Los tres «caballos locos»

Jul 1st, 2015 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En otros tiempos los Senadores de la República llevaban “mano”, dentro del PRI, para conseguir las candidaturas a los gobiernos estatales.

Tamaulipas no fue la excepción, si tomamos en cuenta a Manuel Cavazos Lerma, Américo Villarreal Guerra y Enrique Cárdenas González (licencia) , por mencionar algunos de los últimos años.

No era una regla. Los hay que no pudieron llegar, como Antonio García Rojas y Morelos Canseco González, por ejemplo.

Es famosa la frase que, antes del año dos mil los candidatos tricolores “venían de México”.

Esta vez sin embargo los priístas solo tiene un senador, Manuel Cavazos Lerma, que ya fue gobernador. Los escaños de mayoría están en manos de panistas.

Pero en política, como se dice, siempre hay una primera vez… Y una última.

Nunca en los tiempos modernos había brincado un secretario de Salud del estado a la candidatura, y lo hizo Rodolfo Torre Cantú.

Tampoco un alcalde capitalino había cambiado de palacio tan rápido, del 17 al 15, y lo logró Eugenio Hernández Flores.

Más antes Tomás Yarrington Ruvalcaba salió de la Secretaría de Finanzas para ser el abanderado tricolor y gobernar por seis años.

Ese privilegio se le negó en 1950 al Tesorero Norberto Uriegas, quien lo fue con la administración del general Raúl Gárate Legleu.

Caminos conocidos eran el Don Emilio Martínez Manautou. Desde la Secretaría de Salud se vino a Tamaulipas con todo el apoyo del presidente López Portillo.

Enrique Cárdenas González que, siendo senador, había pedido permiso para ocupar una subsecretaría de Investigación y Ejecución Fiscal; Horacio Terán, que era Oficial Mayor de Gobernación. Don Praxedis Balboa se desempeñaba como Subdirector de Petróleos Mexicanos.

El caso de Norberto Treviño zapata merece una mención aparte. Era el “médico de cabecera del presidente Ruiz Cortines”. Había terminado mucho antes su función como pastor de la cámara federal.

Aquí cabe hacer un alto para preguntar ¿de dónde llegará el candidato tricolor al gobierno del estado? Del senado no ¿de una diputación federal? ¿de la alcaldía capitalina? ¿la delegación de la SEDESOL? ¿de la coordinación del Congreso del Estado? ¿una secretaría del gabinete estatal?.

¿Acaso del CEN priísta? Aquí tenemos la historia de un fracaso, el de Manuel Garza González, que no “pudo” en los tiempos del Presidente Miguel de la Madrid. Le ganó Américo Villarreal.

Ahora que, de los que llegaron con al ”bendición presidencial” con toda oportunidad e impunidad, se recuerda al propio Treviño Zapata. Estuvo desde más de un año antes a hacer su precampaña y aponer obstáculos a la administración de Horacio Terán. Lo había mandado su amigo el Presidente.

Similar se vio cuando Enrique Cárdenas González fue calificado como “el caballo loco que anda en Tamaulipas”. Traía el “permiso” de su compadre Luis Echeverría para obstruir al Gobernador Manuel A. Ravizé.

Si bien Enrique entraría en funciones el cinco de febrero de 1975, su “destape” fue el diez de mayo de 1973. Desde antes trataba de tomar decisiones y entorpecer al mandatario en turno.

Caso parecido se vio cuando Manuel Cavazos Lerma. Con el visto bueno de Carlos Salinas de Gortari, llegó también desbocado a Tamaulipas y a tratar de hacer las funciones de Gobernador.

El mandatario en turno, Américo Villarreal, de plano mejor se hizo a un lado para dejar que brillara el “nuevo sol” soberbio y arbitrario.

Si nos colocamos en tiempo y espacio reales ¿quién llegará a Tamaulipas con esa impunidad? Por ahora solo hemos escuchado comentarios y versiones, más no hechos consumados.

Sería desastroso que, como en los tiempos de MCL, las decisiones de inversión y obra pública se tomaran desde la coordinación estatal de PRONASOL y no en Palacio de Gobierno.

Si alguien tratara de hacerlo, no creemos que lo permitiría el actual jefe político. De por sí ya le quitaron tres meses a los seis años reglamentarios.

Recuérdese que, cuando Horacio Terán se vio casi perseguido por el doctorcito Treviño, se fue directo con el Presidente y le presentó su renuncia. No se la aceptoóy lo mandó a culminar la administración.

No sería pertinente, ni conveniente, que las pre precampañas de los “suspirantes” obstruyeran la labor del gobernante en turno, Egidio torre Cantú. Bien dicen, y dicen bien, que el poder no se comparte.

Las tareas difíciles para mantener la clientela electoral, no soportarían otro “caballo loco” en la política priísta.

Cambiamos para mencionar que, el candidato ganador por el VI distrito electoral, Mante, Alejandro Guevara Cobos, inició gira de agradecimiento por los 17 municipios que le corresponden. Comenzó en la cañera.

En Victoria, el ayuntamiento que preside Alejandro Etienne Llano, hizo la presentación de una aplicación para dispositivos móviles llamado “Victoria nos Une”.

Con ello la capital entrará al mundo de la modernidad y podrá mostrar información institucional, empresarial, deportiva, social, geográfica, comercial, todo en el móvil al mismo tiempo.

El secretario de Educación, Diódoro Guerra Rodríguez, dio una amplia entrevista de prensa en que explicó sobre el examen de evaluación a los profes.

Aquellos con largos años en la nómina (independientemente de si trabajan o no), tienen derecho a tres “oportunidades” de presentar. Si no pasan ninguna, no podrán ser despedidos; solo se les cambiará de funciones.

En cambio podrán ser despedidos los que entraron al sistema a partir del año pasado, si es que no aprueban los exámenes.

Como quien dice, los “viejos” son dueños de su plaza. Nadie los puede correr aunque sean unos burros.

 

Leave Comment

*