La alianza Gustavo-Leticia

Ago 21st, 2015 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Vaya que el nuevo presidente panista, Ricardo Anaya Cortés, salió respondón.

En las primeras de cambio retó a un debate público, de cada a cara, al eterno aspirante a la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador.

Le pidió que sea él, el señor López, quien determine la hora, lugar y condiciones. Pero tiene que ir personalmente.

Anaya parece no saber que se enfrentaría a un político tramposo y marrullero. Tiene tantos como 18 años buscando llegar a Los Pinos. Ha recorrido muchas veces todo el país en la mayor parte de sus municipios.

Jugador eterno por la primera magistratura, El Peje ha sido oficialmente candidato en dos ocasiones y va por la tercera.

De todas maneras, si el encuentro se da al amanecer en la plancha del Zócalo ¿a quien le va usted?. Lógico que Anaya es un bebé de pecho en comparación con López Obrador para eso de jugar al verbo envenenado.

La llegada de Anaya a la jerarquía panista parece haber dividido más al partido. Designó como coordinador de los diputados federales a Marko Cortés Mendoza en lugar de Gustavo Madero Muñoz, que ya esperaba el cargo.

Oficialmente no se han instalado en la nueva legislatura y comenzaron las divisiones. Los adictos a Madero, que son mayoría, permanecían acuartelados y en plan de protesta.

El nuevo presidente salió rebelde. Apenas consiguió el triunfo y anunció medidas drásticas en recorte de personal y reducción de sueldos en el partido. La medida podría hacerse extensiva a las entidades federativas.

Desde luego que la llegada de Anaya y los “roces” iniciales con Obrador traerán sus consecuencias en Tamaulipas por aquello de la presunta alianza que pretenden formar rumbo a la gubernatura.

Los colaboradores y afines al alcalde neolaredense Carlos Cantú Rosas Villarreal buscar crear una sociedad entre PAN y PRD, llevando además a MORENA, el Partido del Trabajo, Movimiento Ciudadano y los que se sumen.

Por su parte los amigos de Francisco Javier García Cabeza de Vaca quieren esa alianza postulando al senador.

El pleito será de pronóstico reservado. Si el PAN lleva la batuta, la batalla será hacia su interior. La candidatura de Acción Nacional tendrá que resolverse por el voto directo de los militantes, según sus estatutos.

En su reciente visita a ciudad Victoria, Ricardo fue testigo de las profundas divisiones que se traen las tribus hacia el interior del PAN.

El escenario fue el Salón Santa Eva.

Fue abarrotado por militantes del Partido Movimiento Ciudadano, o mejor dicho, de Gustavo Cárdenas Gutiérrez ¿por qué? Tiene una alianza política con su amiga matamorense.

La gente fue acarreada en autobuses desde diversos municipios. Los coordinadores, el regidor Hermelindo Ramírez y Miroslava Escalante, la operadora de GCG.

Para la ocasión, el soberbio anfitrión Francisco García Cabeza de Vaca ordenó imprimir playeras con el nombre de Ricardo Anaya al frente y en la espalda los clásicos cuernos de los “cabecistas”.

Los de Gustavo no se las pusieron.

Durante el evento, los asistentes se desgañitaron gritando vivas y hurras a favor de Salazar. En algún momento destinaron hasta cinco minutos de aplausos para la alcaldesa.

Esto encabronó al senador que se puso rojo y comenzó a regañar a sus colaboradores.

Tenía preparada una carne asada con su gente y la suspendió.

Se dirigió a las oficinas del CDE, su bastión, cuartel general de su gente, donde volvió a recriminarles el permitir que los acarreados lo pusieran en vergüenza y desventaja ante Anaya Cortés.

Tenían que haber previsto, les dijo, que la gente de Gustavo andaba invitando a la reunión. Les falló el aparato de espionaje.

Por su parte la gente de Gustavo Cárdenas, adictos a Leticia por consigna, se fueron a comer a un salón del Hotel Las Fuentes.

Ahí se extendió la invitación al II informe de Leticia en Matamoros el cinco de septiembre: Habrá autobuses, hotel y comida gratis para el que decida ir.

Por si hubiera duda, hemos de decir que Canturosas y Leticia no asistieron al Santa Eva. La presidenta solo envió a la gente a descomponerle el evento a Cabeza de Vaca.

Así es la división que impera y los problemas que enfrentará en esta tierra el nuevo jerarca de los panistas.

Por lo pronto los enemigos del “cabecismo” pueden gritar que funcionó la alianza Gustavo-Leticia. Pusieron en ridículo al senador.

Todavía no se instala el Instituto Electoral de Tamaulipas y ya le mandaron del DF el respectivo reglamento que tiene que cumplir.

Quien sabe por qué lo incluirían, pero uno de sus contenidos dice que las sesiones no podrán durar más de ocho horas (a lo mejor por el turno laboral de los consejeros).

Elaborar el reglamento es una función del Instituto Nacional Electoral. Muchas atribuciones de los órganos locales quedaron centralizadas.

Por otra parte la UAT, a través de la Unidad Académica de Derecho y Ciencias Sociales, impuso el nombre de la maestra María del Refugio Martínez Cruz a la biblioteca de la institución, como un reconocimiento a su trayectoria de más de 40 años en la cátedra.

El director de la UADCS, Enrique Alfaro Dávila, hizo del conocimiento a la abogada acompañado del secretario académico, Arturo Diñas de los Reyes.

Ella fue Procuradora de Justicia del Estado en el último tramo del gobierno de Américo Villarreal Guerra.

Antes de irnos, digamos que el diputado Eduardo Hernández Chavarría, de Tampico, le pegó al clavo en eso de difundir las reformas estructurales impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto.

No dudó en gastar algunos pesos e imprimir una compilación de esas reformas para repartir ejemplares entre los estudiantes del Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas, el Tec de Monterrey, Universidad del Noreste, Universidad Valle de México, Instituto de Ciencias y Estudios Superiores y Universidad del Golfo.

Otros políticos solo cantan las tales reformas pero no le meten lana.

Hernández Chavarría aspira a la candidatura del PRI por el municipio de Tampico ¿se le podría hacer?. Veremos.

 

Leave Comment

*