¡Aquí estamos!

Oct 2nd, 2015 | By | Category: Editoriales

¿Para qué sirve el salario mínimo?

Lic. francisco Javier Álvarez de la fuente

alvarezf_2@hotmail.com

Salario es la retribución que recibe un trabajador por los servicios prestados a su empleador durante un lapso estipulado y bajo una remuneración pactada, es decir es lo que nos pagan por trabajar una cantidad de horas establecidas. Esta remuneración está estipulada en un contrato y tiene que cumplir con ciertos estándares establecido en la Ley Federal del Trabajo donde quedan plasmadas las normas que se deben cumplir entre trabajadores y patrones.

El salario familiar. Los Santos Padres y los Pontífices, al referirse al salario vital y suficiente, recalcaban que debía bastar para el mantenimiento (y decorosa vida) del trabajador y de su familia. Siendo evidentemente la retribución del trabajo la fuente de ingresos del obrero, y conviviendo éste regularmente en régimen familiar, es claro que la medida del salario no debe ser puramente individualista, sino ajustada a las exigencias del grupo doméstico. Aunque la Rerum Novarum no trató expresamente del s. familiar, sí aludió al necessarium vitae del obrero «y de su familia». La Quadragesimo Ano declara de modo terminante que se tiene derecho al salario familiar absoluto (el que corresponde a una familia media) y esto por estricta justicia.

El salario mínimo debe ser suficiente para satisfacer las necesidades de un jefe de familia, además de que se considera el primer acercamiento de un trabajador inexperto al campo laboral, comentó Carlos Canfield, profesor del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México.

Pero da la casualidad que en nuestro México lindo y querido, no se toma en cuenta para fijar el salario mínimo, ya que aún y cuando se anunció con bombo y platillos que a partir del 1 de octubre dejaba de haber tres zonas para el pago del salario mínimo y que a partir de esta fecha solo habrá una zona con un mismo salario o en otras palabras dejará de haber mexicanos de primera, de segunda y d tercera y ahora solo habrá mexicanos de cuarta porque ese salario mínimo que a partir del 1 de octubre se pagará a todos los mexicanos, no cubre las necesidades del obrero y su familia incluso para los de una sola persona.

En México el salario mínimo sirve para establecer límites o mínimos de pagos por diversos conceptos, por ejemplo, las multas de tránsito, límites de las deducciones personales en materia de impuestos, el pago de seguros, entre muchos otros.

Al respecto Basilio González, presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), explicó que en México existen 262 reglamentos federales y en 118 de ellos se hace referencia al salario mínimo para efectos legales (sanciones, límites de pagos); mientras a nivel estatal, cerca de 40% de la legislación utiliza esta referencia.

“No sólo es para multas, también la recuperación de créditos en el Infonavit, las prerrogativas de los partidos políticos, las becas que otorga el Conacyt para estudiantes, entre muchos conceptos se miden en salarios mínimos”, expuso el Presidente de la Conasami.

Sólo por mencionar unos ejemplos, el salario mínimo vigente en el Distrito Federal que a partir de 1 de octubre de 2015 será de $70.10 pesos diarios, es el pago de una Acta de nacimiento en Tamaulipas; además se utiliza para medir el monto máximo de crédito que otorga el Infonavit, que es de 350 veces .

También la suma asegurada de los seguros básicos de gastos médicos se mide en salarios mínimos, que van de medio a 20 salarios mínimos diarios vigentes en el Distrito Federal. Las becas del Conacyt para estudiar en México un posgrado se ubican entre cuatro a seis SMVDF.

El salario mínimo se divide en general y profesional, el general es el primer acercamiento del trabajador con un sueldo, mientras que el profesional es cuando ya se tienen conocimientos, experiencia, capacitación, etcétera en un ramo específico.

Así las cosas, sobre el salario mínimo que en México se paga, y que no cubre lo suficiente para el mantenimiento y decorosa vida del trabajador y su familia como bien lo señala la doctrina Social Cristiana y para seguir anunciando y denunciando todo lo que atañe al bien común… ¡Aquí estamos!

 

Leave Comment

*