Cierra la histórica tienda del ISSSTE en Victoria

Sep 16th, 2015 | By | Category: Articulos Destacados

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con más de 41 años de brindar servicio al público, cerrará sus puertas la tienda Superissste del 17 Bravo y Allende de esta capital.

P1000615Se irá con la “barredora” del gobierno federal para tratar de corregir los desmanes financieros que por 12 años (dos sexenios) se cometieron en el Instituto.

Fue abierta al público el 15 de julio de 1974. Cerrará sus puertas el 15 de septiembre del 2015.

En realidad ya no tiene que vender. Sus anaqueles y góndolas están vacías desde hace meses.

Fue una de las supertiendas más concurridas de la capital. Llegó antes que las grandes firmas comerciales, nacionales y extranjeras.

El cierre provoca nostalgia, dice su gerente Alfonso Porras Díaz, quien tiene dos años ocho meses al frente de la institución.

-Bueno, sí hay cierta nostalgia, tristeza en muchísima gente. Era un centro comercial muy querido. Son muchos años.

En los setentas y ochentas del siglo pasado era la autotienda más concurrida, la que mantenía precios más baratos en electrodomésticos, línea blanca y víveres. La diferencia de precios era entre el 15 y 30 por ciento.

No es la única. En Ciudad Victoria se “van” tres sucursales y 12 en Tamaulipas. Varias cerraron desde una primera “comalada” hace dos años.

En esta ocasión el cierre definitivo fue de 224 autotiendas y farmacias a nivel nacional. Sólo quedarán 70, la mayor parte en la zona metropolitana del Distrito Federal.

De la región, seguirán funcionando Piedras Negras y Nuevo Laredo, en la frontera, y Saltillo y Monterrey más hacia el interior del país.

La decisión fue tomada por las autoridades de la Secretaria de Hacienda para no seguir financiando con más de dos mil millones de pesos anuales el sistema inicial de 360 giros comerciales del ISSSTE.

Durante los últimos años, sólo 20 negocios operaban con números negros, según los datos del organismo.

 SINDICALIZADOS SE REACOMODAN; JEFES A LA CALLE

 En este proceso de liquidación, en Tamaulipas quedarán cerradas 12 tiendas y farmacias: tres en Victoria; dos en Tampico, Hidalgo, San Fernando, Matamoros, Reynosa, Miguel Alemán, Río Bravo y El Mante.

Señala Porras Díaz:

-Ciudad Victoria se queda sin el servicio de abasto para el consumo a los derechohabientes, pensionistas, jubilados y público en general. Son nuestros clientes, nuestra imagen.

P1000612Agrega que  “nosotros nos hemos considerado como un servicio a la comunidad para poder dar precios al alcance del bolsillo”, y lanza su punto de vista y petición a los directivos del organismo.

-Que tuvieran cierta reconsideración, si es posible se luchara porque en la capital  se deje  un centro, independientemente de si yo sigo aquí; un punto de venta de Superissste para atender el enorme conglomerado, sobre todo de jubilados y pensionados. Nos preocupa que no sean atendidos por un sistema como este, un instrumento público valioso para la comunidad.

Alfonso Porras no es un burócrata más del sistema. Le pone esfuerzo y emoción a su trabajo. Trae la sensibilidad social a flor de piel.

Cuando se hizo cargo del  local de la calle 17 había goteras, “teníamos que colocar hules sobre las mercancías” y los anaqueles lucían oxidados y el aspecto era deprimente.

P1000623Convenció al dueño del local (se renta) a hacer mejoras y él y los empleados se dieron a la tarea de pintar los muebles… lo hicieron por su cuenta y sin cobrar.

Sabe que había eficiencia en el servicio que daban.

-Tamaulipas siempre fue el primer

P1000621lugar en ventas. En la región noreste estuvimos en alrededor del 40 por ciento del valor de las ventas totales.

-¿Cuál fue el problema?

– La insuficiencia, oportunidad y  precios bajos. Si lográbamos tener precios bajos, el tema de la insuficiencia comenzó a afectar.

En resumen: Las mercancías no llegaban del centro del país, donde se hacían las compras.

Alfonso, ingeniero egresado de Chapingo, está bien enterado de lo que vendía el negocio bajo su cargo.

En el 2013 las ventas fueron por cinco millones 375 mil pesos, con un valor de compra de las mercancías de tres millones 964 mil.

Al 2014 las ventas ascendieron a tres millones 675 mil y las compras a tres millones 892 mil.

El gran descenso se dio en el 2015 (contabilizado hasta julio), cuando los ingresos  se derrumbaron a 656 mil pesos y las compras en 239 mil.

Más en concreto: ya no había que vender.

Dice el todavía gerente:

-Nuestro problema es que nos dejaron de suministrar, de abastecer mercancías. Los clientes nunca los perdimos, siguieron viniendo.

Lo afirma con datos en la mano.

Las operaciones comerciales del 2013 registraron 77 mil 665 clientes; las del 2014 bajaron a 58 mil 472, y hasta julio del 2005 -dado el desabasto de productos-, fue de 12 mil 855.

Aunque Porras no lo dice, la verdad es que la tienda fue “muerta” por inanición. Fue estrangulada desde las administraciones panistas.

 EL CRESPON NEGRO EN LA TIENDA

 El galerón que ocupaba la tienda luce desolado. Unos cuantos productos fueron acomodados en los primeros anaqueles. Son las últimas ventas que se harán de aquí a este martes, que habrán de cerrar para ya no abrir más.

Hay clientes que se presentan en busca de ofertas con motivo de la liquidación. Pero no las hay, todo se sigue vendiendo igual. Son las instrucciones superiores.

Esta vez, para acabarla, les dio “gane” una mujer que entró despistada y cargó con un shampú que vale 76 pesos. 

Tarde se dio cuenta una de las cajeras, dio la alerta y el subgerente Librado Treviño fue a alcanzarla. Le revisó su bolsa pero no halló el producto (al parecer lo llevaba en sus partes íntimas).

Es el robo hormiga que siempre padecieron. 

En la puerta principal del galerón hay un crespón negro. No pocos creen que es luto por la “muerte” de ese giro que permaneció más de 40 años. 

Alfonso Porras lo niega.

-Se puso con motivo de la muerte del señor Don Sebastián Lerdo de Tejada, un director muy consecuente con la existencia del Superissste.

En el fin de esta historia, los sindicalizados serán reubicados, lo mismo que la gente  de confianza. Solo Porras y Treviño, directivos, quedarán desempleados a partir del 15 de septiembre.

Sin ofertas de algún reacomodo, irán a la fría banca del desempleo.

Leave Comment

*