La alianza PAN-PRD

Oct 25th, 2015 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Pues bien, para aquellos que se muestran extrañados por la posible alianza PAN-PRD para el 2016, hay que decirles que en Tamaulipas no es tema nuevo.

Ya se dio una alianza entre ambas organizaciones para tratar de conquistar el gobierno del estado. Que no ganaron, eso es otra historia.

Fue en 1992 (va para 24 años). El candidato del PRI, Manuel Cavazos Lerma; el de la alianza, Jorge Cárdenas González.

El resultado final fue de 420 mil sufragios a favor del tricolor y 163 mil para el legendario ex alcalde de Matamoros.

Gilberto Ortiz Medina, registrado por lo que quedaba del PARM, consiguió 37 mil votos, y Juana García Palomares, del PFCRN se llevó la ínfima de seis mil.

En aquella época, unir fuerzas entre azules y amarillos fue un fracaso total. Hasta se hablaba de un posible acuerdo del contrincante opositor para sacarle provecho a la coyuntura.

Por las mismas siglas aliancistas Gustavo Cárdenas Gutiérrez, el hijo de Jorge, jugaba por la alcaldía de Victoria y habría recibido “favores” de los operadores electorales de grupos priístas en el poder. Le dieron el triunfo (o lo dejaron ganar).

No hubo impugnaciones ante los tribunales y el priista perdedor, el “yerno de oro” Carlos Castro Medina, fue designado de inmediato secretario de Salud del gobierno de Cavazos Lerma. Permaneció los seis años.

Sucedió hace 23 años. El viejo Cárdenas era alcalde de Matamoros; había llegado por segunda ocasión a ese encargo. Administraba el pueblo con arranques populistas y arremetiendo en contra del gobierno establecido.

Llegaba a las oficinas municipales a las cinco de la mañana. Se retiraba a las ocho y regresaba. Sin embargo por la tarde ya estaba en su casa durmiendo muy temprano. Quería dar la impresión de ser muy trabajador.

En la campaña estatal recorrió los principales municipios en su avioneta particular junto a un equipo compuesto principalmente por funcionarios del ayuntamiento. Eran sus colaboradores.

Su lenguaje llanero, aunque renegado y grosero (estilo “Bronco”) no despertó el ánimo del respetable como para arrasar votos. Recibió las gracias y regresó a la esquina noreste.

Ahí la familia Cárdenas, llevando a Rolando Martínez Calderoni como candidato de la alianza, quiso ganar por el terror la presidencia. Sus hijos incendiaron las instalaciones del comité electoral, lo que fue grabado por cámaras de la televisión nacional.

Iniciados los juicios correspondientes, los descendientes del antiguo parmista huyeron a Estados Unidos, se dijeron perseguidos y pidieron asilo político que jamás se les dio.

Una última incursión de Jorge fue para senador apoyado por los partidos de izquierda, que tampoco pudo conseguir.

Consideraba que si fue diputado federal y dos veces presidente de aquella fronteriza, fue por el voto de simpatizantes personales y no para los partidos.

En su primer incursión, había sido apoyado por una alianza PARM, PPS y PST. Pensaba que, entre más partidos había, era imposible que lo “vendieran” (como eran sus palabras).

Así pues, de darse la asociación (agua y aceite) en el 2016, no será la primera vez. Ya hicieron una por la gubernatura aunque perdieron casi tres a uno (votos).

A diferencia de aquellos años, ahora son otros los problemas que deben enfrentar los partidos. Las profundas divisiones internas de ambos.

Por un lado los grupos que apoyan como posible candidato aliancista a Carlos Canturosas Villarreal, y otros a Francisco García Cabeza de Vaca.

La historia puede repetirse no solo en que PAN-PRD vayan unidos sino también en los resultados.

Siguiendo con el mismo tema electoral, el PRI está por publicar a nivel estado la convocatoria para los foros Diálogos por el Estado que Queremos, a través de los cuales será elaborada la plataforma del 2016.

Son diez los temas y, según la convocatoria nacional, a Tamaulipas se le concedió un plazo del 20 de octubre al 30 de noviembre, dentro de la lista de 13 entidades en que se realizarán tales eventos.

El registro de la plataforma ante la autoridad electoral debe hacerse antes del diez de diciembre. Habrá que esperar el documento local y la opinión de los precandidatos al gobierno del estado.

La idea de la dirigencia nacional del PRI es aprovechar los puntos de vista, los proyectos de los aspirantes todos para incluirlos en el programa sexenal del gobierno que sigue.

Primero el proyecto y luego el candidato, es la intención tricolor. Es la nueva regla de facto.

Ahora el tema del Partido del Trabajo, cuya desaparición está por horas. El Tribunal Federal Electoral ordenó que se preparen los “funerales” para los siguientes días. Incluyó al Partido Humanista.

Determinaron los magistrados que la “cristiana sepultura” de ambas organizaciones es atribución del Consejo General del INE y de nadie más. Así fueron las instrucciones, no que se les reviva a billetazos que provienen del erario.

Cambiamos para mencionar que el huracán “Patricia” –que llegó a territorio estatal- dejó consecuencias menores por el esfuerzo preventivo coordinado por instancias de los tres órdenes de gobierno.

El gobernador Egidio Torre Cantú accionó los cuerpos de protección civil para hacer frente a las contingencias que trajeron vientos y lluvia, pero no de fatales consecuencias ni daños mayores, a pesar de que en la frontera las precipitaciones alcanzaron hasta los 193 milímetros.

El CDE del PRI anuncia que los títulos de Rey y Reyna del Adulto Mayor fueron ganados por el matrimonio Luciano Lozaya y Ambrosia Izaguirre, originarios del municipio de San Nicolás, en tanto que el Rey con Más Experiencia fue para Enrique García, de 94 años, de Jaumave.

 

 

Leave Comment

*