No pide que le den…

Jul 13th, 2015 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- No pide que le den, solo que lo pongan donde hay. Se sirve solo.

En el verano de 1998 tenía 40 años y su “experiencia” se resumía.

-Soy gente de un partido, el PRI. Soy consejero municipal; hemos estado trabajando en ello. Soy dirigente de una cámara, que es la Canacintra, donde hemos tratado de hacer nuestro mejor trabajo.

Surgió en la política de la nada.

Su máxima labor comunitaria había sido la instalación de la “megabandera” (Nacional) en la punta de la Sierra Madre, entrando por el Batallón del Ejército.

Nació en Matamoros. Estudió en Victoria kínder y hasta segundo de secundaria. El tercero lo hizo en el Distrito Federal y la preparatoria en Monterrey. Egresado de la UAT como agrónomo.

-¿Le gusta la política? Respondía en aquella ocasión.

-No puedo decir que no me gusta, no puedo esconder, como dicen. Hijo de tigre pintito. Eso lo mamé den casa desde niño. La política la vi desde niño y la sigo viendo hasta estas fechas.

Hace 17 años, en contra de todos los pronósticos –se decía que hasta en contra de la opinión del Gobernador Manuel Cavazos Lerma-, Enrique Cárdenas del Avellano ganó la “consulta a la base” para ser el candidato a la alcaldía de la capital.

Por muy pocos votos –por sobre Lydia Madero García, del PAN- obtuvo el ingreso a la casona del 17 Hidalgo.

Le ganó en la interna Enrique de la Gaza Tamez, Isidro Ruiz Sandoval y Octavio González García, en un proceso donde también andaban “calientes” Bernabé Uribe Mora, Felipe Garza Narváez y Juan Salinas Espinoza (estos últimos al final no le entraron).

Casi dos décadas después, ya con más experiencia y mejores asesores, Enrique es el primer tricolor que saca la cabeza y abiertamente busca la nominación del PRI a la gubernatura de Tamaulipas.

Franco y abierto, se dice en el medio que Enrique Jr. “saca la carne del asador” y no necesita que le den.

A través de redes sociales y en recorridos por el territorio estatal se promueve y se “deja querer” por sus amigos.

Es el único que no le hizo caso al delegado general del CEN del PRI, Víctor Manuel Díaz Palacios, quien hizo un llamado a esperar los tiempos, a no acelerarse o “atenerse a las consecuencias”.

Más bien los jerarcas tricolores quieren que su gente no se acelere, que esperan los tiempos, la convocatoria, el procedimiento de designación.

Enrique en su página de la red “trabajando por Tamaulipas”, con la afirmación que no tiene vuelta: “Voy a participar este 2016. Estoy preocupado por Tamaulipas”.

Enrique en la primaria Ford No. 6 y los productores sorgueros de San Fernando; en la secundaria técnica 54 de ciudad Victoria, en Tula o Jaumave, en el medio rural victorense. En precampaña abiertamente.

Como difícilmente –según las corrientes que operan hacia el interior del PRI- alcanzaría la candidatura tricolor al gobierno del estado, a nivel popular se le señala como el posible “bronco de Tamaulipas”.

Lo cual desmiente en sus mensajes una y otra vez: Para que queremos un bronco; yo estoy con Enrique. Para que bronco, si tenemos nuestro cuerudo.

Enrique en su página oficial de “feis”: Ahora le toca elegir a Tamaulipas… Y se declara “tamaulipeco de pura cepa”.

Entre sus amigos se menciona que, en las siguientes semanas, comenzará un intenso recorrido por los 43 municipios en son de promocionarse.

¿Independiente? Las apuestas dicen que fácilmente alcanzaría reunir 70 mil firmas y copias de credencial de elector, que son suficientes para conseguir el registro. Lo niega.

¿Pedir permiso al jefe político? Solo avisar, se escucha decir a Cárdenas.

Sin embargo el ex alcalde, ex diputado local y dos federal, no estaría dispuesto a irse por la sin partido. Aunque es aventado y le gusta y emociona correr riesgos, tiene mucho que perder en una aventura que no le garantiza el triunfo.

Es empresario (con todas las consecuencias que podría traerle) y, su padre, Don Enrique, ha sido tricolor toda la vida.

¿Consulta a la base? Los antecedentes nos dicen que, en la era peñanietista no se están dando la s votaciones internas. Las candidaturas surgen de unidad para garantizar triunfos constitucionales.

Si en 1998 apareció de la nada, quienes lo conocen dicen que no hay que perderlo de vista en el 2016. Anda en plena precampaña.

En otros asuntos, la delegación federal de SEDESOL sigue sin titular. Edgardo Melhem Salinas renuncio para ser candidato a la diputación federal por el III distrito, Río Bravo.

Parece que hay dificultades. Pelean la nominación los dos grupos que se enfrentarán por el 16´, locales y poyados desde el Distrito Federal. Quieren para los suyos dicha representación.

Es más, da la impresión que, en candidato tricolor al gobierno, saldrá de las propias oficinas de Desarrollo Social luego de pasearse varios meses por los municipios.

Melhem renuncio desde el 20 de enero. La dependencia va para seis meses sin delegado (hay una subdelegada encargada del despacho) y nada que los mandos nacionales deciden.

Y la burocracia estatal y los servidores de los municipios, gozarán de periodo vacacional de verano a partir de este viernes 17. Regresarán hasta el tres de agosto.

Gobierno anuncia que en las instituciones hospitalarias, cuerpos de seguridad y auxilio no habrá vacaciones. El personal tiene asuetos escalonados.

El Gobernador Egidio Torre Cantú dijo que por segundo año consecutivo nuestra entidad consigue el primer lugar nacional en servicios médicos, al tener unidades operando en los 43 municipios.

Además, comentó la fuerte inversión, mil 600 millones de pesos en dos nuevos hospitales, “Alfredo Pumarejo” en Matamoros, y el “Heriberto Espinosa”, en Madero, así como inversión en el Carlos Canseco de Tampico.

 

Leave Comment

*