Profes rebasan a su domador

Jul 1st, 2015 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Hay que tener cuidado cuando las bases rebasan a sus dirigentes (¿acaso líderes?) o caciques. El caso es el de los profesores, o más bien, aquellos que cobran en el sector educativo.

Hace 19 años, a partir del uno de mayo de 1996, los soldados rasos del SNTE se revelaron en contra de sus domadores. Por casi un mes, 800 mil niños y jóvenes se quedaron sin clases.

Los borloteros que hicieron punta de lanza fueron los de El Mante.

Hoy, como ayer, son los cañeros de la tierra caliente los que empiezan a atizarle a la hoguera, además de la región citrícola de Hidalgo, Mainero y Villagrán.

Es evidente que varios grupos se han salido de control de la sección 30. Hicieron a un lado los causes sindicales institucionales. Protesta por la evaluación magisterial, de la que no saben mucho.

No hay liderazgo, no hay fuerza en la dirigencia seccional. El “catrincito” Rafael Méndez Salas no les genera confianza, no es su representante.

Menos cayó bien que el muchacho, después de ser candidato a diputado plurinominal por el PANAL –con acceso seguro al Congreso de la Unión-, regresara a la sección y no precisamente lo que se llevó.

Alguien del aparato político estatal lo debió haber previsto. Méndez es non grato en la organización.

Así como hoy los argumentos parecen baladíes, así comenzaron los problemas en la época del cavacismo del 96´.

Ningunearon e hicieron a un lado a Jaime Medellín Cepeda, secretario de la 30, un monigote que solo recibía instrucciones de su ama Elba Esther Gordillo.

Fue el uno de mayo de ese año cuando los profes armaron un plantón frente al ayuntamiento de El Mante. De ahí la “chispa” se extendió a Matamoros y todo Tamaulipas con exigencias calificadas como tarugadas (como esta vez).

Así por ejemplo, en aquellos días la primera petición era un aumento salarial del ciento por ciento ¿a quien se le ocurre?.

El Gobernador Manuel Cavazos Lerma no les hizo caso. Andaba como loco de baile en baile por pueblos y ejidos de los 43 municipios.

Como secretario de Educación y Cultura, “El Chino” José Luis García García (el orgullo de San Patricio municipio de Padilla), subestimó a las bases y huyó. Se escondió cuando vio que la llamarada crecía.

Surgieron cabecillas como José León Soto Ugalde, Arturo Sánchez Castillo, Marcos Fonseca Durán y José Luis Coronado Alvarado (el vocero; el que ya no regresó al aula, solo a la nómina)

Por lo menos hoy vemos que el jefe del sector, Diódoro Guerra Rodríguez, ha dado la cara oportunamente. Ya les explica a sus empleados cual es la normativa de evaluar a quienes cobran por estar frente a grupo.

No se duda de la capacidad del orgullo de Guardados de Abajo (municipio de Miguel Alemán). Fue jefe de Educación en Michoacán y director del Politécnico Nacional, donde está lleno de fósiles que enfilan grillas todo el año.

El “líder” de la 30 ya no sirve de interlocutor e improvisado apagafuegos. No debe aparecerse por Mante, Hidalgo, Mainero o Villagrán, que es donde ha “prendido” un aparente movimiento.

Necesita preguntarle su experiencia a Medellín Cepeda, el que también puso pies en polvorosa cuando vio el desastre de mayo del 96´.

En esa época tampoco rindieron frutos los desplegados de prensa (en todo el estado) firmados por comunicadores (Aguilar Grimaldo Roberto, García Salazar Elvia, García de la Rosa Melitón, Luis García Luis Arturo, Morales Ibarra José Luis, Valladares Alejandro, López Arriaga Carlos, Medrano García Manuel, Jaramillo Ma. Guadalupe, Cuéllar Cardona Francisco, Díaz Jr. Guadalupe, entre otros) llamando a los alzados a la cordura y la negociación “para destrabar el conflicto”. Que sirva también de experiencia.

Ya es tiempo de cambiar de domador. Si no lo entiende el hombre, puede resultar lastimado en su orgullo.

Cambiamos de tema para decir que, una vez más, se calienta la grilla interna del Partido Acción Nacional por la designación de su presidente nacional.

Apenas el domingo 18 de mayo del 2014, Gustavo Madero Muñoz ganó la reelección luego de una accidentada campaña en que afloró una guerra sucia entre él y su principal contrincante, Ernesto Cordero Arroyo.

No parece haber escarmiento por el divisionismo que generaron y esta vez la elección directa se dará el 16 de agosto.

El año pasado los candidatos gozaron de un tope de campaña de 14 millones; ahora se les asignaron nueve. Con ello se garantiza que el “fuego amigo” será menor.

Los “gallos” están más que puestos. El oficial es Ricardo Anaya Cortés, apoyado por Madero Muñoz, aunque ya hacen ruido y se apuntan Javier Corral, Francisco Ramírez Acuña y Juan José Rodríguez.

Veremos quienes se registran. El plazo abrió este uno de julio y termina el 15 a las tres de la tarde.

Estaremos pendientes también de si algún panista tamaulipeco es incluido en las planillas. Pueden ir siete elementos además del presidente y el secretario general.

Según el dato, para registrar un candidato no podrán firmar por Tamaulipas más de dos mil 385 activos, con un requisito adicional: Que tengan una militancia mínima de 12 meses.

Con ese requisito se acaban los planes del grupo “cabecista” de incorporar gente al vapor para hacer bulto.

Le dimos una “revisada” a la lista de azules que pueden votar. Ahí está el señor Francisco Javier Garza de Coss, todavía diputado, pese a que fue “castigado” con una suspensión de tres años por el CEN con motivo de aquellas facturas de restaurante alteradas.

Nos vamos.

Leave Comment

*