará el 28 de junio de 2015.

Y en tal Decreto señaló entre otras cosas: “…El Año Jubilar será un motivo de alegría, y de agradecimiento a Dios por los beneficios concedidos a la Diócesis a través de estos años.

Como todo Año Jubilar se podrá obtener la Indulgencia Plenaria observando las condiciones ya conocidas: Sacramento de la Confesión, Comunión Sacramental, y orar por el Papa. El lugar para obtener dicha Indulgencia será en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, ubicado en el Ejido El Chorrito en el Municipio de Hidalgo, Tam.

He solicitado a todos los sacerdotes que durante el Año Jubilar ofrezcan de manera especial, y con una mejor organización el Sacramento de la Confesión, como un servicio para los Laicos el viernes primero de cada mes.

Durante el Año Jubilar la imagen de Nuestra Señora del Refugio visitará todas las parroquias, y en cada una de ellas permanecerá varios días para que los fieles la puedan venerar por ser la Patrona de la Diócesis de Ciudad Victoria.

Por otra parte también durante el Año Jubilar, los sacerdotes de la Diócesis se harán presentes en cada una de las parroquias por un solo día, con el fin de orar con los fieles en la celebración de la Santa Misa, y convivir unos momentos con ellos.

Es mi deseo y hago una exhortación a todos los agentes de pastoral, Ordenados y Laicos, para que la alegría y la acción de gracias al buen Padre Dios, por el aniversario de la Diócesis sea un impulso para renovar el trabajo evangelizador. Que cada uno recupere el entusiasmo y la alegría por el anuncio del Evangelio.

Elevo al buen Padre Dios una oración, para que, por la intercesión de Nuestra Señora del Refugio, el Año Jubilar y la celebración de los cincuenta años de la Diócesis de Ciudad Victoria, sean un impulso para mejorar la calidad de nuestra evangelización, de tal forma que los más alejados puedan recibir el anuncio del Evangelio.

La Diócesis de Ciudad Victoria fue erigida por el Papa Paulo VI mediante la bula «Cum SitEcclesia», fechada el 21 de Diciembre de 1964, e iniciada el 27 de Mayo de 1965 con la toma de posesión de su primer Obispo. Comprende veinte municipios del centro del Estado de Tamaulipas (México).

El Papa Paulo VI nombró primer obispo de la diócesis a Mons. José de Jesús Tirado y Pedraza, quien tomó posesión de su cargo el 27 de Mayo de 1965. Desempeñó este ministerio hasta el 12 de febrero de 1974, fecha en que el mismo Paulo VI lo nombró obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Monterrey. Mons. José de Jesús Tirado y Pedraza recibió la Diócesis con 14 sacerdotes y 16 parroquias. Por eso invitó a colaborar en la pastoral a sacerdotes de Morelia, así también a algunas Ordenas Religiosas tales como Agustinos, Franciscanos y Mercedarios (estos últimos ya se han retirado).

El segundo Obispo, Mons. Alfonso Hinojosa Berrones, fue elegido también por el Papa Paulo VI, el 12 de Febrero de 1974 y una vez consagrado, tomó posesión canónica de la Diócesis el 5 de Abril del mismo año. Ejerció este oficio por espacio de 11 años hasta que el Papa Juan Pablo II lo nombró Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Monterrey el 15 de Abril de 1985.

Don Alfonso Hinojosa Berrones se volvió a enfrentar al problema de la falta de clero, pues la mayoría de los sacerdotes llegados a Morelia en tiempo del Sr. Tirado, regresaron a su tierra. Así que se empeñó en la formación de clero propio, y erigió el Seminario Menor. Creó algunas parroquias y trajo a la Diócesis a las Madres Adoratrices.

El 29 de Noviembre de 1985, el Papa Juan Pablo II nombró como tercer Obispo de esta Diócesis al R. P. Fray Raymundo López Mateos, O.F.M. Fue consagrado y tomó posesión canónica el 29 de Enero de 1986. Este ministerio lo realizó hasta el 3 de Noviembre de 1994. Promovió la catequesis, erigió nuevas parroquias, llamó a trabajar a la Diócesis a buen número de comunidades religiosas, celebró los 25 años de la Diócesis y promovió la adquisición del terreno del Seminario en la periferia del poniente de la ciudad.

El mismo 3 de Noviembre, el Papa Juan Pablo II eligió al Excmo. Sr. Arzobispo de Monterrey, Don. Adolfo Antonio Suárez Rivera, como Administrador Apostólico de la Diócesis de Ciudad Victoria, con facultades de Obispo diocesano, en espera del nombramiento de un Obispo residencial. Con la ayuda de sus dos obispos auxiliares, Mons. José Lizares Estrada y Mons. Alfonso Hinojosa Berrones, a quienes nombró Vicarios Generales, ayudó en gran medida a preparar el ambiente para recibir a nuestro siguiente Obispo.

Y el 3 de Noviembre de 1995, el Papa Juan Pablo II nombró a nuestro actual Obispo Don. Antonio González Sánchez, como Cuarto Obispo de Ciudad Victoria. Recibió la ordenación episcopal y tomó posesión canónica de la Diócesis el 14 de Diciembre de 1995. En estos 13 años de su ministerio, con el lema «que todos sean uno», ha ordenado nuevos sacerdotes y ha motivado al clero para que todos promovamos las vocaciones sacerdotales. En sus lineamientos ha insistido mucho en que la actividad principal de los sacerdotes debe ser la evangelización y la catequesis en un proceso que lleve a los fieles a un crecimiento paulatino. Se ha empeñado, además, en hacer realidad el Plan Diocesano de Pastoral que traemos entre manos, no como una imposición sino como algo que resulte de la convicción y responsabilidad de todos.

Y hoy se está clausurando el Año Jubilar por esos cincuenta años de la Diócesis de Cd. Victoria, con una celebración multitudinaria de la Sagrada Eucaristía en el Estadio Marte R. Gómez, después de que la convocatoria del Obispo Don Antonio González Sánchez fue un éxito, ya que los feligreses acudieron al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, ubicado en el Ejido El Chorrito en el Municipio de Hidalgo, Tam., para ganar las indulgencias Plenarias, y todos los sacerdotes de la Diócesis convivieron durante éste año con los fieles de todas las parroquias, fomentando con ello la unidad de los Cristiano Católicos, lo que se verá reflejado en el Estadio en la Celebración Eucarística, pero eso no queda ahí este trabajo pastoral continuará y pronto veremos más frutos y para poner nuestro granito de arena… ¡Aquí estamos!

 

Leave Comment

*