La estrategia de los parásitos

Ago 20th, 2015 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- A más tardar este domingo 23 los tribunales deben desfogar los juicios derivados de las elecciones federales del siete de junio.

De esta manera, la Sala Superior del TRIFE tenía agendados para este viernes más de 120 asuntos, algunos relacionados con Tamaulipas. Son recursos de reconsideración para tratar de echar abajo resoluciones de las Salas Regionales.

Como decíamos en colaboración anterior, la Cámara de Diputados comenzaría también el registro de los ganadores de mayoría, y luego irá por los de representación proporcional.

De todo esto, juicios de inconformidad y de reconsideración, hay algo que llama la atención. Son los parásitos del Partido del Trabajo que se niegan a dejar de recibir subsidios oficiales.

Por lo que vemos, deben tener mucho miedo a vivir fuera de la teta gubernamental.

Los del PT presentaron 148 JIN (juicios de inconformidad) en el mismo número de distritos, incluyendo los de Tamaulipas.

¿Cuál es el objetivo? Provocar que los tribunales anulen el mayor número de sufragios a nivel nacional para ellos beneficiarse.

Cuando menos en Tamaulipas consiguieron su objetivo. Se anularon votos en Nuevo Laredo, Victoria, Tampico y Madero.

¿Por qué anularlos? Así ganan los parásitos.

Los petistas no alcanzaron el tres por ciento mínimo que se requiere para conservar el registro como partido político. Si se anulan votos en lo general –incluyéndolo unos cuantos de ellos mismos-, tienen la posibilidad de seguir cobrando.

Según la información de los parásitos locales, Alejandro Ceniceros Martínez y Arcenio Ortega Lozano, a nivel México les faltaban tres mil votos. Con las primeras resoluciones dicen que les faltan mil 500.

Aseguran que ya tienen el 3.009 por ciento.

Ahora están en juego los REC en la Sala Superior (presentaron 50). Si los magistrados anulan más votos, los vividores seguirán cobrando. Si hay reversa, se les acaba la alegría.

La mecánica es sencilla: Baja el número general de votos y el Partido del Trabajo alcanza más porcentaje.

Dicen que ya consiguieron abatir en 200 mil sufragios el escrutinio inicial.

Para que usted querido lector, tenga una idea más clara de que son unos vividores, le vamos a exponer puntos que contiene el informe de fiscalización del INE, por lo cual les aplicó severa multa económica.

Nos ocuparemos solo de Tamaulipas.

Por ejemplo, en el V distrito, cabecera Victoria, la candidata María de la Luz Martínez Covarrubias presentó facturas de gastos de publicidad y propaganda por 20 mil pesos, de una empresa que no corresponde a prensa escrita (si fuera de radio o televisión perdería la candidatura). Es de un negocio que se llama Servicio Democracia.

La aspirante por el VII, Ma. Concepción Moreno Meza, reportó haber pagado nueve mil 700 pesos por prensa, pero la factura corresponde a un tal Roberto Calles Badillo, que no tiene medio impreso.

Aparte, Martínez Covarrubias presentó facturas por gasolina por 20 mil pesos sin comprobar que adquirió o rentó vehículos.

María Luisa García Martínez, del III distrito, Río Bravo, parece ser la que más subsidios recibió de su partido, pero no comprobó los gastos.

Así por ejemplo, informó haber comprado gasolina por 49 mil 900 pesos, pero no presentó el soporte, o sea las facturas.

Además, reportó compra de combustible por otros 50 mil y haber pagado servicios por 26 mil sin aportar los comprobantes.

Los candidatos, o los líderes, todo lo convierten en negocio aunque se trate del dinero público, el que le cuesta a los contribuyentes.

Reportaron gastos de gasolina sin comprobar, los siguientes: Francisco Javier Estebané Ponce, de Nuevo Laredo, por tres mil 800; Omar Nájera Quintana, de Mante, por 18 mil 800; María Concepción Moreno, de Madero, por otros 50 mil y de Tampico Odette Tobías González, seis mil pesos.

¿En qué gastaron el dinero? Vaya usted a saber. Lo más probable es que se lo embolsaron.

Los auditores del INE también encontraron transas en la presunta compra de playeras.

Omar Nájera dijo haber gastado 40 mil en banderolas, playeras y pulseras, pero no aportó pruebas de que realmente las adquirió (una foto cuando menos).

Por su parte Iván Puente, del IV distrito, Matamoros, quedó pendiente de comprobar al INE gastos por alrededor de cien mil pesos.

Son dos paquetes por casi 50 mil pesos. El primero que por la compra de dos mil 500 playeras blancas con selección a color, y el otro por mil 500 calcomanías a media carta.

El dinero que les mandó el INE para las campañas seguramente se lo “clavaron” y consiguieron notas simples y facturas que hasta podrían ser falsas.

Al final de las campañas, la candidato del PT por Río Bravo, María Luisa García reportó a los auditores tener en bancos 30 pesos, en tanto que el del Primero, Javier Estebané, que le quedaban casi 47 mil del águila.

Mejor nos vamos no sin antes decir que el presidente capitalino, Alejandro Etienne Llano, reanudó su programa Manos a la Obra y visitó la colonia López Mateos en la que activó acciones de limpieza de espacios públicos, pintura de bardas en escuelas, descacharrización y aplicación de abate, entre otras.

 

Leave Comment

*