¿Más favores sexuales?

Jul 10th, 2015 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El Tribunal Electoral de la Federación ratificó su triunfo a “Paloma” Guillen Vicente como diputada por el distrito de Tampico.

Los magistrados le quitaron 491 votos. Aun así le quedaron siete mil 390 arriba de su contrincante, suficientes para llegar al Congreso de la Unión.

El juicio de inconformidad fue solicitado por el Partido Acción Nacional. Pidió anular la elección por “adquisición encubierta y una sobreexposición en medios impresos” de la abanderada tricolor.

Mas bien fue un juicio azul en contra de la prensa escrita. Acusaciones que, al final, resultaron falsas.

Siempre la prensa. Cuando los políticos pierden o hacen travesuras casi siempre le echan la culpa a los medios. Ahora no fue la excepción.

Como “pruebas” de la sobreexposición, presentaron al TRIFE 58 ejemplares del periódico Express; 59 de El Sol de Tampico, 59 de La Razón y 59 de Milenio.

Adjuntaron un periódico por cada día que duró la campaña. Ya solo faltó que pidieran sanciones para la prensa.

Según los datos de la demanda, los cuatro medios publicaron mil 363 por ciento más piezas informativas de la candidata Paloma que de los otros aspirantes.

Y en una audaz agudeza de fiscalización, los inconformes señalaron que Guillén y su partidlo excedieron los gastos de campaña en un millón 770 mil 319 pesos.

No perciben que la prensa solo es reflejo del medio ambiente, toma las alteraciones del estado de cosas, las valora y decide qué es noticia y que no.

En total, los azules de Tampico llevaron ante el TRIFE 237 ejemplares de los principales diarios de la zona sur de la entidad. Los cotidianos –claro-, no tuvieron nada que ver con el triunfo de la candidata.

De todas maneras fija un precedente de las acusaciones de políticos en contra de la prensa escriba.

Dice la acusación que “la autoridad incumplió con el deber de fiscalizar “los tiempos” de la prensa escrita” en el ciclo electoral.

Aquí lo importante. Los magistrados revierten.

-No existe mandato constitucional o legal que de forma explícita impongan la obligación a los órganos del INE de monitorear la cobertura informativa de los medios impresos.

Para los periodistas esto es lo importante. Para los priistas es que ganó su candidata ese distrito.

Si los topes de gastos de campaña andaban en un millón 200 mil pesos, la acusación dice que Paloma rebasó con 1.7 millones, a lo que el TRIFE contesta.

-El promovente omite expresar algún hecho concreto en que sustente tales afirmaciones… Unicamente se efectúan alegaciones dogmáticas.

Total que siempre la prensa. Responsable de lo malo, no de lo bueno. Al rato van a salir embarazados (y embarazadas) y la van a echar la culpa a la prensa.

Solo para ubicar al lector, hemos de agregar que el TRIFE anuló al PRI 491 votos; 349 al PAN y así sucesivamente.

La mala para el Partido del Trabajo es que, en lugar de aumentarle sufragios –que pelean para no desaparecer como partido-, le quitaron 13.

Y la recomendación a los políticos y funcionarios: Ya no le echen la culpa de sus males a la prensa. Los comunicadores no imponemos candidatos y memos los hacemos ganar o perder. Que quede bien claro.

Solo otro agregado ¿por qué se anularon las casillas? Es que los votos s fueron recepcionados por personas no autorizadas para estar en las casillas. Se les tomó de la “fila” porque los funcionarios originales no asistieron, aunque no vivían en la sección.

Si cambiamos de temática, otra vez se le calentó el “parche” a José Luis Castellanos González, en El Mante. Quiere ser alcalde aunque sea por un ciclo de cinco añitos.

Y quiere ser candidato por el PRI, aunque en otras ocasiones haya sido candidato pero por el PAN. Ya ocupó el espacio, por los tricolores.

Si no lo recuerda usted, queridísimo lector, le vamos a recordar quien es el señor Castellanos, mejor conocido con el alias de “La Gúera”.

En marzo del 2010 citó a los periodistas para decirles que sería candidato a diputado local por Acción Nacional. Apenas tres años antes había terminado su ciclo como presidente municipal por el PRI.

Les dijo a los sorprendidos comunicadores que había dejado las filas del Revolucionario porque nunca sería candidato al Congreso Local ¿las razones?.

-Porque yo no me quise acostar con Ricardo Gamundi… Tres veces se me insinuó y no me presté a esas cosas que allá acostumbran.

Gamundi era el presidente estatal del PRI y, hasta entonces, no se sabía que el moreno anduviera pidiendo cuotas sexuales a varones a cambio de candidaturas.

Bueno, Castellanos no dijo quien era el activo y quien el pasivo (o sea, quien iba a morder la almohada).

De todas maneras, desde entonces la raza inventó que, para hacer candidatos, hay consulta a las bases, consulta a la bolsa y consulta a la alcoba.

Por internet circula profusamente una entrevista que Jesús Avila Murillo, de El Mante, le hizo a la Gúera Castellanos.

-Me apunto por el PRI,… Para que me tomen en cuenta.

Dice que nunca se ha retirado y su incursión en el PAN fue circunstancial cuando Gamundi le dijo que en el PRI no tendría oportunidad por los siguientes nueve años.

Lo que no le dice al reportero es qué va a hacer si la jerarquía tricolor no lo toma en cuenta en el 2016, o si le vuelven a pedir favores sexuales cual va a ser su actitud.

El asunto se pone interesante porque Castellanos dice que ya anda en plena precampaña “haciendo presencia en eventos” u organizándolos.

Lo que no se imagina tampoco el ex candidato panista, es que Ricardo “El Negro” Gamundi Rosas, con sus proposiciones indecorosas, podría volver a ser el principal operador político en Tamaulipas el año que viene.

Ahora está como delegado del PRI en Sonora, donde hizo morder el polvo a los azules. Al rato puede aparecer en Tamaulipas dedicado a morder orejas de varones precandidatos.

 

 

Leave Comment

*