Reprobaron por «burros»

Jul 29th, 2015 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Vaya que causó conmoción el reprobadero de aspirantes a directores, supervisores y asesores pedagógicos, según los exámenes de la SET. Un alto porcentaje no pasaron por “burros”.
¿Qué fue lo que pasó en Tamaulipas? ¿de quién es la culpa? Porque aquí andamos casi en el sótano de la estadística nacional.
Da pena decirlo pero es una realidad. La culpa no es de Diódoro Guerra Rodríguez, el jefe de la secretaría, ni del gremio magisterial que comanda Rafael Méndez Salas. Tampoco de los últimos Gobernadores.
Debe ser de los propios profesores que, una vez que terminaron su instrucción normal, pensaron que todo lo sabían y se tiraron a la hamaca a esperar puntualmente su cheque quincenal.
Aparte de ellos, tienen culpa las administraciones federales de los últimos lustros por no obligar al personal a actualizarse, por no procurar una educación básica de calidad para los mexicanos.
Más bien en los últimos 24 años, el SNTE había rebasado a la autoridad educativa y de la República. Los caciques magisteriales hacían lo que les venía en gana con programas y plazas.
El que se aventó el “tirito”, el que vino a revolucionar el sistema es Enrique Peña Nieto después de poner remedio al obstáculo mayor, Elba Esther Gordillo. La mandaron al botellón.
Le dimos una “ojeada” a las cifras de quienes presentaron examen y mire que son aterradoras.
En Tamaulipas, de todos aquellos que quisieron ascender reprobaron casi el 52 por ciento (poquito más de la mitad). La razón es que no se prepararon, no estudiaron como les dijeron.
De los aspirantes a directores de escuela declarados “no idóneo” tenemos el 43.62 por ciento (de los que presentaron), algo que también debe doler en el alma a quienes tienen en sus manos la responsabilidad del sistema educativo en el estado.
No es responsabilidad de ellos pero debe calarles hondo. Quienes a nombre del sector oficial imparten la educación, andan en la mediocridad.
Los profes de nuestra tierra cueruda quedaron casi en el sótano. Solo arriba de Tabasco, Guerrero, Sonora, Sinaloa y Campeche.
En cambio, quienes obtuvieron las mejores calificaciones son los de Querétaro, Colima, Distrito Federal, Chihuahua y Aguascalientes.
Y le vamos a decir querido lector, por qué le echamos la culpa a los propios empleados del sistema.
Se les enviaron con meses de anticipación programas y guías para que se capacitaran. Hubo recomendaciones hasta con “manzanitas” para machetearan los contenidos. Y nada.
De plano quienes aspiraban y “no salieron” es porque no estudiaron. Ya solo faltó que los aplicadores les dieran públicamente las respuestas, o se las “soplaran”.
Hasta les dijeron qué comer el día del examen, y que ropa llevar puesta.
La recomendación principal a la que no hicieron caso: “Estudie con tiempo, dejar todo para el final provoca estrés e impide la concentración adecuada”.
En la tierra cueruda, fueron 250 los que presentaron examen para asesores técnicos pedagógicos. Otros 22 enlistados no asistieron.
Para supervisores presentaron 111 y asesores pedagógicos 250. En total 643.
A partir de esta experiencia, los interesados deben ponerle más atención al asunto si es que quieren subir por escalafón.
Pues bien, cayó como sorpresa en el medio político la posible fusión de los partidos de la Revolución Democrática y del Trabajo ante la casi segura pérdida del registro de este último por falta de clientela electoral.
El de la pluma no le ve mucha utilidad para los ciudadanos. No sería una alternativa más para que los mexicanos se interesen por emitir su sufragio. Los únicos que buscan ganar son los dirigentes. Se niegan a perder las prerrogativas –dinero contante y sonante- que otorga el gobierno.
Por cuanto a lo local, tendrían que firmar convenios para hacerse de las regidurías y diputaciones plurinominales en el 2016. Lo difícil será que se pongan de acuerdo; cada grupo va a querer apuntarse en primer lugar.
Si el Partido del Trabajo muy apenas obtuvo el l.5 por ciento de la votación para conseguir un escaño en el Congreso del Estado en el 2013, lo más probable es que en el 2016 siga en picada y no alcance nada..
Según la información de Carlos Navarrete, el jerarca perredista, es el PT el que tendría que sumarse a ellos incondicionalmente.
De todas maneras desde estas líneas diagnosticamos que, aunque sean dos de izquierda, en el 2016 no conseguirán una sola alcaldía y menos diputaciones de mayoría. No les interesa conservarse como partido, solo ven por las utilidades que les deja.
Por lo pronto en Tamaulipas, el PT puede seguir como partido local hasta que pierda, lo cual estaría a la vuelta de la esquina.
Cambiamos para decir que, para la tarde de este jueves, está anunciado el primer debate entre los aspirantes a la dirigencia nacional del PAN. Son tan codos que solo lo trasmitirán por internet.
Estaremos pendientes de quien “gana” , si Javier Corral Jurado o Ricardo Anaya Cortez, los que participan en la contienda interna.
Por cierto ¿quién ganará en Tamaulipas? La pregunta sale sobrando. El segundo parece contar con el apoyo de los dos grupos internos que se disputan el poder partidista.
A menos que suceda algo inusitado, la inmensa mayoría de los votos serán para Anaya, quien tiene el respaldo del CDE y del grupo de Francisco García Cabeza de Vaca, el senador a quien ahora le interesan mucho los ranchos ganaderos (ya compró dos en Soto la Marina).
Veremos cuando aterrizan en campaña por estos lugares porque el citado debate no ha causado interés entre los militantes y menos el medio político.
Por otro lado, mire que Tamaulipas es el único estado de la República que entrega becas a todos y cada uno de los niños y jóvenes inscritos en el Consejo Nacional de Fomento Educativo, Conafe. Hay coordinación entre los tres órdenes de gobierno.

Leave Comment

*